lunes, 7 de abril de 2014

Cumpleaños lleno de huevos

La princesa cumplía ayer cinco años y como este año estamos en la recta final hacia la Semana Santa (que otros años ha caido antes del 6 de abril) decidimos que fuera una fiesta temática de pascua! Huevitos por doquier. Primero hicimos búsqueda de huevos de chocolate (y de conejitos, pollitos y hasta mariquitas, ya puestos, me hice con todas las existencias de figuritas de chocolate del supermercado) por la terraza.
Y luego pasamos al taller de pintar huevos de colores. Me recorrí todo mi barrio buscando huevos blancos (¿por qué ahora todos los huevos vienen marroncitos?). Los tenderos de las pollerías me miraban como si hubiera perdido el juicio y, cuando finalmente di con uno que los tenía, me puse tan contenta que casi le doy un abrazo y le tuve que explicar que era para que los pintaran los niños de colores. Logré agujerearlos por abajo y, con mucha paciencia, vaciarlos y lavarlos. Y, para mi sorpresa, no se rompen fácilmente, todos sobrevivieron a la sesión de pintura. Usamos témperas con pinceles y quedaron muy divertidos.



4 comentarios:

  1. Preciosos han quedado . Menuda paciencia para vaciarlos y sí ,pensamos que los huevos son frágiles pero la composición química de la cáscara es precisamente lo contrario.

    http://serendipeandoagusto.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado de lujo, y no soy crédito por fin me has hecho caso y hay foto en el blog!! FOTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO estoy haciendo algo bueno de ti!! besoss

    ResponderEliminar
  3. Felicidades por esos 5 geniales años.
    ¿Por qué serà que no hay huevos blancos?

    ResponderEliminar
  4. En Alemania en lugar de vaciarlos se cuecen y en e desayuno de Pasca el domingo se comen.

    ResponderEliminar

Compártelo