lunes, 27 de febrero de 2012

Reflexiones tardías sobre Soraya

No he tratado nunca el ya manido tema de la vicepresidenta del gobierno, Soraya Saenz de Santamaría, y de su súbita incorporación a la más frenética actividad laboral tras el nacimiento de su primer hijo. Vamos, que debía de tener todos los puntos aún en su sitio y ya estaba dándolo todo por el nuevo gobierno, que hasta a mí me dolían los bajos de verla en el balcón de Génova en esa noche de victoria electoral. Y os confieso que si no he escrito nada sobre el tema, y he estado tentada en más de una ocasión, es porque no acababa yo de tener las ideas muy claras. Supongo que entre las secuelas de mis años sin dormir está, entre otras muchas, la lentitud en alcanzar conclusiones. Pues bien, hoy he conocido a una flamante directora general del nuevo gobierno, también recién parida, y también haciendo malabares para estar en todas partes entre toma y toma de su hijo, pendiente del móvil para ver cuando tiene que salir corriendo a a cumplir con su función mamífera o cuando la reclama el señor ministro, y plenamente convencida de que ni quiere dejar el cargo ni quiere dejar de dar el pecho a su hijo. Y he pensado yo, ¿Y por qué tenemos que renunciar a nada? Será una locura andar corriendo de aquí para allá, que no lo niego. Yo misma me incorporé al trabajo cuando mi primer hijo tenía menos de un mes, y durante su primer medio año de vida me hice una media de 40 kilómetros al día en trayectos cortos para mantener la lactancia materna exclusiva, arriesgando mi cordura mental, mi trabajo y mi integridad física, que conducir en esas condiciones no se lo deseo a nadie. Con mi segundo hijo agoté las 16 semanas de permiso de maternidad, y con la niña hasta le añadí un mes de excedencia. Es decir, que cada hijo te llega en un momento diferente, con unas circunstancias muy distintas, y te pilla en una coyuntura u en otra, e incluso te puede llegar en el momento más importante de tu vida en el que además tú estás con ganas de comerte el mundo, y ¿por qué vas a renunciar a ello? Todo esto para concluir que cada mujer ha de poder decidir cómo ejercer su maternidad (que los hijos también suelen tener padres, no lo olvidemos) y cómo organizar su vida y decidir si aprieta el acelerador o frena, que ya bastante difícil tenemos las cosas, como para que encima te estén criticando por lo que haces o dejas de hacer. Así que ánimo Soraya y Guillermina!


35 comentarios:

  1. Yo soy de la opinión de que la circunstancia de Soraya no la tiene ninguna mamá en el resto de España, y que en su sueldo va implícito el que se incorpore cuando le toque, y no cuando su instinto le diga...

    ¡Besicos!!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, que cada cual haga lo que crea conveniente. No por ello va a ser peor madre. Pero si es verdad que los niños necesitan mucho de su madre, sobre todo los primeros meses.

    ResponderEliminar
  3. no soy yo nada amiga de la sorayita, es más, la tengo bt atravesada, y la otra ni sé quién es, pero en esto estoy de acuerdo, a ver desde cuando los derechos se convierten en obligaciones. para empezar las diputadas no tienen baja maternal, y a ver si todas las que la ponen a parir por reincorporarse tan rápido apoyan un poquito más a las autónomas, que se ponen a atender su negocio a los 3 días de dar a luz, mi madre sin ir más lejos, y ni yo ni mis hermanos tenemos trauma alguno. y como bien dices, los nilos suelen tener un papá que se puede ocupar estupendamente, que preparar un biberón no requiere un máster previo...

    ResponderEliminar
  4. estoy totalmente deacuerdo, yo personalmente dejé de trabajar cuando mi segunda hija tenía un año, y hay personas que me lo critican y no lo entienden, pero mi decisión es tan respetable como la que decide trabajar al día siguiente, es una decisión totalmente personal y circunstancial de cada persona (o pareja, claro).

