jueves, 31 de enero de 2013

Mamá, de mayor quiero ser chorizo

Estimados señores políticos del gobernante Partido Popular,
les agradezco que hayan pensado en nuestros hijos y hayan propuesto ustedes que reciban educación financiera y fiscal con el noble propósito de enseñarles, de cara al mañana, a hacer frente a sus obligaciones tributarias y reducir así el fraude fiscal. Me parece loable su iniciativa, como todo lo que pueda contribuir a mejorar la formación de nuestros retoños, futuros ciudadanos del mañana, que una siempre piensa que el saber no ocupa lugar.
Pero de verdad que lo primero que se me ha venido a la cabeza es que los primeros que deberían aprender tal iniciativa serían ustedes, y sus colegas de otros partidos, para no tener tentaciones de defraudar, como algunos de ustedes, sin ánimo de generalizar ni de ofender, vienen haciendo.
Y lo segundo que he pensado es que si le enseñamos ingeniería fiscal, a lo mejor lo que aprenden es a defraudar más y mejor. ¿No sería más aconsejable enseñarles ética? Con esto no me refiero a la tan traída y tan llevada Educación para la Ciudadanía, a la que tienen ustedes tanta tirria. No, señores, no, me refiero a la ética de toda la vida, a los principios éticos más básicos, esos que nos enseñaban, que robar es de ladrones, y que lo común es de todos, pero eso no significa que podamos reclamar (o llevarnos) nuestra parte, que en la vida hay que esforzarse, y mucho, y trabajar duro para conseguir las cosas, y que hay cosas que no siempre deben aceptarse, aunque sea muy tentador.
Pueden ustedes sentirse aliviados porque esa ética ya se la estamos enseñando en casa los padres, que basta con poner las noticias para que aquello se convierte en una clase magistral de cómo no convertirse en un chorizo, a mi hijo mayor le quedó muy claro viendo desfilar a Diaz Ferrán por el telediario, o más recientemente a su hasta hace nada compañero de partido, el señor Luis Bárcenas, que nos han dado ambos material más que de sobra para explicarles a nuestros hijos qué es lo que no tienen que hacer en la vida cuando sean mayores. Y así les hemos podido explicar que en la vida hay que trabajar duro, que no se puede uno aprovechar del cargo, ni del título, ni del marido, ni de la esposa, por mucha sangre azul que tenga, ni del partido, que no solo hay que ser honrado, sino que hay que demostrarlo, que la honradez es lo único que te deja dormir bien por la noche, y que más vale ser pobre, y no tener ático ni yate, ni palacete, ni ir a esquiar a suiza, que un chorizo con todo eso y mucho más. Anoche hasta le tuve que explicar a mi hijo mayor por qué era una indecencia venderle participaciones preferentes a un jubilado.
Y a ver si nos esmeramos los padres en esta tarea y sacamos adelante generaciones de españoles que crean en el valor del esfuerzo, del respeto a los demás y a lo público.Que falta hace....

9 comentarios:

  1. Y tanto que hace falta. Identificada contigo al cien por cien.

    ResponderEliminar
  2. totalmente de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar
  3. No puedes tener mas razon

    ResponderEliminar
  4. Y tan cierto. La carta se la deberías mandar al señor Rajoy, que no creo que lea por aquí, a ver si se les cae la cara de verguenza, que tampoco lo creo, ....

    ResponderEliminar
  5. Es deprimente el ejemplo que dan los políticos en este país. ¡Es que no dimite ni el tato! Como decían ayer, ¡DIMITIR NO ES UN NOMBRE
    RUSO!
    Marta
    http://www.abilingualbb.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. No podría decirlo con mejores palabras,chapeau!
    Tania

    ResponderEliminar
  7. Hace un tiempo querían ser concursantes de GH, ahora esto.
    No sé con cuál me quedo...

    ResponderEliminar
  8. Y aquí inicio esta fase, gracias por tan buen blog.

    ResponderEliminar

Compártelo