martes, 19 de junio de 2012

Tarde de madre bloguera

Era una tarde veraniega, de este verano adelantado que tanto se agradece, y la madre imperfecta se pintó los morros de naranja butano, por eso de aplicarse a sí misma la terapia cromática y derrochar optimismo por dentro y por fuera, y se echó a las calles libre cual mariposa, sin descendientes ni cachorros alrededor. Y feliz cual perdiz se dirigió a baby deli donde madresfera y nonabox nos habían convocado. Y allí con otras madres blogueras nos echamos unas risas y hablamos de nuestras criaturas, las de carne y hueso, y las de letras. Delicias de esta vida bloguera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compártelo