    ResponderEliminar
  5. Por supuesto que cada uno es libre de tomarse la maternidad/paternidad como buenamente pueda o quiera. Lo malo es que esta gente debería dar ejemplo y agotar las dieciséis semanas que tan escasas son y que tanto costó ganar. Dar ejemplo porque da la sensación de que si no están ahí otros llegarán a ocupar su lugar. Imagina, si ya hay mucha gente que se piensa más de una vez embarcarse en esto de la maternidad por la precariedad de su empleo... pues eso que tanto Soraya Sáez de Santamaría como Carme Chacón, que para gustos los colores y parece que en esto de defender nuestros derechos dan igual los colores, hicieron lo mismo, cuando lo que en mi opinión podían haber aprovechado para pedir las 20 semanas de permiso de maternidad, no?

    ResponderEliminar
  6. Me parece una falta de respeto hacia todas las mujeres que somos madres. No respetar los tiempos tan importantes para la recuperación y posparto tan necesarios. Con todo lo que hemos tenido que luchar las mujeres para que vengan dos enredaderas trepadoras a tirar por el suelo los pocos derechos que les queda por abolir a este gobierno.

    No se trata de capacidad de decidir si no de dar el ejemplo correcto a los derechos conseguidos por las mujeres.

    Nosotras "la gran mayoría" no disponemos de su sueldo "plus" de cargos duplicados, ni nos podemos permitir nanys, coches oficiales o faltar porque tengo que dar el pecho o esta enfermo.

    Vergüenza me dan como mujeres. No como personas que ya lo demuestran.

    ResponderEliminar
  7. Discrepo. Cuando eres un personaje público has de dar ejemplo. Flaco favor nos ha hecho esta señora a las mujeres...

    ResponderEliminar
  8. Para mí has dado en el clavo. No hay que añadir nada. Los derechos son eso, derechos; nunca deberes y cada una es libre de actuar en libertad y conciencia sin dejar por eso de ser mejor o peor madre o más o menos feminista o todo ese rollo que se marca alguna gente.

    ResponderEliminar
  9. Al fin encuentro a alguien que no critica a esta pobre chica que suficiente tiene con su peque y su trabajo como para escuchar a medio país poniéndola a caldo... Si eso lo hace un hombre ¡ni medio comentario, oye!. Y la verdad es esa, que no todos los días de tu vida profesional son iguales y que lo ideal sería dejar de trabajar 3 años, pero a la que no puede o decide no hacerlo...ni medio reproche que suficiente tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, si eso lo hace un hombre ni medio comentario, lo que estaría bien es que un ministro o algún hombre del gobierno se cogiera los 15 días de permiso, a ver que pasaba. En lugar de defender nuestros derechos como mujeres el ejemplo que damos es el de masculinizarnos.

      Cada mujer puede hacer y decidir lo que crea mas conveniente, pero Soraya no es una mujer cualquiera, debería dar ejemplo, pero con su decisión parece decir que coger las 16 semanas de baja maternal es un capricho y lo mismo hizo en su día Leticia Ortiz, que se incorporó antes de cumplir la baja maternal, muy posiblemente porque se aburría entre tanta nani o salus o vete tu a saber qué, y Carmen Chacón que iba en avión con médico exclusivo para ella porque volaba con 8 meses de embarazo, vamos una locura.

      Aún no he visto a ningún cargo político o similar que haya dado ejemplo al respecto, ni de una ideología ni de otra, la ambición y el protagonismo les puede.

