viernes, 30 de noviembre de 2012

La niña me duerme (2)

En la emocion de anoche no entré en detalles, tan solo os dije que la niña ya dormía. Y ahora al leerlos me doy cuenta de que, después de todo lo que os he torturado con mis noches insomnes y mi tortura nocturna, os debo una explicación sobre el advenimiento de este milagro. ¿Cómo lo hemos logrado? ¿Hipnosis? ¿Viaje a Lourdes de rodillas y flagelándonos? ¿Conjuro santero? ¿Exorcismo? ¿Aplicación sin piedad del método Estivil? ¿Brebajes? ¿Sobredosis de tila y valeriana? ¿Amenazas? ¿Promesa de un viaje a Disneyland vestida de princesa? Pues siento decepcionaros, nada me gustaría más que tener una fórmula mágica, y de paso patentarla y dar la vuelta al mundo divulgándola. Me temo que lo que único que hemos hecho ha sido darle tiempo al tiempo. Por algún extraño fenómeno mis hijos, los tres, han tardado entre dos y tres años, incluso tres y medio como ha sido el caso de la niña, en aprender a dormir de un tirón. Hasta ese momento mágico en que logran dormir toda una noche entera se despertaban varias veces, o lloraban en sueños, o gritaban.... Ahora habrá quien me diga que es culpa nuestra, que no hemos sido capaces de enseñarles, que hemos sido demasiado blandos, que hemos cedido a sus lloros y les hemos mimado demasiado, levantándonos a verles, a ponerles el chupete, a darles un beso. Pero qué quereis que os diga, que si un niño pequeñito llora a mí se me rompe el corazón de no atenderle. Y así hemos pasado cinco años. Levantándonos, turnándonos, arrastrándonos el resto del día, envejeciendo, tirando adelante como verdaderos zombis... Pero no me arrepiento.

7 comentarios:

  1. Culpa tuya no, para nada. Cada niño tiene un ritmo, un momento un lo que sea que lo hace diferente y especial.
    Mis hijos mayores (4 y 3) duermieron conmigo todo lo que quisieron y hubo gente que me dijo que eso no era sano que los acostumbraba mal, etc... no era porque yo quisiera, ellos querían y de repente un día, la mayor cogió su cojín y se fue a su cama, allí estaba más cómoda y dormía feliz.
    El pequeño también dedició que había llegado el momento de irse a su habitación que era suya y solo de él y hasta el día de hoy.

    No van a dormir conmigo hasta los 25, no van a llevar chupete eternamente, no les tendré que dar la comida a la boca hasta la universidad... son niños, ellos saben cuando y como hacer las cosas sin necesidad de más... lo malo es que a veces nosotras "pagamos ese daño colateral"... pero forma parte de ese trabajo que adquirimos cuando lo único que queríamos era ver una rayita rosa en el predictor, a que sí??.

    ResponderEliminar
  2. Yo me canse de oír que estaba mal acostumbrando a mi hijo de NUEVE meses a dormir con uno de nosotros presente. Tiene dos años y lleva tres días durmiendo solito. Su hermano va para los once meses y sigue en la cuna en nuestra habitación . No le hemos sacado porque tenemos que hacer obra primero en su habitación pero ni prisa que me corre eh?. Al final creo que lo que vale es el sentido común de cada uno.

    Tais.

    ResponderEliminar
  3. Sí, yo ya te lo iba a preguntar ¿agua de Lourdes? ¿velas a qué santo?
    Pero sí, lo hemos probado todo (por si acaso, que por mí que no quede) excepto dejarla llorar. Aunque sepamos que en realidad... es cuestión de esperar. Pero es que mientras tanto, ains, no podemos más de vivir a base de cafés.

    ResponderEliminar
  4. Tomo nota, a ver si a mi también me llega el momento de dormir...toda la noche. Llevamos así 22 meses, los 12 primeros en nuestra cama, luego decidió que mejor en la suya, pero nada de chupete, mejor pecho...y así seguimos

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por "la niña que te duerme". Enhorabuena! Besos.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena!! a nosotros también nos ha pasado 3 añitos en agosto y ahora ya duerme del tirón (el 95% de las noches) igualito igualito que sus dos hermanos mayores, así que estábamos preparados y mentalizados, hasta los 3 años nos tocará levantarnos.

    ResponderEliminar
  7. oh Dios mío! y qué hago con la mía que no es mía y que con 6 años recién cumplidos aún tiene "terrores nocturnos" y momentos de "me meo quiero agua y voy a vomitar"?
    De cualquier forma, me alegro muchísimo por ti y por tu santo y a disfrutar!

    ResponderEliminar

Compártelo