miércoles, 9 de enero de 2013

¿Madrid olímpica?

La escena tiene ya algo de deja vu, solo que cambian los actores, en esta ocasión fueron Ana Botella, flamante y no elegida alcaldesa de Madrid, e Ignacio González, presidente, no elegido, de la Comunidad de Madrid, en lugar de sus mentores, Gallardón y Esperanza Aguirre. Pero vamos, que el guión fue igual: ambos dirigentes hicieron entrega al COI del grueso dossier que contiene todos los méritos que hace Madrid para convertirse en sede de unas Olimpiadas, ahora ya las del 2020, que todas las anteriores no nos tocaron. Dicen hoy los periódicos que preparar la ciudad para los Juegos costaría, nos costaría, unos 1.600 millones de euros. Ahí es nada. Y ya me imagino de dónde los sacarían, aunque como sigamos apretándonos los madrileños el cinturón se nos va a quedar la cintura de avispa de por vida. Pero os confesaré que, en esta ocasión, no me importaría que nos tocaran las Olimpiadas. He cambiado de opinión, y os diré por qué. En 2020 mi hijo mayor tendría 18 años, y supongo que sería una experiencia bonita de vivir a esa edad. Y me gustaría creer, que por soñar no quede, que estas aspiraciones olímpicas madrileñas se traducirían en una mayor apuesta por el deporte, a todos los niveles. Aunque mucho tendría que cambiar las cosas.  Mis hijos entrenan al baloncesto en un pabellón municipal, este año nos han doblado la cuota, porque, como la comunidad ha doblado el precio del alquiler del pabellón. Cuando la presidenta del club de baloncesto se quejó alegando de que estos niños son los equipos de baloncesto del mañana, del 2020, su interlocutora de la comunidad le dijo que eso era competencia del Ayuntamiento, o viceversa, que lo mismo me da, demostrando la implicación de las instituciones, esas que se pegan por la candidatura olímpica, con el deporte de base. Así que, como ocurre con frecuencia en este país, las cosas se hacen de cara a la galería. Y sí, se entrega un dossier muy grueso al COI, se hacen muchas promesas. Y hacer deporte en esta ciudad es en sí mismo un deporte, y de riesgo, sobre todo para el bolsillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compártelo