lunes, 15 de febrero de 2016

MI hija y el juicio de la infanta

Tenemos una actualidad tan loca que hoy no sabía si venir aquí a hablaros de la autoinflingida prisión domiciliaria de Rita Barberá, de la espantá de la abuela Esperanza o de las negociaciones de los pactos convertidas en política de patio de colegio ('no te doy la mano porque no te ajunto'  o 'si ajuntas a ese otro no te ajunto yo'). Pero al final voy a decidirme por algo que me parece una oportunidad fabulosa para todas las madres de 'princesas', es decir, mayoritariamente niñas (aunque no digo que no haya también niños que hayan sucumbido al embrujo), normalmente entre los 2 y los 9? 10? (corregidme si me equivoco, la mia tiene 6 y no sé cuánto le durará) fascinadas por el mundo de las princesas Disney. 
Cierto es ,en su defensa, que las princesas Disney no han sido ajenas a la evolución de los tiempos y son cada vez más guerreras (Brave sin duda es mi favorita) y más dueñas de su destino, sin tener que esperar dormidas a que venga un príncipe azul a despertarlas. Pero aún así me parece que, para evitar justamente esa idealización de la princesa bella y pasiva, puede resultar de lo más aleccionador y pedagógico para nuestras nenas que les enseñemos a la infanta sentada en el banquillo de los acusados. 



No será fácil pero podrá valer la pena que de la manera más sencilla posible les expliquemos lo que ha llevado a SAR hasta ese lugar tan ingrato para que 1- desmitifiquen la profesión de princesa que tanto les fascina y que vean que no es un camino de rosas libre de desgracias. 2- se den cuenta de adónde te puede llevar un amor ciego e incondicional por un príncipe azul con físico de efebo, mucha ambición y pocos escrúpulos. 

5 comentarios:

  1. Y que no se puede ir de tonta por la vida. No cuela, ni aunque seas princesa.

    ResponderEliminar
  2. Me encantó tu entrada!! Para mí que las princesas se queden solo en los cuentos! Y no creo que a las niñas les dure hasta los nueve años el tema, mi hija de siete ya pasa bastante de princesas aunque algo aun queda ;)

    ResponderEliminar
  3. ¿Sabes que el hijo mayor de la infanta tiene ya 16 años?
    ¿Cómo le habrán explicado que les están juzgando por haberse quedado con tanto dinero que no es suyo?

    ResponderEliminar
  4. jo... y así sin acritud y con la única y sana intención de lanzar una pregunta al aire....: ¿de verdad hay que empeñarse tanto en dismitificar a las princesas Disney????? yo creo que con los años, una niña se da cuenta de que son cuentos y prefiere otras profesiones. Por ejemplo, youtubber como la mía. Y mira, puestos a elegir, quizá la profesión de princesa comparada con la de youtubber, no esté tan mal

    ResponderEliminar

Compártelo