lunes, 14 de octubre de 2013

Nos hemos puesto morados

En casa nos gusta mucho marcar el paso de las estaciones, en cada uno nos entregamos con entusiasmo a sus ritos y costumbres, desde ir a comprar las nuevas frutas (ahora estamos ya esperando impacientes las mandarinas) hasta preparar comidas típicas.
Y el final del verano y el comienzo del otoño tiene un rito obligado: la recogida de las moras. Este año se nos había hecho un poco tarde y no habíamos podido ir antes, y este fin de semana del Pilar yo pensaba que ya no iban a quedar. Al contrario, en las zarzas había centenares de kilos de moras esperándonos. Hemos hecho la cosecha del siglo, y eso que al final decidimos parar porque ya no teníamos botes suficientes para hacer tanta mermelada. Ha sido una cosecha fabulosa, en la que hemos roto varios records familiares: 12 botes de mermelada, ninguna prenda de ropa destrozada de manchas de mora, y solo un niño con  dolor de barriga!

2 comentarios:

  1. ¿Dónde recoges moras cerca de Madrid? Me encanta ir a por moras pero no conozco ningún sitio por aquí cerca donde se puedan coger.

    ResponderEliminar
  2. Yo no sé dónde puede haber moras cerca de Madrid, pero es posible que las haya cerca de los arroyos en los pinares de Valsaín. Todo es buscar. De lo que se trata es de identificar zarzales a lo largo del año y cuando llega la temporada (finales de septiembre) ir a por ellas.

    ResponderEliminar

Compártelo