jueves, 21 de junio de 2012

La verdadera patria es el verano

Inauguramos hoy un nuevo verano, todavía fresco y sin recalentar. Y en nuestras manos está el lograr que sea inolvidable. Decía el poeta Rilke que la verdadera patria es la infancia, y yo a eso añadiría que la patria son esos meses largos del verano de los niños, esos meses que parece que no se van a acabar nunca, largos como estos días del solsticio de verano, tan eternos que parece que no van a acabar, igual que ahora da la impresión de que el sol nunca va a ponerse. Eso es lo que nos queda a todos para siempre, el recuerdo que nos acompañará toda la vida, y nos dará fuerzas para hacernos adultos. Y a nosotros nos toca ahora lograr que estos veranos sean inolvidables para nuestros cachorros. No hacen falta grandes dispendios. No es necesario irse todos al Caribe (cosa por otro lado poco recomendable con el calor que hace allí en estos meses, que no hay quien aguante y el agua del mar está hecha un caldo), basta con acercarse a alguna playa nuestra, la que más cerca nos quede, con una nevera llena de zumos y bocadillos, y una gran sombrilla. Y si la playa cae lejos, pues a un río de montaña, a un estanque, a cualquier piscina. Y si estamos en casa, pues convertirla en una fiesta estival llenándola de colores. Con batidos de frutas naturales, con banderillas de colores, con sandalias y chanclas, con granizados hechos en casa (mi gran inversión para este verano ha sido una batidura triturahielo, no os cuento qué granizados me salen! con tres sesiones familiares más ya la tengo amortizada), y con baños en la bañera o en un cubo en la terraza,  que lo importante es chapotear y mojarlo todo. Y ya sé que casi ninguno de nosotros, padres abnegados, tenemos ese verano de tres meses, que encima estamos inmersos en esta crisis, que tocamos cada uno a no sé cuantos miles de euros para rescatar a los bancos, y que nos frien a impuestos, y nos recortan por todos lados. Pero eso no puede estropearle a nuestros cachorros su verano, su patria. Así que os deseo a todos Feliz Verano! (y no, esto no es una despedida estival, que nadie se haga ilusiones, que seguiré por aquí todavía desvariando varias semanas)

7 comentarios:

  1. Pues llevas toda la razón, no se les puede amargar la vida a los niños con problemas de adultos!
    Hay que disfrutar de la vida, del verano y de todo lo que tenemos de bueno!

    saludos!

    ResponderEliminar
  2. Que razón tienes, esos veranos interminables los tenemos todos grabados en la memoria. Y con muy poco les podemos hacer muy felices.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Qué linda la llegada del verano!!!
    Por aquí, hoy mismo comienza el invierno.
    A las 18 hs. ya es plena noche, estamos atiborrados de abrigos y en plena época de pruebas... así que los envidio de lo lindo (envidia de la buena, por supuesto).
    Besos fríos! desde el otro lado.

    ResponderEliminar
  4. ¿Quién dice que el verano ha empezado fresco? ¿Dónde vives? Que me mudo a tu lado!!!!! Ocho meses de embarazo y 38 grados en la calle... Prefiero el invierno!!!!

    ResponderEliminar
  5. Felizzzz verano a todasss, a disfrutarrr de los pequesss, y si, yo tb coincido en q con poco les vale!! A veces nos complicamos mucho nosotros para q ello sean felices y a ellos en realidad les hace falta tan solo q estemos ahi.

    ResponderEliminar
  6. Que bien lo reflejas... las vacaciones cuando somos niños es algo inolvidable, son nuestras aventuras, nuestros pequeños logros y fracasos.. un pequeño "desconecting" aunque claro, cuando eres madre/padre te desesperas un poco, si has de trabajar... pero nos merecemos y se merecen un periodo tranquilo, que los disfrutemos y que nos disfruten! claro que si, FELIZ VERANOOO !!

    ResponderEliminar

Compártelo