martes, 3 de septiembre de 2013

Dos recuerdos de las vacaciones

Las vacaciones no se viven solo en el momento. Se sueña con ellas antes, saboreándolas. Y se recuerdan después, alargando en el tiempo lo felices que fuimos, estirando el verano hasta bien entrado el invierno. Por eso, ahora que ya estamos con la vuelta al cole encima, y la vida comienza de nuevo a acelerarse, quería recordar dos momentos de nuestras vacaciones y recomendaros dos sitios para escaparse, en cuerpo y alma, o solo en alma, que soñar es también una manera de viajar.
-Paréntesis sin niños: LISBOA. Una de mis dos ciudades favoritas en el universo entero (la otra es La Habana). Una delicia perderse por sus calles, montarse en los tranvías sin saber adónde llevan, perseguir la sombra de Pessôa por los cafés, beber vinho verde en las tabernas y contemplar, sentados frente al Tajo, cómo pasa el agua y la vida.
- Diversión en familia.  Camping Playa Montroig en la Costa Dorada (Tarragona). Bungalows como casitas de juguete a pie de playa, excursiones maravillosas en los alrededores y unas piscinas con unos toboganes que mis hijos no van a olvidar en su vida.


1 comentario:

  1. Lindos recuerdos... el mar, el sol, la siesta en la hamaca, la risa de los niños, el no tener prisa, la cara lavada sin maquillaje... tantos recuerdos. Creo que voy a hacer un post... me inspiraste! jajajaja

    ResponderEliminar

Compártelo