      Eliminar
  10. Pues no estoy de acuerdo, porque si tenemos un derecho por el que se ha luchado, creo que hay que disfrutar de él, y no tener el miedo de que te quiten tu trabajo por ello, porque ahí es donde se vulnera el derecho conseguido, y quien sabe si quizás, con tanto recorte nos lo quiten. Y es más, su jefe, don Mariano, tendría que haberle recordado su derecho a estar 4 meses de baja y luego incorporarse a su puesto, o es que esto va a servir de precedente para otros empresarios? No creo que haya sido buen ejemplo, fuera de que ella tengas muchas ganas de estar en el poder. Una cosa es compaginar tu vida laboral y otra es lo que ha hecho esta señora. Por supuesto que cada uno debe hacer lo que le pide el cuerpo, pero la impresión que dio es que si no estaba ahí saltando con los puntos que a todas como bien dices, nos dolían, no iba a estar donde ahoa está. Entonces fue un derecho lo que hizo o una "obligación"?

    ResponderEliminar
  11. Estaría totalmente de acuerdo si no fuera porque Soraya ha perdido una oportunidad estupenda de dar ejemplo, tomarse sus semanas de baja y volver a su trabajo sin que por ello se hundiera el mundo. Nadie es imprescindible y alguien podía haberla sustituido ese tiempo.
    Sin embargo, lo que se ha trasmitido es que la baja por maternidad es un problema cuando una tiene una responsabilidad importante y las mujeres que no renuncian a ella "pudieran no estar siendo suficientemente responsables".
    Creo que en política hay que dar ejemplo, por encima de todo. En las circustancias normales de las mujeres corrientes, obviamente, que cada una haga lo que le de la gana. Faltaría más.

    ResponderEliminar
  12. Estoy totalmente de acuerdo. Es una decisión personal que cada uno afronta como considera y nadie es ni mejor ni peor por ello. La vida es así y si justo coincide que tu carrera está en su mejor momento cuando eres madre ¿por qué renunciar a ello y quedarte al margen? A otro escala yo 4 días después de dar a luz a mi segunda hija estaba en el teatro con el mayor y mi marido biberón en mano con la peque, ¿también soy mala por eso?¿por no querer renunciar a una tarde con mi otro hijo?

    ResponderEliminar
  13. Por una parte creo que debería haber dado ejemplo y haber disfrutado de las 16 semanas de baja que tanto esfuerzo ha costado conseguir, y tan necesarias son (y tan escasas)
    Tendría que haber demostrado que se pueden disfrutar esas semanas y regresar al trabajo con total normalidad. Lo que ella ha dado a entender es que, como disfrutes ese derecho... estás jodida!
    Por otra parte tendría que pensar en el niño y en que también tiene el derecho a ser cuidado de la mejor manera posible...
    Y ya por último siento PENA POR ELLA. En la vida podrá tener muchos trabajos, unos mejores que otros, pero nunca nunca podrá volver disfrutar de lo que ahora se está perdiendo...

    ResponderEliminar
  14. Pues yo también estoy confundida con este tema. He de reconocer que cuando me enteré de la noticia me indigné bastante, por la repercusión que tenía lo que había hecho, es una persona pública y yo personalmente sentí que se reía de lo que las mujeres reclamamos tanto tiempo y seguimos haciendo, en otros países les resulta hasta gracioso el tiempo que dura nuestra baja de maternidad. Está claro lo mejor para un bebé es tener a su madre cerca, pero también es cierto que hay que respetar las decisiones que cada uno toma, yo no sé las circunstancias de esta mujer pero igual hay un fondo que no tenemos por qué saber los demás, y ha tomado esta decisión por algún motivo personal de peso para ella. Está claro que muchas mujeres pierden oportunidades laborales por cuidar de sus hijos, y los hijos crecen buscan su camino y nosotras nos quedamos ahí. No sé... es complicado, yo he renunciado a un trabajo por estar con mi hijo sus 2 primeros años, y lo volvería a hacer, lo creí importante para los dos, lo tengo muy claro en ese aspecto pero también reconozco que he perdido oportunidades de camnbios de mejora en mi puesto de trabajo actual porque he condicionado mi vida totalmente a mi hijo. Y lo voy a seguir haciendo aunque sé que él va creciedo y las vida va pasando pero en mí no nace otra cosa. Otras mujeres son capaces de afrontar esas situaciones de la vida con otra frialdad, y no creo que por eso quieran más o menos a sus hijos.
    Bueno... esta es mi reflexión, creo que ante todo hay que respetar las decisiones de cada uno, no sé porque la gente habla sin intentar ponerse en el lugar de la otra persona, sino en el suyo propio.
    Una aclaración, yo tampoco soy simpatizante de Soraya, pero bueno... no quita que sea una estupenda madre a la manera que ella ha elejido, eso espero.

