jueves, 14 de mayo de 2015

Entregada (por un día) al DIY

Vaya por delante que no vivo entregada al Do It Yourself. Las manualidades, el bricolaje, las labores o la marquetería no forman parte de mi vida diaria; no porque no me guste, sino porque no me da la vida. Esas blogueras que hacen a diario manualidades con sus hijos y, no contentas con eso, las fotografían y las cuentan (paso a paso!) en su blog merecen un monumento, además de mi más rendida admiración y gratitud por todas las cosas que nos enseñan y lo mucho que nos recrean la vista con sus monerías.
Pero la verdad que cuando me meto en faena disfruto muchísimo. Me relaja muchísimo hacer trabajos con las manos -a ser posible que no exijan demasiado esfuerzo mental- . Soy una apasionada de la pintura, de todo tipo, de brocha gorda, pero también de pincel fino. Dame una pared y un bote de pintura, o unas acuarelas y un papel, y un par de horas, sin hijos, eso sí, y me convierto en la mujer más feliz del mundo.
Por eso disfruté como una enana el pasado sábado en el Encuentro DIYHuntersDay que organizó Yo Dona junto con Handbox


Conocimos a blogueras de esas que te dejan la boca abierta, como Marta de 2nd funniest thing, Silvia de Na Lua Dulce, Anna de Fácil y Sencillo, Laura de Trasteando DIY, Rosa de Reciclado creativo o Mar y María de Sonambulistas
Y por la tarde nos pusimos manos a la obra en los diferentes talleres, de scrapbooking (me pirra!), de bricolage, para hacer una escalera!, de washi tape (que empiezas a poner y no puedes parar) 
Y con los amigos de Reparalia hicimos con nuestras propias manitas una lámpara vintage, con las bombillas de filamentos esas tan chulas. Y montamos hasta el enchufe, yo no daba crédito. Y al enchufarla funcionaba!!!  Si no me créeis (mamá, te aseguro que monté yo el enchufe) en este post podéis vernos en plena faena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compártelo