martes, 14 de agosto de 2012

Alucinaciones de una noche de verano

Después de las vacaciones volvéis todos a casa, está tan recalentada después de tantos días cerrada, que parece que el aire sahariano se ha instalado para siempre en tu salón, no te sorprendería ver aparecer un camello por la puerta del baño. Los cachorros al principio cogen el regreso al hogar con ilusión, sacan todos sus peluches, los colocan en fila en la cama, hacen una fiesta, se acuestan con ellos. Y tú, pobre ilusa, piensas que, a pesar del calor, todo está yendo rodado. Pero la realidad te golpea sin piedad en mitad de la noche. A las dos de la mañana, oyes gritos y medio sonámbula vas a la habitación de tu hijo mediano, sin saber bien quién eres y sin tener muy claro tu vínculo con esa personita que de pie en la cama te recibe con esta declaración de intenciones: "Tengo sed, tengo hambre. No quiero dormir más. Por qué la noche es tan larga? por qué no se hace de día?" Y tú no sabes si traerle una botella de agua, hacerle una tortilla, o explicarle que aún quedan seis horas hasta que se haga de día, que son las dos de la mañana, por dios. Pero él que va a entender de las dos de la mañana. Así que le das un vaso de agua, y en esto se despierta la pequeña, y también pide agua, menos mal que esta no tiene hambre, pero sí que tiene ganas de cambio, y sin decir nada, coge su almohada, su chupete, su biberón acabado, su muñeca, vamos como si se mudara, y se va a otra cama, a cambiar de aires. Y el mediano sigue diciendo que por qué el cielo sigue tan oscuro, que si el sol se ha ido para siempre. Y tú a estas alturas ya dudas de si hay un eclipse, de si te lo estás soñando, de si estás despierta. Sigue haciendo mucho calor, no sopla una brizna de aire. Pero no tienes sed. A la media hora te acuestas, pero ahora sí que estás completamente despierta. Y te parece estar viviendo una alucinación. A la mañana siguiente vas al trabajo como si no te hubieras ido de vacaciones.

6 comentarios:

  1. Pues imagínate eso pero sin haberte podido permitir irte de vacaciones y todas todas las noches de todo el verano levantándote unas 8 veces.

    ResponderEliminar
  2. Ja, ja, ja, ¡me he visto super reflejada!.

    ResponderEliminar
  3. Y yo añadiría: "vas al trabajo... a descansar, por fin".

    Real.

    ResponderEliminar
  4. Si es que no deberías haber terminado las vacaciones!!!!

    ResponderEliminar
  5. Desde donde nos has espiado esta noche de regreso??? Ahhhhh. Te mando muchos besos creativos y millon de gracias por pensar en nosotros. Guapa!!!

    ResponderEliminar
  6. Después de cinco semanas de "vacaciones" con mis 2 hijos de 2 años y nueve meses volví al alivio del trabajo desbordante. Ha sido demasiado intentos pero... son tan lindos!!!

    ResponderEliminar

Compártelo