viernes, 3 de mayo de 2013

DECÁLOGO PARA SOBREVIVIR A LA MATERNIDAD


1- Mata a la superwoman que no hay en ti (ni en nadie). Lo ha dicho lo más parecido a una de ellas, Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook y una de las ejecutivas más influyentes del mundo: “Nadie consigue hacer todo bien, es imposible”.

2- Flagélate lo estrictamente necesario. Si descubres que has dado a tus hijos albóndigas con carne equina no es el fin del mundo, quizás así te salgan campeones de hípica, vete tú a saber.

3- Relativiza y prioriza, no es lo mismo que no haber tenido un disfraz a tiempo, o una tarta de cumpleaños (porque a lo que hemos llegado, como decía Sarah Jessica Parker en Tentación en Manhattan, “antes nos tocaba fingir los orgasmos y ahora las tartas”) que haber retrasado un par de años una dosis de vacunas (y ahora que lo digo, voy a revisar el calendario de vacunación que no las tengo todas conmigo…)

4- Destierra la culpa de tu vocabulario, de tu pensamiento, de tu vida… gestiona tu culpa con mesura.

5- Haz terapia de grupo. Comparte con otras madres, en el parque, frente a un café o un par de cervezas o de gintonics. Te consolaré darte cuenta de que tus problemas son los de muchas.

6- Disfrútalo. Ya que es para toda la vida, pasátelo bien con tus hijos, aprovecha los buenos momentos (que los hay y muchos) y eso te dará fuerzas para soportar los malos (que ídem).

7- Escucha lo que te dicen. Lo de la voz de la experiencia es cierto, y más sabe el diablo por viejo… Pero al mismo tiempo, no escuches lo que te dicen, déjate llevar por tu instinto. Lo que es bueno para otras personas, otros hogares, puede que no encaje en el tuyo ni en tu estilo de vida.

8- Acuerdate de quién eres, o de quién eras. Una cosa es que hayas ‘nacido’ como madre el mismo día que tu hijo y otra bien distinta que olvides quién eras tú antes de serlo. Recuerda que sigues siendo amiga, hija, pareja, investigadora, corredora de maratón, o fan de la costura, pero sigues siendo tú.

9- Reinvidica la imperfección. No se puede tener todo perfecto. Es más, no es saludable ni siquiera intentarlo. Así que no finjas.

10- Y recuerda que la mejor madre es la madre feliz. Lo ha dicho una gran sabia de la materia, la filósofa francesa, Elizabeth Badinter.

¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!

13 comentarios:

  1. reverencias reverencias...

    de madre a madre, pero sobretodo de mujer a mujer, gracias!

    ResponderEliminar
  2. Qué crack! Suscribo cada uno de los mandamientos!
    Estoy deseando verte, darte un abrazo y presumir ante ti de mi nuevo cuerpo (llena de recuerdos hipercalóricos) a la par que de mis estudiadísimas modernisimas y oscuríisimas manchas bajo los ojos...
    Yihaaaaaaa, viva la maternité, liberté y fraternité!

    ResponderEliminar
  3. ole y ole, estoy de acuerdo con todo menos lo de compartir con otras madres, según que cosa, me pongo muy nerviosa, mi hijo ya sabe leer, mi hijo tal mi hijo cual agrrrr

    A sus pies como siempre!

    ResponderEliminar
  4. Espero que no te importe pero el domingo voy a mencionar tu entrada en mi blog, ¡me ha encantado! Tu decálogo es perfecto. Aunque es cierto lo que dice Lucía que a veces las comparaciones son odiosas...

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno!!
    Lo comparto con las madres amigas ;)

    ResponderEliminar
  6. Estoy a 3 semanas de convertirme en madre oficialmente, pero me guardo estos buenos consejos para repasarlos de vez en cuando a lo largo de los próximos años!!

    ResponderEliminar
  7. Genial!!!!!!!!!!!!!!Soy madre de 6 maravillosas criaturas...
    Mil besos
    María

    ResponderEliminar
  8. De supermamas y madres perfectas estan las consultas de psicologos y psiquiatras llenas.
    Como dice Quino: ellos se sacaron el carnet de hijos el mismo dia que nosotras el de madres.

    ResponderEliminar
  9. Un post genial! Una madre feliz e imperfecta siempre es mejor que una infeliz y perfecta!

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Genial, genial!! me encanta... Justo en la diana... Estoy con Baballa en eso del peligro de compartir con otras madres... si son normales sí, pero hay cada una por ahí...

    ResponderEliminar
  11. Nos lo tendríamos que grabar todas en la frente!!!. Basta ya de sentimientos de culpa, de afán por la perfección y de querer llegar siempre a todo!!!

    ResponderEliminar
  12. Me encanta! aunque como dicen unas mamis, eso de comentarlo con otr@s, según que cosas si me atrevo, la carga se hace mas llevadera... ciertamente, ser madre es el trabajo más difícil del mundo!! claro que lo es, y sin embargo han pasado cientos de años y seguimos aquí, luchando dia a día, ser perfecto es algo tan complicado!! priorizar es la base del éxito... pero difícil conseguir jejeje
    Gracias por este post! - no existen las superwomen - Pat

    ResponderEliminar
  13. Wowww nada cae mejor que esto...justo escribí hace un rato el punto 8....aquí sigue la mujer la soñadora la emprendedora la divertida mujer antes que madre soy mujer y aquí estoy no me he ido.

    ResponderEliminar

Compártelo