    ResponderEliminar
  15. Creo que el fallo esta en que precisamente tengamos la necesidad de hacerlo todo, mi madre siempre dice quien mucho abarca poco aprienta. Es decisión nuestra apretar el acelerado o soltar o es la presión de esta sociedad?
    En vez de aplaudir el que nos estemos dejando la vida o comprenderlo deberiamos pelear por una mejor conciliación familiar y laboral. Somos humanas no superwoman que lo podemos todo, vamos a empezar a reconocer la realidad y buscar una solución mejor.

    ResponderEliminar
  16. aunque me gusta mucho la puntualización de operacionblog ... si se hubiera tomado su baja habríamos oído las chorradas que se oyen en cuanto a las bajas y las maternidades

    lo importante es que sea la que sea la decisión es única y personal.. e incuestionable por los demás. Por qué la maternidad da pie a que todos opinemos? y no vale porque todos tenemos hijos, porque también comemos y yo no voy a casa de nadie a criticar su menú

    besos

    ResponderEliminar
  17. Totalmente de acuerdo contigo, cada madre que lleve su maternidad como quiera. Yo también a la semana de dar a luz por sorpresa, me fui al trabajo con mis puntos, no sin los gritos inhumanos de mi madre. Y es que el cargo lleva la carga. Es una pena, pero una triste realidad, en la vida profesional de una mujer, tienes que valer el triple que tus compañeros.

    ResponderEliminar
  18. Isabel, estoy de acuerdo contigo. Cada situación es especial y las decisiones se toman en unas determinadas y únicas circunstancias. Y lo mejor es poder elegir lo que uno considere que es lo mejor.
    Si lo mejor es quedarte con tu hijo, pues elegir eso.
    Si consideras que lo mejor es aprovechar un momento laboral concreto, pues elegir eso.
    A lo mejor, tomando el caso de Soraya Sáenz de Santamaría, si este niño hubiera nacido las pasadas elecciones generales hubiera cogido la baja correspondiente, pero estas elecciones son en cierta manera un 'parto', algo que ha supeuesto un largo 'embarazo', algo por lo que ha luchado muchos muchos años, y merece disfrutarlo también. Y además puede hacerlo, porque cuenta con el apoyo suficiente. Lo más triste es que si hubiera sido un hombre nadie se lo habría discutido.

    ResponderEliminar
  19. La baja de maternidad efectivamente es un derecho, no una obligación. Ser madre no implica que dejes de ser persona, ni esposa, ni trabajadora, y hay mujeres que consideran que pueden hacer las dos cosas a la vez sobre todo si el trabajo que desempeñan es lo suficientemente importante como para que requiera tu presencia lo más pronto posible.... se supone que esta señora va a ayudar a levantar el país... Con los tiempos que corren esta chica no tenía más remedio que incorporarse cuando lo hizo si quería demostrar que su compromiso con España es serio y con su decisión demuestra que sí lo es.
    ¿Cogerse la baja para dar ejemplo? ¿de qué? ¿a quien? ¿por qué? Ella ha preferido dar ejemplo de que una mujer, si quiere, puede trabajar y ser madre igual que millones de autónomas que tienen la suerte de poder reincorporarse a su trabajo, desde casa, en el momento que quieran, pero las trabajadoras por cuenta ajena no pueden hacerlo desde casa así que si deciden volver a "su oficina" ya sea un despacho en la Moncloa o una sucursal de banco tienen todo mi apoyo y admiración por hacerlo.

