lunes, 18 de febrero de 2013

¿Finlandia no está tan lejos?

Lo mejor de un blog son sus lectores, los que estáis ahí, y lo leéis, lo soportáis y, sobre todo, lo enriquecéis con vuestros comentarios. De verdad que esto no se paga con dinero, me habéis consolado, animado, aconsejado, apoyado, habéis compartido lo que pensaís y lo que os pasa, me habéis dicho cómo quitarle el chupete a la niña (gracias a esa lectora que me sugirió que se lo entregáramos a los Reyes Magos la niña lleva ya casi dos meses sin usarlo) o cómo castigar a mis hijos. Habéis compartido vuestras vivencias, y así se hace más llevadero el agotador negocio este de la crianza, porque hay veces que te parece que estás luchando tú sola contracorriente.
Como pequeño homenaje a todos los que me escribís, voy a publicar parte de un mensaje que me envió otra mamá bloguera, autora de Finlandia no está tan lejos, un blog delicioso donde cuenta su vida por esos nortes, a los que se ha mudado con sus tres cachorros. Y el otro día me escribió y me hizo replantearme la actitud que tengo en los últimos meses, porque debo confesar que el mal tiempo ha podido conmigo y he reducido al mínimo las actividades al aire libre, hace meses que no piso un parque y mi humor, y mi casa (sobre todo las paredes y las puertas) se están resintiendo.
Esto me contaba Susana:  "Aquí, como ya habrás oído/visto en la tv... los niños van solos de casa al cole y a casas de amigos y blablabla; puede que eso te esté machacando un poco. sí, es cierto, van solos a muchos sitios, pero no se puede comparar.Yo, aquí soy la única madre paranoica que se queda en el parque a jugar con sus hijos, Pero no lo hago sólo por vigilar, que también, lo hago xq me gusta estar con ellos, jugar, disfrutarles ahora que aún se dejan.... Aquí es fácil ir al parque, tienes uno cada dos pasos y ahora.. de momento... todos cubiertos de nieve. el otro día se pusieron a dar saltos de alegría cuando después de mucho rastrillo encontraron "VERDE", mamá, Está verde, está verde, como si fuese oro. Aunque hace muchísimo frío.. vamos tan forradísimos que ni lo notamos, siempre y cuando no perdamos gorro ni manoplas ("los periféricos"). Y sí, les dejan ir solos, ¿sabes xq?, porque la mayoría de los niños tienen el cole a 30 segundos de casa, puede que a un máximo de cinco minutos. Suelen estar en barrios residenciales, lo que supone que no hay tráfico, la gente conduce despacio, lo que supone que quitamos algún peligro y el caso no ves gente por ninguna parte en la calle, da sensación de seguridad. Eso... en Madrid no pasa. No se podría hacer, no es comparable".
Y este mensaje de Susana me ha servido para sacar dos conclusiones: 1- que si en Finlandia van al parque bajo cero y con nieve, nosotros también vamos a ir al parque y no vamos a dejar que el tiempo gris pueda con nosotros. 2- que a pesar del título de su blog, Finlandia sí está lejos, a años luz de nosotros en lo que se refiere a los niños, a su educación y su importancia en la sociedad.

9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Isabel.
    Madre mía, qué desastre, quería añadir una cosa al comentario anterior y resulta que lo he eliminado, en fin... que tengo cabeza, pero porque venía pegada de serie...
    El caso es que quería darte las gracias por escribir como escribes y sobre lo que escribes, nos haces reir, y sobre todo, haces que seamos conscientes de que no somos raras, especímenes, ni de otro planeta ... por pensar lo que muchas veces pensamos, por vivir lo que vivimos y como lo vivimos. Me río y me identifico con lo que escribes. Gracias otra vez.
    En lo que se ha borrado hace un rato, puntualizo, he borrado por accidente, os hablaba de una factura que acaba de llegar a mi casa, 158 euritos de la Escuela Infantil pública de mi primogénito. Con esto quería dejar clarito... que o a mí me están timando.... o la parte gratuita de la educación en Finlandia es a partir de los 7 años, que es cuando empieza a ser obligatoria.

