viernes, 4 de enero de 2013

Ya llegan los Reyes!

Pensé que no íbamos a lograrlo porque el mayor, que desde hace ya tres años conoce la verdad más transcendental en la vida de un niño (los reyes SON los padres), ha estado varias veces a punto a punto de irse de la lengua y arruinarlo todo con comentarios del tipo, "no hace falta que me compres un coche tan caro, con el más sencillo me basta" y cosas por el estilo. Menos mal que el mediano y la niña pasan la mayor parte del tiempo ocupados en pegarse y en darse el uno al otro, o en gritar tirados por el suelo y no le hacen mucho caso a lo que dice el mayor. De esta manera hemos logrado llegar al día 5 con la emoción intacta. eso sí, ha hecho falta un poquito de coaching maternal, que podría llamarse. porque de repente la niña va y me cambia lo quería pedirle a los reyes. Y de querer a Cenicienta pasa hace dos días a querer una Barbie. Y ahí tuve que explicarle que ya era tarde, que los reyes estaban ya de camino con los regalos en las alforjas de los camellos y que no se podía ir cambiando de deseo. El mediano también pasó su momento de confusión cuando el otro día volviendo de viaje en avión le dieron para que escribiera una carta a sus Majestades y el pobre no entendía nada, pero si yo ya he escrito la carta, qué hago escribo otra? pero le puedo pedir más juguetes o les vuelvo a pedir lo mismo?. La verdad que yo no sabía muy bien qué decirle, acabé diciéndole que aprovechara para decirle a los reyes que, desde su carta anterior, había seguido portándose bien, que a sus majestades les gusta mucho recibir informes actualizados sobre el comportamiento. Y todavía ayer yo, como no podía ser menos, me tuve que echar a las jugueterías a buscar algo que nos faltaba. En fin, que todo dentro de la norma de lo que viene a ser una noche de Reyes con niños inocentes. Que os traigan muchas cosas, también a vosotros, que sabéis que no existen, que seguro que lo merecéis.

1 comentario:

  1. Cómo te entiendo... Mi hija ha escrito en las dos últimas semanas más de una docena de cartas...

    Feliz noche.

    ResponderEliminar

Compártelo