    ResponderEliminar
  20. Yo tampoco sabía que pensar; me da la impresión que la sale perdiendo respecto a la maternidad es ella. Por supuesto que su hijo puede estar perfectamente cuidado, pero con otra persona, y yo no digo que sea mala madre, no, porque creo que con el cargo que tiene no tenía otra opción a hacer lo que ha hecho; pero tampoco es una madre ejemplar, porque para ser madre por lo menos hay que estar, y el día no tiene más de 24 horas (y ella debe pasar unas 22 trabajando...)
    Siempre que la veo pienso que yo estaría cada minuto pensando en mi hijo que no veo... No es lo mismo los planes que tienes antes de que nazca tu primer hijo, que cuando ya lo tienes y sólo quieres estar con él. Por eso pienso que no le ha quedado otro remedio a la `pobre....
    lo dice una madre de 2 niños y que trabaja a tiempo completo; me quedan 20 días para acabar mi segunda baja maternal y no quiero ni pensarlo!

    ResponderEliminar
  21. Tengo sentimientos encontrados sobre este tema. Tuve un hijo un mes después de que Soraya diera a luz el suyo y cuando la vi en el balcón a mi también me dolieron los bajos y los pechos de pensar en mi misma en esa situación. Por otra parte esto no es un trabajo cualquiera. Quizá ella se quedó embarazada pensando que las elecciones serían más adelante y que entraría a formar parte en el gobierno con su hijo más mayorcito. Se adelantaron las elecciones y pensó que no debía dejar pasar la oportunidad que probablemente no vuelva, la política es así.
    Sarkozy fue padre hace poco y nisiquiera estuvo presente en el parto. Pero claro, es tan importante su papel como salvador de Europa y para cuidar a su hija está su madre que ojito con que se vaya a la peluquería y la deje sola que no se vaya a traumatizar (ironic mode on).
    Otra cosa es que el partido al que pertenece vaya de "defensor de la familia" y no se haya tenido un gesto de "vamos a dejar que Saenz de Santamaría se coja un tiempecito de baja y vuelva a primerísima línea más adelante". ¿Con qué cara se van a meter en berenjenales como modificar la ley del aborto o el matrimonio homosexual?

    ResponderEliminar
  22. Siempre estuvo de moda opinar sobre la vida de los demás. Nos sale con tanta facilidad juzgar lo que el otro hace o deja de hacer. Comparamos, especulamos, sacamos conclusiones sobre todo... Yo sigo creyendo que mientras las decisiones (sean cuales fueren) sean tomadas con buena intención, nada puede ser tan grave, no?
    Besos!

    (madreinargentina.blogspot.com)

    ResponderEliminar
  23. Estoy absolutamente de acuerdo contigo! Ya está bien de feminismos baratos y de neomachismos...
    Está claro que a las que pensamos así se nos quieren comer muchas, pero estamos tan legitimadas (siendo madres) a opinar como el resto así que ahí que nos lanzamos.
    Ánimo con tus pequeños!!!

    ResponderEliminar
  24. Yo no soy española, pero leyendo esto me sacó la idea que tengo atravesada desde el domingo. Invité a una amiga de mi marido a nuestro baby shower, pero como está a dos semanas de su segundo hijo pensé que no podría asistir. me dijo: dos semanas, igual en eso entro a trabajar, porque no voy a tomar la maternidad. Es una profesional independiente, su esposo tiene dos trabajos (en una universidad y en el cole más caro del país) y no pagan casa, tienen una casa alquilada y no pasan por nada mala situación. ¿Su excusa? que no quiere dejar de trabajar para seguir percibiendo ingresos!!!!
    ¿Y el periodo de lactancia? ¿La adaptación entre madre e hijo? ¿El proceso de sanación del cuerpo, que a fin de cuentas no ha tenido un resfrio?
    Creo que es como sentirse ahora tan independientes que no quieren ni siquiera "amarrarse" a un hijo, y me parece egoísta, porque además de ser un derecho, si decidimos traer hijos al mundo tenemos que darles calidad de vida no solo material, sino ayudarlos en esta etapa de adaptación, darles tiempo, cariño, alimento y cuidados.

