jueves, 20 de febrero de 2014

Ganas de primavera

Esta mañana la niña lloró al llegar al cole, se quería volver a casa. Vamos a casa, mami, me decía hipando. O eso me pareció entender porque con el hipo y la llantina no se le entendía muy bien. Y de verdad que me dieron ganas de ponerme a llorar con ella, y luego de agarrarla de la mano y salir las dos corriendo para casa. Porque yo también estoy cansada de la rutina invernal. Casa-cole-trabajo-cole-casa. Estoy cansada. Estoy harta. Quiero que llegue la primavera. Quiero que llegue la primavera. Quiero salir al parque. Quiero ponerme sandalias. Quiero comer helados. Quiero ir en manga corta. Quiero pasear al sol. Quiero coger flores en el campo y hacer coronas con ellas. Quiero poner ramos de margaritas en vasos con agua. Y hasta entonces me quedaría en casa encerrada. Ni cole ni trabajo. Mamá en huelga.

1 comentario:

  1. Pues yo haría lo mismo. Mi niño el otro día hasta soñó que íbamos a la playa, pobriño... Y es que aqui en Galicia este año no da tregua. Antes de ayer fuimos al parque con la bici porque aguantó 1 hora y cuarto sin llover (sí lo conté) y él estaba como desbocado por jugar al aire libre, y yo paseando con una sonrisa que parecía que estábamos de vacaciones en las Bahamas!
    Así que sí, que venga ya la primavera.

    ResponderEliminar

Compártelo