lunes, 12 de noviembre de 2012

Crianza mancomunada

Una marca de ropa y artilugios infantiles lo decía en sus anuncios publicitarios: Para criar a un niño hace falta un tribu. Y no puedo estar más de acuerdo. La mitad del estrés y los agobios que tenemos padres y madres en la difícil aventura esta de la crianza es que nos hemos quedado solos frente al peligro, o sea, frente a la criatura y así los enanos se han crecido y han tomado las riendas de nuestras vidas (lo cuenta muy bien el genial Raymond Carver en un ensayo autobiográfico sobre las dificultades que tuvo que superar para lograr escribir. "En un momento dado, sin que pudiéramos evitarlo, los niños tomaron el volante del coche y se pusieron a conducirlo a toda velocidad").  Así es, el coche de nuestra vida lo conducen nuestros hijos. Y nosotros vamos atrás de pasajeros, sin saber adónde nos conducen. Mucha más fácil sería todo si mancomunáramos la crianza, si criáramos a nuestros hijos colectivamente, entre todos. Como cuando te vas de vacaciones con un grupo de amigos con niños y uno se encarga de las cenas, otro de las duchas y otro de preparar las camas. Y ya sé qué la vida no puede ser una eterna vacación, pero alguna manera tendría que haber, que este individualismo exacerbado en el que vivimos no nos está llevando a nada bueno.Qué pena que el experimento ese israelí de los kibbutz no haya funcionado y se hayan puesto a ocupar territorios palestinos, porque hubiera sido una solución haberse ido a un kibbutz. 

2 comentarios:

  1. Hola!

    Estoy haciendo un trabajo para la universidad, y necesito que madres o padres con hijos de 3 a 16 años respondan una encuesta. Os dejo aquí el link por si alguna de las que sigue este blog tiene 5 minutos para responder unas preguntas.

    http://fluidsurveys.com/surveys/carlacle/chocolate-blanco-a-la-taza-1/

    Muchas gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. sabio comentario el tuyo, antes eso lo hacía la familia, hasta que nos europeizamos... todo tiene ventajas y desventajas...

    ResponderEliminar

Compártelo