miércoles, 27 de noviembre de 2013

Grandes misterios de la existencia

- Mamá, ¿ y cuando tú tenías dos años yo donde estaba?, preguntó ella,  con la inocencia de sus cuatro añitos y medio.
- No habías nacido, respondí yo.
- Ya, pero ¿dónde estaba?, insistió.
-  Es que todavía no estabas, dije yo, que no estaba muy inspirada en ese momento para elucubrar una explicación convincente.
- ya, ¿ pero dónde?,¿en el cielo con los angelitos?, perseveró, incapaz de imaginar un mundo sin ella.

5 comentarios:

  1. Jajaja, si es que son geniales ... Aunque normalemte necesitamos "comprar tiempo" para poder responder.
    Uno de mis hijos, con tres años recién cumplidos, se metió en mi cama un domingo a las 7.00 a.m y me dijo: mamá, ya sé como salí de tu tripita, pero...¿como entré?.

    ResponderEliminar
  2. Son geniales. Yo siempre le digo que era una estrellita en el cielo.

    ResponderEliminar
  3. A mí, mi pequeñín, el del medio, siempre me hace preguntas difíciles y la que tú cuentas me la dijo tal cual. Fue lo más tierno. Y tampoco estuve muy inspirada. Pero aproveché para besarlo y abrazarlo. Cualquier excusa vale.

    ResponderEliminar
  4. Esa pregunta me la hizo la mayor en momento fan absoluto de Campanilla. La respuesta era fácil, estabas con Campanilla...

    ResponderEliminar
  5. Mi hija de 8 años fue la que le contestó a su hermano de 4 cuando hizo la misma pregunta. Y le dijo "estabas mitad en la tripa de mami y mitad en el pito de papá"

    ResponderEliminar

Compártelo