viernes, 27 de diciembre de 2013

Balance del 2013. Grandes hitos de los cachorros

Se nos hacen grandes los cachorros, y el tiempo parece pasar a otra velocidad desde que los tienes, ¿por qué ahora vuela? físicos del mundo, por favor, denme una explicación lógica a esto. Que hace nada eran unos bebés y ahora ya son personitas independientes con criterio propio. Y a mí esto se me ha pasado en un soplo.
Y yo, como supongo que haréis vosotros, sigo midiendo mi tiempo por ellos; ellos marcan los hitos de mi vida, el año que nació cada uno, el que empezó a andar uno, otro, y otra, la primera carrera en bici sin ruedines, el día que empezaron a leer.... Y ahora llega momento de hacer balance de lo que ha sido el año. Estos serían nuestros hitos del 2013:
- El mayor empezó a ir solo al colegio con 10 años y medio. Son solo cinco minutos andando por una calle muy tranquila, pero yo, que hasta ese momento me las había dado de madre muy abierta y poco controladora,  lo había dejando dejando y dejando y dejando, con mil y una excusas absurdas, hasta que por fin ya no hubo más remedio y se fue él solito. Y a partir de ahí ya todos los días. Y todavía hoy miro por la ventana a ver si viene. Y, yo que me las daba de tan moderna y decía que no iba a hacer lo mismo que hacían nuestros padres, le he repetido varias veces que no se monte en el coche de nadie desconocido, ni conocido. Y que no hable con nadie por la calle. Ni acepte chuches de un extraño. Y el pobre, cada vez que se lo repito, me mira con cara de mi madre se está volviendo loca.
- El mediano se quedó por primera vez a dormir en casa de un amigo. Y se envalentonó tanto que hasta se atrevió a hacerlo sin su oso de peluche. Que yo estaba en alerta por si hacía falta llevárselo de una carrera para calmarle. Pero no hizo falta.
- La pequeña se lanzó a nadar. Ocurrió en la piscina de un hotel este verano. Se lanzó a bucear y cuando vio que flotaba sacó la cabeza con una cara de ilusión que habría querido grabar para no olvidarla nunca. Y ella se creyó que era algo que solo iba a ser capaz de hacer en aquella piscina, pensaría que ese agua tenía propiedades mágicas. Y cuando regresamos a casa y vio que en nuestra piscina también nadaba, se puso como loca de contento y ese día os aseguro que se hizo una niña mayor.

Y por grandes que sean estos hitos, que lo son, y para cada uno ha supuesto un momento muy importante de su vida y de su crecimiento y evolución como personitas, para mí el gran hito del 2013 ha sido otro: cuando en un viaje en avión (labor ardua donde las haya) se quitaron los tres solitos sus botas y sus abrigos, los pusieron en su bandejita, los pasaron por el scanner, atravesaron el arco de rayos x, recogieron su bandeja y se pusieron ellos solitos las botas y los abrigos. Os aseguro, y creedme, no es una de mis hipérboles habituales, que me puse a llorar de la emoción.
Esperemos que el 2014 nos traiga también muchos momentos maravillosos. Feliz Año Nuevo a todos!

5 comentarios:

  1. Es que ya son personitas, como tu bien dices. Y a mi me duele en el alma que crezcan tan rápido.

    ResponderEliminar
  2. Ahí los tienes y como bien dices pasa en un soplo, ya no hay bebés ya son niños mayores... y en nada se marchan de casa a estudiar fuera, dios mio!!!!!!
    que tengas un 2014 buenísimos Isabel!!!

    ResponderEliminar
  3. Genial lo de los abrigos y el scanner. Definitivamente, se van haciendo mayores...

    ResponderEliminar
  4. Aysss que bonito tu post...
    Yo solo tengo a mi niño con 14 meses y se me ha pasado volado!! no quiero ni imaginar lo que me espera!
    Feliz año y a seguir disfrutando de nuestros hijos y familia con salud.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. El momento del aeropuerto.....yo también lloraría...¡Feliz 2014!!

    ResponderEliminar

Compártelo