sábado, 5 de mayo de 2012

El décalogo de la nueva madre o Cómo desaprender para ser feliz

El oficio este de ser madre lo vamos aprendiendo sobre la marcha, pero, queramos o no, en ese aprendizaje hay muchos condicionamientos sociales, prejuicios y costumbres que acabamos incorporando sin darnos cuenta,. Por eso ahora que somos madres, que nos hemos demostrado que, a  pesar de las dudas y miedos que tuvimos al quedarnos a solas por primera vez con un recién nacido, somos capaces de sacar adelante a unas criaturas sin que nos ahoguen, se mueran de hambre, se tiren por una ventana, se pierdan por la calle o se abran la cabeza, ha llegado el momento de desaprender, y de pensar por primera vez en nosotras mismas. Este es el decálogo de la nueva madre:
1- Dejarás para mañana, o pasado mañana, o el próximo mes, todo lo que no tengas que hacer hoy.
2- Pensarás en ti por encima de todas las cosas (por lo menos una vez al día, o a la semana. No, no vale una vez al mes).
3- Escucharás a tu cuerpo, que quizás está tratando de decirte algo con esas cefaleas persistentes, ese ardor de estómago, o esos dolores de espalda. ¿Quién dijo que era malo mimarnos a nosotras?
4- Te regalarás de vez en cuando, por ejemplo hoy, el regalo perfecto, porque tú sí que sabes lo que le más le gusta a mamá y sí que te lo mereces.
5- Irás alternando roles, ahora de madre, ahora de esposa, ahora de amiga, ahora de curranta.... porque no se puede ser todo al mismo tiempo y además pretender hacerlo todo bien.
6- Serás clemente con tus errores, indulgente con tus imperfecciones. Es más, desde aquí os animamos a practicar, por ejemplo, olvidando un disfraz, mandando al niño al colegio sin peinar, o repitiendo menú en la cena dos días seguidos.
7- Delegarás porque, aunque te cueste creerlo, no eres la única persona en el mundo que hace las cosas bien y que sabe exactamente qué quiere o necesite su hijo. Cada una debe buscar su punto débil y practicarlo, por ejemplo, que sea el padre, la abuela, la chica, quien escoja la ropa del cole o quien prepare los purés, o quien haga la compra. Seguro que te sorprenden, e incluso positivamente alguna vez.
8- Te reservarás un tiempo para ti misma como poco una vez a la semana, y si puede ser dos veces, mejor que mejor. Aunque no tengas nada urgente que hacer, pero te dedicarás a algo que te relaje o que te haga olvidar a los niños. Haz yoga, pinta, pasea, sal con amigas, nada, corre o quedate pasmada en un banco del parque, pero dale tiempo a tu mente para que se recupere del bombardeo de gritos y demandas al que estás sometida normalmente.
9- Dejarás a tus hijos solos de vez en cuando para que así ellos te/os dejen a vosotros solos. Recuerda que no tu misión no es ser la animadora socio-cultural de la vida de tus hijos, déjales que ellos exploren, descubran e incluso que se aburran.
10- Recordarás, y este será tu lema y tu motto, que la mejor madre no es la más entregada, ni la más perfecta, ni la más delgada, ni la que mejor cocina, ni la que pasa más tiempo con ellos,  ni la que llega a todo, sino la madre feliz y contenta consigo misma.

Os deseo un Feliz Día de la Madre!

28 comentarios:

  1. Me aplico este decálogo para cumplirlo cien por cien. Empezando por delegar que ya va siendo hora de dejarme de creer el ombligo del mundo.

    ResponderEliminar
  2. Qué buenos consejos para las mamis.

    Por cierto, estoy haciendo mi primer sorteo del blog, por si te apetece apuntarte te dejo el enlace, un besazo

    http://rayasymanchas.wordpress.com/2012/05/03/primer-sorteo/

    ResponderEliminar
  3. Qué gran verdad! Me lo apunto! Feliz día de la madre!
    Saludos
    Pili
    5minutosparati.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Hermoso Isabel... Muchas Gracias!!!!

