miércoles, 9 de abril de 2014

La belleza es un estado de ánimo*

Mi cuñada me riñó el otro día por no llevar pendientes. Me comentó que últimamente siempre me veía sin ellos y cuando le dije que no me los ponía por falta de tiempo, me echó una bronca.Y os tengo que confesar que esto me ha hecho reflexionar mucho sobre cómo cuido mi aspecto: es cierto que he dejado de ponerme pendientes, igual que prácticamente he dejado de pintarme las uñas (llevarlas cortas y limpias me parece un triunfo). todo por falta de tiempo. Me podréis decir, como me dijo mi cuñada, que en ponerse unos pendientes se tardan segundos, y es cierto, pero más que el tiempo es pensarlo, tenerlo en mente, reservarle esos segundos en medio de la locura de tareas que tienes que hacer antes de salir de casa (prepara desayunos, saca ropa, peina, controla mochilas y ropa....). Me consuela pensar que, según un estudio realizado por Dove, no soy la única a la que le pasa esto: solo el 24% de las españolas dice tomar el tiempo necesario, o el que le gustaría, para cuidarse a lo largo del día. Es decir, que el 76% restante vamos tirando y a la carrera. Sin ponernos pendientes, sin pintarnos casi las uñas. Chicas, sin darnos ni siquiera crema hidratante (desde que tengo hijos mi propósito número uno cada año nuevo es darme crema en el cuerpo al salir de la ducha, no os digo más). Y no puede ser, así os lo digo, no podemos seguir así. Aquí vengo hoy a hacer firme propósito de enmienda, y me voy a plantar unos pendientes, hidratarme hasta las orejas y, en un esfuerzo sobrehumano, hasta me voy a pintar las uñas (me va a dar la impresión de que voy de boda con tanto cuidado).
Y de esta guisa me voy a echar al mundo a por todas, sintiéndome la reina del mundo. Ya lo dice el estudio de Dove, la belleza es un estado de ánimo y cada mujer tiene dentro de si misma el potencial de sentirse bella y radiante.Y eso le da fuerzas y seguridad en ti misma. No hacen falta grandes cambios ni grandes inversiones en ropa, operaciones o maquillajes.


Lo han demostrado con un experimento muy curioso que podéis ver en este video Dove:Parches. Durante dos semanas colocaron a varias mujeres un parche en el brazo, asegurándoles que les ayudaría a estar más guapas.

Al cabo de 15 días todas aseguraron que se sentían y se veían mucho mejor, que no solo se encontraban más atractivas, sino más fuertes y con mayor confianza en si mismas. Y fue entonces cuando se les reveló que el parche no tenía nada, ¡¡era un placebo!! Y es que la esencia de la belleza es,  al fin y al cabo, algo tan simple, y al mismo tiempo tan complicado, como sentirse bien con una misma. Y para vosotras, ¿qué es la belleza? ¿Qué os hace sentiros guapas?

*Post patrocinado por Dove.



4 comentarios:

  1. Jejejeje, nunca me he alegrado tanto como ahora de no haber sido una loca del maquillaje; mis amigas lo saben, pocas veces me maquillo y las uñas ni te cuento... No tenía tiempo ni ganas cuando no estaba la manada y ahora mucho menos. Supongo que si lo hubiese hecho siempre estaría dentro de mi rutina y no sería para mí un esfuerzo sobrehumano abrir "la bolsa del taller facial". Pasopalabra, la crema hidratante después de la ducha ya me cuesta un triunfo.
    El vídeo muy bueno. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. Lo de los pendientes... haz como yo. Yo llevo unos pequeñitos de oro blanco, que no me los quito ni para dormir ni para ducharme ni para nada... Así no tengo que pensar qué pendientes me pongo. (vamos, como mis peques).

    ResponderEliminar
  3. Los pendientes!
    Hace unas semanas, me dice Elmayor (4 años), que por qué no llevo pendientes. Le contesto la verdad verdadera, que él y su hermana me daban tirones en las orejas y más de uno perdí y decidí quitármelos. Y eso que llevaba de los pegados a la oreja que nunca me quitaba. Total, que me dice, 'ah vale, pues por qué no te los vuelves a poner, que ya somos mayores y no te los quitamos y así estás más guapa.' Y me compré un par y todo, pero no me acordaba de ponérmelos nunca, hasta esta mañana, que se ha levantado Elmayor media hora antes para decirme que me pusiera los pendientes, y yo, ´más obediente que él y su hermana, me los he colocado antes de salir.
    A ver lo que duran!!! jajaja

    ResponderEliminar
  4. Yo hace tiempo que no me pongo, cuando decido ponerme mis orejas me dicen "basta", falta de costumbre me molestan. La verdad es que he renunciado a ello. Para no verme tan "desnuda"...un truquillo, he sustituido los pendientes por una cadenita fina de oro. No hace el mismo efecto pero al final de la parte de arriba te ves más arreglada (eso si, siempre que no lleves cuello alto, claro). En fin a mi me funciona y no me la quito para nada...No sé si te ayudará. Un saludo.

    ResponderEliminar

Compártelo