sábado, 2 de junio de 2012

Niño, cómete una fruta

La noticia salió el otro día, dio la voz de alerta el Ministerio de Sanidad, que la mitad de los niños españoles tienen sobrepeso. Una barbaridad. Pero claro, vas por ahí viendo lo que meriendan algunos niños y alucinas, que si bollitos, que si galletas con chocolate, que si zumos, que si batidos, que si refrescos, que si chuches. Y claro, así lo entiendes que luego pase lo que pase.  El verano pasado no daba crédito los días que fuimos a un hotel y en el buffet veías a niños prácticamente obesos desayunando donuts, que de verdad daban ganas de decirle algo a sus padres. Y aquí me meto donde no me llaman, pero la responsabilidad de la alimentación es de los padres y aunque salga más cómodo ceder y tirar por la vía fácil, nos toca enseñar a los niños a tener una alimentación equilibrada. Yo en este tema también ejerzo de madre sargento, y el día que les dejo tomar un refresco o chuches mis hijos lo celebran como si fuera su cumpleaños. Y eso sí, he logrado que disfruten como locos comiendo frutas, que se pirran por todas las variedades, sobre todo ahora en verano, que da gusto ir a comprar fruta y volver a casa con el carro lleno de piña, de sandía, de nectarinas, de albaricoque.... Todavía me duele hoy la espalda de los más de 20 kilos que he acarreado esta semana del mercado. Y no creo que me lleguen al miércoles....

4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, cada vez se abusa más de la bollería y ese tipo de cosas, después nos quejamos... A ver si se avanza en esto porque da penita ver a niños, tan pequeños, y con obesidad. Besotes

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que es bastate alucinante lo que se ve en general en los parques a la hora de la merienda. También es muy alarmante la cantidad de zumos que toman, son bombas de azúcar.
    Por nuestra parte hemos establecido que lunes-jueves siempre toca fruta (todavía cortadita, es muy comodona la tía), viernes donut (un día es un día) y el finde bocata o fruta depende de donde estemos a esa hora.
    De momento las bebidas con gas no son problema porque en casa las tomamos muy raramente.

    ResponderEliminar
  3. No acarrees 20 Kg, que tu espalda se resentirá. La experiencia me dice que aunque sólo salga por un kilo de plátanos, me llevo siempre el carrito de la compra, y no hay una sola vez que vuelva sólo medio lleno. Ahora hemos descubierto cooperativa local que te sirve fruta y verdura a domicilio, con horario de mañana y tarde......

    ResponderEliminar
  4. Y qué hacemos si no toman fruta ni a la de tres? Por ahora lo voy superando con lácteos, pero qué ganas tengo de que empiece con los bocadillos de toda la vida. Ahora tiene dos años y medio, pero con un año le gustaba el jamón york, y ahora ni hablar del peluquín.
    Socorro!!!

    ResponderEliminar

Compártelo