    ResponderEliminar
  25. Los años sin dormir no han mermado tu sensatez.

    ResponderEliminar
  26. Mira que hoy me has dado en el punto flojo... A A lo de criticar nunca le veo el lado bueno, y puedes creerme.Me gusta respetar la decisión de cada uno y no soporto a los que se empeñan en meterse con la vida ajena. Cada uno sabe sus motivos, circunstancias y porqué toma una decisión. Pera eso cada uno tiene su propia vida, para vivirla a su manera. CLaro que es más facil hablar de los demás... Si todos respetaramos un poquito más, pero respeto del de verdad y no del aparente, la vida a mi parecer marcharía de otra manera.

    Bsotes y buen dia ♥

    http://kalifragilisticosinsuper.blogspot.com

    ResponderEliminar
  27. A veces (muchas veces) se nos olvida que, por mucho que haya costado lograrlo, no deja de ser un DERECHO y no una obligación. Cada uno que decida con su situación personal lo que debe, quiere y Puede hacer.

    En cuanto al ejemplo que da, a mi, personalmente, no me influye que la carnicera de mi barrio se reincorpore tras la maternidad a las 6, 16 o 5o semanas,entones ¿por que me va a importar que lo haga otra persona por mucho que trabaje en el Gobierno?
    Es un trabajo como otro (diferente, pero trabajo) porque va a cambiar su vida personal, si lo único que nos debe importar es que hagan bien su labor, por la parte que nos toca. Fuera de su horario laboral cada uno que haga lo que quiera, o nos gustaría que nuestro jefe nos pagara en función de lo que hacemos cuando salimos del trabajo??

    (pd, es una opinión del tema en general, no soy ni seguidora ni detractora de Soraya Saez)

    ResponderEliminar
  28. Me ha encantado tu post de hoy, de la primera a la última línea. No puedo estar más de acuerdo con tu conclusión. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  29. Tan dispuestos a criticar estais que no sabeis leer " LOS DIPUTADOS NI DIPUTADAS NO TIENEN DERECHO A BAJA MATERNAL" en vez de dedicaros a criticar, dedicaos a leer y a conocer las leyes

    ResponderEliminar
  30. Totalmente de acuerdo. La igualdad es precisamente eso: que las mujeres también puedan decidir si quieren o no quieren agotar su baja maternal. Y tan respetable es la primera opción como la segunda.

    ResponderEliminar
  31. Pero quiénes somos los demás para criticar a una madre por hacer esto o lo otro? Por supuesto que podría haber optado por quedarse algo más de tiempo con su bebé, pero optó por "volver" o seguir con su vida política-laboral, lo cual no implica una renuncia a la maternidad. Qué sabemos nosotros del tiempo que ella dedica a su bebé? De cómo compatibiliza el trabajo con su hijo? Y cuánto lo echará de menos? Pues seguro que mucho, y seguramente le habría encantado poder dedicarse a él más tiempo, pero las circunstancias son las que son, y la decisión de esta chica no es incompatible con ser buena madre. Ni de lejos se parece a las decisiones que he tomado yo al respecto, pero nunca se me ocurriría juzgarla por ello, que lo suyo le habrá costado tomar esa decisión. O no. Lo importante es que ha sido libre para optar. La conquista de la mujer no es lograr un (mísero) permiso de 16 semanas, si no el derecho a disfrutarlo o no.

