martes, 18 de septiembre de 2012

¿Y a qué les apunto?????

Inglés y esgrima. Esgrima y baloncesto. Tenis y violonchelo. Ballet y trombón. Percusión o natación. Deporte de equipo o individual, algo que le relaje o que le canse. Un instrumento o un idioma. Como tantas otras madres de este país y del extranjero, en estas semanas de inicio del curso tengo una gran preocupación que ocupa mi mente y a la que no ceso de darle vueltas, conmigo misma o en civilizada conversación con el padre de las criaturas: las extraescolares. Adónde mandar a nuestros retoños para que completen su formación integral como personitas. Que no es poca responsabilidad, porque vete tú a saber si estás castrando a un futuro tenor mandándole a rugby, o anulando a un posible Nadal con sus clases de flauta. De verdad que me parece una responsabilidad tremenda esta de decidir dónde mandar a los niños, que no me siento yo capacitada para decidir de esta manera qué desarrollan más de ellos mismos y qué no, si la sensibilidad musical, el golpe del revés, la pintura con acuarelas o el chino mandarín. Al final os confieso, y aquí os voy a sonar de lo más prosaico y, de nuevo, irresponsable, acaba primando más bien un criterio de orden práctico y pecuniario. A saber, actividades que se impartan en el barrio, que no cuesten un ojo de la cara, (porque no nos daría para pagarselas a los tres, y claro no vamos a mandar al mayor y a loos tros no) y, a ser posible, a las que a medio plazo se pueda mandar a los tres hermanos, por eso de amortizar el viaje. Naturalmente, ha de ser algo que le apetezca hacer a los niños, porque no los vas a llevar arrastrados, que ya basta con acarrearlos al cole, que lo de las extraescolares se tiene que hacer con ganas, que ya bastante tienen encima los pobrecitos nuestros. Así que este año el presupuesto nos va a dar para baloncesto e inglés para los dos mayores,  y a la niña la mantenemos todavía en el feliz limbo de las eternas tardes sin deberes ni clases. Y digo yo¿estaré haciendo bien? debería sacar de donde fuera el dinero para mandarlos a chino mandarín a los tres? debería mandarlos a esas esclavistas clases de entrenamiento matemático y mental tan de moda en las grandes ciudades y cuyo nombre no digo porque una no hace publicidad ni difama en vano? de verdad, que estoy sumida en un dilema que me tiene sin vivir en mí.

8 comentarios:

  1. Nosotros, como tenemos los idiomas mas que cubiertos, nos inclinamos por una actividad artística (música, instrumento, dibujo, baile...) y una deportiva (tenis, baloncesto, natación...) que en principio elijan ellos libremente :-) Claro, que de momento al peque lo tenemos aun feliz como a la vuestra!

    ResponderEliminar
  2. En mi casa, de pequeña, era obligatorio deporte e inglés. Si alguien quería algo más, se veía si se podía y si no...

    En cualquier caso, no te comas la cabeza con lo que podría haber sido. Poco a poco, ellos te pedirán cosas y serás tú quien valore si merecen la pena (y son económicamente viables).

    En cuanto a los métodos de matemáticas, tengo una amiga que lleva a sus hijos y dice que al que va fatal en el cole, mejora; pero con el resto no merece la pena.

    ResponderEliminar
  3. Je,je,je...en esas estamos todos. Al final lo pequeños se convierten en miniacompañantes durante un tiempo.Yo sólo deseo que la niña me salga muy deportista y así pueda unirla al mayor, que como me salga de baile y esas cosas no me cuadra nada.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que en clase ya ponen bastante concentracion como para mandarles por la tarde a algo que tambien requiera que se esfuerzen mucho, yo optaria por algo que les divirtiese que pudieran disfrutar que lo pasasen bien pero que a la vez les enseñase valores, educacion, compañerismo....algun deporte que ellos eligiesen por diversion.
    www.elbauldeainhoa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Comparto los mismos criterios a la hora de elegir actividades extraescolares. Cerca, barato y que les guste. Ya habrá tiempo para desarrollar habilidades, los considero chicos todavía para eso. Y también soy partidaria de algunas tardes libres, para hacer lo que tengan ganas.
    idioma + deporte me parece que está perfecto!
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Suele decirse que lo ideal es un deporte, un idioma y un instrumento... pero yo lo veo demasiado. Este año los míos van a fútbol y a tenis por voluntad propia... aunque el mayor está empeñado en ir a triathlon.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Naaaa, que te preocupas. Yo también creo que en la tarde debe ser algo que les guste, si no sería mucho. Y al menor también lo tengo como pasto silvestre aún.
    Aprovecho de decirte que entre tú y mi mamá me han inspirado y empecé mi blog, sobre otros temas, pero vaya que es liberador.

    http://separada101.blogspot.com/

    Saludos desde Chile!!

    ResponderEliminar
  8. En nuestro caso, que cuadre también para que mamá salga a correr mientras ellos están en sus actividades (correr de deporte, con mallas y calzado deportivo..... que del otro correr de casa al cole, al trabajo, a casa, meriendas, cole, actividades, compra, hacer comidas.... ya vamos "sobrados")

    ResponderEliminar

Compártelo