    ResponderEliminar
  3. Amalia de Arozarena18 de febrero de 2013, 12:58

    Querida Isabel:
    No conozco Finlandia, pero llevo tres años viviendo en Copenhague, Dinamarca. Tengo un niño de 5 años y una niña de 2, así que el tema me toca de cerca :-)
    Tengo la suerte de vivir en un país donde los coches no aparcan en doble fila, ni te adelantan por la derecha cuando vas a buscar al mayor al cole (porque los internacionales lo hacemos: los llevamos y los recogemos). Y, además, es el paraíso de los ciclistas.
    Cobro una ayuda trimestral por cada uno de mis niños; me pagan la mitad de la matrícula del cole; durante un año, cobré cerca de 500 euros mensuales por tener a la pequeña en casa y no trabajar en ningún otro lugar.
    Visto así, tener un hijo es un negocio: el Estado ayuda a las madres y en su día ellas le devolverán un pequeño contribuyente que, con sus impuestos, pagará los subsidios de la siguiente generación. Un futuro trabajador que, desde una edad muy temprana, irá SOLITO al cole, irá SOLITO al parque. Aquí ves muchas madres empujando cochecitos, pero nunca, nunca, nunca, encontrarás a una madre de compras con su hija adolescente. Ni una mujer de, digamos, 40 años, del brazo de su madre de 70. Y no digamos ya abuelas con nietos. Sólo se juntan en Navidad, dentro de casa y con velitas.
    Te aseguro, Isabel, que en estos países el concepto de familia no existe. ¿Por qué hay tantas guarderías? Para que los niños no molesten ¿Por qué tantos parques? Para que no molesten (como dice Susana, los padres no van... y si lo hacen, ni los miran). ¿Por qué, en la tienda de informática a la que he ido esta mañana, hay una mesita con pinturas de colores? Para que no molesten. Y efectivamente, los niños no molestan. No reclaman atención, saben que no sirve para nada. Porque sus madres no los abrazan, no los besan, no les curan las heridas que se hacen en sus numerosos parques, no se preocupan en vestirlos de forma conjuntada. Las combinaciones de colores más espantosas que he visto en estos tres años son las de los niños daneses. Ni para eso se fijan en ellos.
    Como bien dices, ellos están "a años luz de nosotros en lo que se refiere a los niños, a su educación y su importancia en la sociedad". Pero no te engañes, no os engañéis: los niños no son importantes, no en el sentido que entenderíamos nosotros. Son una especie de estado transitorio, un ser vivo al que se mantiene entretenido hasta que crezca y cotice. De ahí los parques, las guarderías, las pinturas de colores del Computer City: porque esta sociedad tiene mucho sentido práctico, y a lo que estorba lo saben almacenar en su sitio. Sentido práctico y del orden. En eso, seamos sinceros, en eso nos ganan a los españoles por goleada.

    ResponderEliminar
  4. Hola Susana,
    No sé si es un timo, pero creete afortunada si por esa cuota puedes enviar a tu hijo a un colegio a cinco minutos de tu casa. Este año nosotros nos enfrentamos a la difícil elección del colegio de Aroa, ya han pasado 3 añitos, y es un verdadero dolor de cabeza, pues el sistema por puntos seguramente nos deje fuera del colegio público más próximo a nuestra vivienda y a saber donde nos toca..., todo depende de una letra que sale por sorteo y luego a rezar que entras en el primer colegio elegido....Sólo daros las gracias por compartir vuestras experiencias, que nos dan animo a otras mamis.
    Bikiños

    ResponderEliminar
  5. Creo que algunas cosas que vimos en el reportaje se podrían hacer aquí tranquilamente. Sobre todo lo relativo a cómo se toman la escuela y su sistema educativo. En eso Finlandia me parece que está a años luz. En eso y en lo rápido que los niños se quitan y ponen tantas capas de abrigo ellos solitos: ¡qué soltura! Soy yo y ayudándoles tardo media hora, se quedarían sin salir al patio fijo.

    ResponderEliminar
  6. Desde luego franco no sigue con nosotros, y sin ánimos de hablar d política, si no de referencias cronológicas parece que estamos en la época de antaño, solo que disfrazados por tv de plasma y tablet. Nuestras mentalidades van hacia atrás, no hay más que ver las mentiras que se han tapado para dar una fachada hipócrita al mundo. Decia, que no iba a hablar de política, lo siento.

    ResponderEliminar
  7. sí está lejos sí lejíiiiiisimos...

    ResponderEliminar
  8. Amalia ha dado en el clavo. Gracias, gracias por hacernos ver que lo "idilico" es una pantomima, y que nosotros, con nuestras imperfecciones, miedos y proteccionismos disfrutamos de la familia y de nuestros hijos. Qué triste me parece la sociedad que describes, aunque para otras parezca que nosotros somos los retrasados...

    ResponderEliminar

Compártelo