    ResponderEliminar
  32. pues yo, que soy mujer de no trabajar si la situacion economica me lo permitiera y he llorado lagrimitas de sangre al irme al trabajo dia si dia tambien desde que nacio mi hijo, digo de este tema, que la señora Soraya, asi como la señora Pepita (panadera de mi barrio), la señora Patricia (peluquera que conozco hace años)...y asi un largo etc de señoras, tiene el santo derecho de hacer lo que plazca, tando a currar recien parida, como a pedirse una excedencia, y que cuando los derechos conseguidos (sean para mujeres, hombres o extraterrestres) se convierten en obligacion si o si, pues llamarme rara pero me parecen una dictadura e inmediatamente dejan de interesarme.

    A mi que me digan lo que tengo que hacer con mi vida personas ajenas me sienta fatal, por lo tanto intento respetar las decisiones y la libertad de los que me rodean las comparta o no.

    Por esa regla de 3 tambien veria fatal lo de Carmen Chacon con la barriga ya bien abanzada pasando revista a las tropas y viajando ya que yo soy de las que opinan que la trankilidad en los ultimos meses de embarazo es necesesaria, yo pille la baja y todo.....pero no, cada mujer elige como vivir su embarazo y como vivir su maternidad y en eso consiste lo bonito de la libertad, en poder elegir, los derechos se consiguen para hacer uso de ellos si se kieren y se necesitan.

    ResponderEliminar
  33. Pues yo estoy indignada con el temita de marras. Soraya da un ejemplo pésimo en este país con lo que ha hecho. Está lanzando los siguientes mensajes:
    1- Vosotras, pobres cajeras de super, periodistas, abogadas, limpiadoras, profesoras.. qué débiles sois! miradme a mí, a menos de una semana de dar a luz, aquí estoy, dando botes en Génova.. Como lo de Aguirre, que debe ser una superwoman que recién operada de cáncer ya había vuelto a sus "obligaciones". No quiero ni pensar cómo se sentirán las mujeres enfermas de cáncer de mama que tendrán días en lo que hasta les cueste levantarse de la cama..
    2- ¡No os cojáis la baja que perdéis el puesto! hay que hacer como yo, que no se note que te has embarazado y que tienes un bebé de días. (claro que yo tengo una orda de nanis bien pagadas y no he cambiado un pañal desde que tuve al bebé)
    3- Haced como que no conocéis las leyes. Por si no lo sabe mi querida amiga, las primeras cuatro semanas son OBLIGATORIAS para la recuperación de la madre. Claro que ella ha tenido el bebé por obra y gracia del espiritu santo. Las demás tenemos que aguantar los dolores de una megaepisiotomía por lo hablar de las igurgitaciones mamarias (yo tenía canalillo hasta boca arriba). Claro que Sorayita pasa de la lactancia (sobre esto ultimo no comento porque cada mamá es libre de dar o no el pecho)
    4- Ohh, ya lo siento por vosotras... Pero es que mi trabajo está por encima de los designios del oráculo.. Mi trabajo es el destino de un país!! Entiendo que vosotras, abogadas, periodistas, enfermeras, cajeras, limpiadoras, costureras etc... queráis "descansar" 16 semanas en casa pero es que mi trabajo, es tan tan tan tan tan tan tan IMPORTANTE, que si yo no vuelvo se hunde ESPAÑA! (efectivamente, desde que tengo al niño no hago más que dormir, ponerme mascarillas, ir al cine, hacerme la depilación láser, yoga, pilates, reiki, el doctorado, el MBA del ESADE y hasta un ensayo sobre los escarabajos verdes y las mariposas de jardín) como todas las madres saben, las 16 semanas de baja son para descansar!
    He dejada clara mi opinión ¿no? a este paso conseguiremos las 52 semanas de baja de Noruega a eso de 3022 año lunar

    PD: Las autónomas deberíais tener exactamente los mismos derechos.

    ResponderEliminar

Compártelo