lunes, 3 de febrero de 2014

Nana de la cebolla

Leo un comentario que me deja una madre desesperada en el post de las toses nocturnas (un post antiguo y sin ninguna duda uno de los más visitados de todo mi blog, lo que indica mucho de qué buscamos las madres en internet y qué les pedimos a los blogs: consejos y ayuda para superar la cotidianeidad de la crianza, con sus altos y sus bajos). La madre en cuestión dice que su hijo tiene mucha tos y que lo ha probado ya todo y que está desesperada y que si alguien sabe de otro remedio que le digamos. Pues resulta que también mi hija pequeña estaba hace un par de días con una tos perruna, de ese tipo de tos traicionera que por el día da una tregua y que ataca en cuanto la criatura pone la cabeza sobre la almohada. Ya me preparaba yo para una noche en vela, cuando la abuela de la criatura (a la sazón, pediatra) me dijo que le habían hablado de un nuevo remedio.
Yo esperaba que me diera el nombre de un nuevo fármaco revolucionario, alguna técnica ultramoderna, algo resultado de años de investigación. Y cual sería mi sorpresa cuando me dijo que le pusiera media cebolla cortada bajo la cama. ¿Media cebolla?, pregunté, pensando que había entendido mal. Sí, bajo la cama, corroboró. Y ahí me tenéis a mí, que odio la cebolla, cortando el vegetal y poniéndolo bajo la cama. Me sentía como si estuviera poniendo ajos para espantar vampiros; al fin y al cabo se trataba de espantar otro monstruo nocturno: la tos. Y os diré que la niña, que hasta ese momento, había estado tosiendo, dejó de toser y durmió como los ángeles toda la noche. A la noche siguiente repetí y durmió de nuevo como un angelito. Se  me han acabado las cebollas. Hoy tengo que comprar sin falta. Como poco un par de kilos.

13 comentarios:

  1. Eso no es un nuevo metodo,es mas viejo que andar :-).la cebolla segrega una sustancia que ayuda cuando se tiene tos y tambien en casos de mucho moco.tambien he probado para la tos un nuevo jarabe natural hecho con hierbas naturales de tomillo y romero,no me acuerdo el nombre y no me llevo comision :-) se compra en farmacias.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, la casa apesta pero no falla.
    A mí me lo aconsejaron cuando estuve embarazada, tenía mucha tos y no podía tomar nada.

    ResponderEliminar
  3. jaja yo se lo recomendé a una amiga y me miró como si le estuviera hablando de brujería... pero mira, debió funcionar, porque desde entonces siempre que su niño se pone malo me llama para ver si conozco algún remedio "mágico" ;-)

    ResponderEliminar
  4. Despues de incontables bronquiolitis y neumonias varias, es uno de los mejores remedios que he probado!!!!!!!. CAmbia la cebolla cada noche y procura cortar la primera capa si la usas luego para cocinar, pero no la comas cruda (dicen que atrae las bacterias, me suena a brujeria pero por probar..........)
    Amaya de lalibretadeamaya.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Es un remedio genial. Siempre lo hago.

    ResponderEliminar
  6. Si es un clasico desde luego, remedio de la abuela de toda la vida si acaso se resite la tos ademas, elevar el colchon poniendo un almohada grande debajo, + cucharad de miel + un poco de vips vapor up y cebolla cortada por su puesto no hay tos que se resista

    ResponderEliminar
  7. De toda la vida, nosotros lo ponemos en la mesilla de noche una cebolla cortada en cuartos, pero funciona a veces sí a veces no, a veces muy bien a veces no tan bien, pero si hay tos seca hay cebolla

    ResponderEliminar
  8. WOW!! no tenia ni idea y tengo muuuuuucha necesidad para un remedio asi de natural, y no intrusivo!! GRACIAS!

    ResponderEliminar
  9. qué funciona, ya te digo que funciona...

    ResponderEliminar
  10. sí, mi pediatra también lo recomienda, pero yo la odio, y cuando alguna vez lo he intentado -como no tengo fe en el tema- en cuanto entro dos veces a la habitación y veo que la niña todavía tose y que huele espantosamente, saco la cebolla y me la llevo a la nevera para que no huela más, pero deberé ser más paciente me temo...

    ResponderEliminar
  11. Mis hijos tienen 5 años y llevo 5 años utilizando cebolla. No hace falta debajo del colchón, con ponerla al lado de ta cama es suficiente. También vale para adultos, por supuesto.

    ResponderEliminar
  12. Pero, mamás, ¿cómo se pone la cebolla? ¿Cortada solo por la mitad? ¿En agua? ¿En dados? Estoy dispuesta a probarlo aunque huela mal el dormitorio del niño!!

    ResponderEliminar
  13. Creo que mejor si la cortas en trocitos. Y mejor todavía si la cortas en la misma habitación donde va a estar, para que se queden ahí todos los efluvios.
    Ah, a nosotros también nos funciona, junto con la cebolla, el incorporar al niño un poco poniendo una almohada debajo de su colchón.

    ResponderEliminar

Compártelo