martes, 21 de enero de 2014

Tiempo de calidad, pero para nosotras mismas

Os voy a confesar un secreto. voy a yoga dos veces dos veces por semana. Los martes y los jueves antes de la cena, cuando el padre de las criaturas me da el relevo en la crianza. Una horita cada día. No es mucho. ¿Qué son dos horas en una semana completa? Y aún así me ha costado, y me sigue costando, blindarlas y no faltar a mi cita. Mis hijos insisten siempre para que no vaya, para que me quede practicando en casa, como trato de hacer los días que no tengo clase. Con uno saltándome encima, y otro quitándome la colchoneta cada vez que me levanto. Lo ideal para practicar el control mental.
Por eso me relamo durante toda la semana pensando en esas dos horitas de yoga fuera de casa. Son mi retiro secreto, mi espacio privado, al que no estoy dispuesta a renunciar.
Así que como todavía estamos en enero, el mes de los buenos propósitos y las nuevas resoluciones, hagamos de esta nuestra resolución del 2014:  dedicarnos tiempo a nosotras mismas. Reservaos tiempo de calidad para vosotras: una hora para el yoga, para la piscina, el boxeo o para cualquier otro deporte, para quedar con una amiga, visitar un museo, ir de compras o simplemente dar un paseo en soledad por tu barrio. Porque hace falta, porque necesitamos escucharnos a nosotras mismas sin interferencias externas, sin demandas ni exigencias de pequeñas criaturas.

martes, 14 de enero de 2014

La madre imperfecta y el dentista

La madre imperfecta odia ir al dentista. Cada vez que le toca ir se pasa noches sin dormir tratando de autoconvencerse de que no puede ser peor que un parto, de que si fue capaz de dar a luz, y no una sino tres veces, será capaz de sobrevivir a un empaste e incluso a una endodoncia. Como se le ha roto una muela, y ve las estrellas, no le queda más remedio que pedir cita de urgencia. La madre imperfecta no logra colocar a los niños y tiene que llevárselos a la consulta del dentista. Por el camino las fieras, con esa intuición que no se les escapa  una, se dan cuenta de que ocurre algo. '¿Qué te pasa?' '¿Estás enfadada?' '¿Por qué tienes esa cara?', le van preguntando durante todo el camino, a lo que la madre imperfecta responde, a duras penas, con monosílabos. Ya en el ascensor por fin estalla y confiesa: 'Que me dejéis tranquila, que no me pasa nada, solo que no me gusta ir al dentista'. Y ahí la cara de los tres cachorros se ilumina, se dan cuenta de que están ante una oportunidad única de vengarse de la persona que les trajo al mundo. Y la madre imperfecta, como si no tuviera suficiente, tuvo que aguantar que sus polluelos le repitieran el discurso que ella tantas veces les ha echado:' Ahhhh, pues es muy importante ir al dentista', dice el mediano. 'Tienes que cuidarte la dentadura', apunta el mayor.

martes, 7 de enero de 2014

Vuelta a la rutina

Hoy probablemente sea el día más feliz para los enanos, encerrados en casa sin cole con todos los nuevos juguetes. Hoy es el día mejor de mi vida, me ha dicho entusiasmado mi hijo mediano. Para los mayores, un poco menos, que nos ha tocado volver a la rutina y a la vida normal a toda velocidad. Hemos tenido que recoger el belén casi al mismo tiempo que los envoltorios de los regalos, siempre se me hace un poco brusca esa transición, pero claro, es lo que tiene que el día de Reyes sea la traca final de las Navidades en muchas casas, como la mía. Pero siempre nos queda el recuerdo de la magia de estos días, de la emoción de los enanos, de los nervios de pequeños, pero también de los mayores, porque aquí donde me tenéis he pasado tres días atacadita recorriendo todas las jugueterías de mi ciudad dándole vueltas a los regalos, que casi me ha quitado el sueño el pensar en qué iba a recibir cada niño, si sería adecuado para su edad, si le gustaría... Y sí, mis desvelos han tenido su recompensa porque ayer estaban los tres emocionados. Y qué queréis que os diga, que voy a tratar, y esta va a ser mi único propósito para este nuevo año, de no quitarme del todo la corona de Reina Maga, a ver si logro mantener la ilusión por hacer las cosas más bonitas para todos y disfrutar cada instante al máximo. FEliz 2014 a todos!

Compártelo