    ResponderEliminar
  5. ¿Te estás echando la crema del cuerpo? ;)

    ¡Feliz día de la mamá!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta tu reflexión, a veces nos exigimos mucho o como lo expones los condicionamientos sociales nos van empujando a querer llegar a todo y a más! ... es importante ese espacio a solas con nosotras mismas, no es nada malo! al contrario es enriquecedor y "reparador" eso no significa que nos olvidemos de nuestros pequeños tesoros, mas bien al contrario, los retomamos con más energía, QUERIDAS MAMIS, FELIZ DIA DE LA MADRE! PORQUE SOMOS LAS MEJORES Y PORQUE NOS MERECEMOS SER FELICES! :)

    ResponderEliminar
  7. Ole, ole, ole y ole!!!
    Si señor!!!
    Me lo apunto todoooo!!!!
    A ver si soy capaz...
    Fdo: otra madre de familia numerosa que no llega a todo

    ResponderEliminar
  8. muy acertado decálogo, al 100% de acuerdo!

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado mucho. Como todo lo que escribes.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Me encanta¡¡ Voy a tratar de aplicármelo.
    Un besote y feliz día de la madre

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho todo el decálogo. Me parece muy importante que la madre también tiene sus necesidades, como unos minutos de relax o para hacer algo que le guste. El 9 me gusta especialmente. Yo no tengo hijos pero sí cuidé niños, y siendo yo hija única que tuvo que echar mano de la imaginación para no aburrirse como una ostra de pequeña, me llamaba mucho la atención que los niños no sabían estar solos. Como tú dices parece que necesitaban una animadora, y eso no es bueno. Hay que dedicarles tiempo pero también favorecer la independencia de ambos, tanto de la madre (y el padre) como la de los niños.

    ResponderEliminar
  12. Se puede decir mas alto pero no más claro.PEAZO DE DECALOGO ENHORABUENA:-D

    ResponderEliminar
  13. Oh, me ha encantado...Comparto si no te importa. Saludos, Belén. http://Laislainterior.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Muy muy buen decálogo. Asusta un poco a una futura mami (voy por la semana 20) pero me ha encantado. Tu cómo lo llevas?? Jejeje, espero que sea factible de cumplier. Felicidades, mamá!

    ResponderEliminar
  15. ¡Feliz día!
    Me uno a la número 1, al 100%.
    Tengo un ramo de flores virtual de regalo a todas las madres en mi blog: http://etologiafamiliar.blogspot.com.es/2012/05/feliz-dia-de-la-madre-todas.html

    ResponderEliminar
  16. reverencias reverencias
    mañana te dedico un post :-)

    gracias wapissima

    ResponderEliminar
  17. ahora entiendo porqué te sigo sin parar, porque me recuerdas cómo volver a ponerme en la dirección correcta cuando me desvío, y eso sin ser ni dios ni nada, sino otra mamá máas!!! gracias por estar ahí guapa!!! y feliz día a todas!!!

    ResponderEliminar
  18. El decálogo es maravilloso aunque no se si voy a ser capaz de aplicarlo.

    ResponderEliminar
  19. Feliz día, Isabel! Me encantó el decálogo. Algunas cosas sin saberlo, las he ido poniendo en práctica, pero claro mis hijas ya tienen 9 y 11 y una va ganando coraje a medida que crecen.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  20. y mandarás al cuerno el sentimiento de culpa que tanto abruma a las madres imperfectas. Tómate un gintonic de vez en cuando a la salud de tus hijos.

    ResponderEliminar
  21. Oye, qué bueno! tendré que echar un vistazo a esto de vez en cuando ;-)

    ResponderEliminar
  22. Mil millones de gracias!!! me has dicho lo que necesitaba oir.

    ResponderEliminar
  23. Felíz Día!! Ojalá fuera tan sencillo ¿verdad? Sobre todo lo de Delegar, sí pero ¿en quién?

    ResponderEliminar
  24. ¡GRACIAS! ale, ya me has alegrado el día ;P

    ResponderEliminar
  25. Genial ¡¡¡¡ me encanta , tanta verdad junta .

    ResponderEliminar
  26. Me lo voy a imprimir para que NO se me olvide ni uno de los apartados...
    Me ha encantado, Gracias!!!

    ResponderEliminar

Compártelo