miércoles, 23 de abril de 2014

Confesiones de la vuelta de vacaciones

Lo tengo que contar. Si no lo cuento, reviento, que ya sabéis que una viene a este blog a exorcizar temores y a desahogar remordimientos. Llegamos anoche de viaje. Muy tarde. De la madre patria italiana  (la mamma patria, debería decir). El avión aterrizó con retraso. A las 10,30 estábamos aún cogiendo las maletas. A las 11 menos cuarto cogiendo el taxi (los tres niños y yo porque en un taxi normal no cabe una familia de cinco miembros, aunque anoche me contó el taxista que por fin han aprobado los taxis de siete plazas. aleluya!!! mis oraciones han sido escuchadas). A las 11 y 10 llegamos por fin a casa tras siete horas y media de viaje. Los niños se durmieron en el taxi, los tuve que despertar no ya solo porque no podía llevarlos en brazos, sino porque cada uno tenía que cargar además de consigo mismo con un bulto. Como una procesión de sonámbulos penitentes atravesamos el portal. Logré que hicieran un pis. Nos saltamos el lavado de dientes y se metieron en la cama tal y como estaban vestidos (les quité, eso sí, el abrigo y las botas, no os vayáis a creer). Y, aquí viene la confesión, esta mañana, tras un despertar duro donde los haya, se han ido al cole tal cual viajaron ayer y tal cual amanecieron esta mañana. Mentiría si os dijera que me he sentido mal por ello.

6 comentarios:

  1. Nunca comento, pero es que me ha encantado! Yo hubiera hecho lo mismo!

    ResponderEliminar
  2. Por eso yo trato siempre de evitar volver de vacaciones el último día y a la última hora, necesitamos readaptarnos a casita!!

    ResponderEliminar
  3. Mala madre! jajjajaja no que es broma. Pobriños ellos y pobriños tú, pero aunque no te haya importado te digo que de este detalle no se van a acordar, pero si de lo bien que lo habéis pasado.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí que suena mal,jajaja, así contado claro. Bueno , los niños son distintos a los adultos .Yo muchos viajes que he llegado así , al otro día he dejado al niño descansando en casa y mira ha estado ,menos descansando , haciendo de todo , brincando ,corriendo por toda la casa , en fin que le hubiera ido mejor ir al cole. Así que no te duela la conciencia , que ya descansaran.

    ResponderEliminar
  5. Ja ja ja! Pues no te sientas mala madre, la verdad es que yo hubiera hecho lo mismo. Total un día no pasa nada -porque entiendo que ha sido solo un día, no?- ;)
    muy buen post. Felicidades!

    ResponderEliminar
  6. jajajjaja, no me esperaba el final, qué risa, eres lo más

    ResponderEliminar

Compártelo