lunes, 13 de febrero de 2012

Feliz Día de los Enamorados

Nunca he sido yo muy de celebrar esto de San Valentín, ni siquiera en el fragor de la pasión de los primeros meses (que lo hubo aunque ahora cueste creerlo), pero vamos, en mi situación actual de crianza se me antoja tan peregrino como celebrar el Aniversario del descubrimiento del acelerador de partículas o la independencia de Kirguistán. Y seguro que me diréis (ya os voy leyendo el pensamiento, jeje, son muchos meses los que llevamos aquí analizándonos unos a otros) que hay que cuidar la vida de pareja, que es importante mantener una relación adulta, que hay que mimarse, que hay que reservar espacio para todo. No lo niego. Toda la razón tenéis. Pero de ahí a que logre hacerlo va un trecho. Solo voy a contar tres anécdotas bastante reveladoras del desgaste que experimenta una pareja con hijos (la mía, pero podría ser otra):
- El verano pasado durante las vacaciones estaba mi hermano tendiendo la ropa mezclada de toda la familia y preguntó a mi hermana (madre de dos niños de corta edad) y a mí si unos calzoncillos estampados eran de alguno de nuestros maridos, y las dos respondimos, prácticamente al unísono, “pues no sé”. Y mi hermano, que no tiene hijos, respondió “no me quiero imaginar la vida que lleváis que no reconocéis los gayumbos de vuestros maridos”.
- El otro día, en un momento de ternura, cogí la mano del padre de las criaturas y casi me llevé un susto de lo grande que me pareció, acostumbrada como estoy a sujetar exclusivamente manos diminutas y regordetas.
- Pero sin duda el momento más bajo que alcanzó mi vida de pareja fue cuando en una cena le fui a dar una cucharada de puré al padre de las criaturas. Ahí me di cuenta de que habíamos tocado fondo y que había que empezar a remontar. Un poquito hemos remontado, no os lo voy a negar, y su esfuerzo nos ha costado, pero vamos, lo que más nos une a día de hoy es que somos compañeros en un curro de 24 horas y siete días a la semana, y eso sí que es un vínculo. Así que no, hoy no saldré a cenar con el padre de las criaturas, ni espero rosas, pero mira, como ya casi me he puesto romántica voy a tener un detallín y le voy a mandar un SMS, seguro que se lleva un susto y piensa que le oculto algo o que tengo que pedirle que me cambie algún turno...

24 comentarios:

  1. Jajaja, yo no he llegado a darle la cucharada de puré, pero ahí está el encanto no? jajaja Feliz día

    ResponderEliminar
  2. jajajaj que tremendo, lo de la cucharada de papilla también me paso a mi, y mas de una vez! qué disparate!

    ResponderEliminar
  3. muy bueno ¡¡¡¡ no puedo decir otra cosa que esto es la vida misma...¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Feliz día de los padres enamorados, es "pelín" diferente del resto de enamorados.

    ResponderEliminar
  5. Mi consejo es que ya que te llevas bien con ese hermano sin hijos, le pidas de vez en cuando que cuide de sus sobrinos para poder dar más tranquila el puré al padre de las criaturas o vayas familiarizándote con su mano. Un par de horitas, cualquier día de la semana o del mes, sí, aunque estéis cansadísimos. Un vinito y una conversación entre adultos lejos del campo de batalla. Suerte.

    ResponderEliminar
  6. me has recordado muchas cosas, así que yo también le acabo de mandar un sms a mi maridito, que se habrá quedado alucinado, jajaja
    gracias
    inÉs
    http://menudoszapatos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Pues yo hoy salgo. Ni que sea San Valentín y piensen que soy una cursi, ni que haga frío, ni que esté hasta arriba de trabajo y mañana tenga que madrugar, ni que hoy que toque correr para después de trabajar once horas seguidas ir a recoger a las niñas a la piscina, volver a casa pitando, preparar baños y cena para cuatro, ni que a las nueve de la noche ya no podamos con el alma y estemos deseando empijamarnos y encontrar algún sitio blandito para echar una cabezadita(la cama de alguno de los dos pequeños, por ejemplo, que últimamente le han cogido el gusto a llorar al poco de quedarse dormidos... ), me da lo mismo, yo hoy salgo, porque es la única forma de amortizar a la au-pair que tenemos en casa y que cogimos con el compromiso de que se quedaría una noche a la semana con los peques, para solaz de los extenuados padres de las tres criaturas. Y harta de dejar pasar las semanas sin aprovechar este bonus, he decidido que hasta aquí hemos llegado, y si nuestra primera salida coincide con San Valentín, yo me mimetizo y más romántica que nadie, soy capaz de llevarme un anillo en un cajita y decirle a mi marido que lo saque justo antes del postre, que prometo llorar, lanzarme a sus brazos y decirle que los años que he pasado con él han sido los más bonitos de mi vida... Vamos que si salgo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja , ole, tú!!! haces muy bien!!!! k os vaya bien en la cena y ............

      Eliminar
  8. Para que no te sientas sola te diré que mi marido el otro día me llamaba desde el salón y cuando llegué ¡¡le puse el chupete!! En fin, que nosotros nunca lo hemos celebrado ni lo haremos pero antes o después tendremos que sacar un hueco romántico a solas.

    ResponderEliminar
  9. Pues mi maridito me ha dicho que si quería ir a cenar esta noche. Sí, si, a algún sitio romántico como... burguer king, mc donalds, etc. Que son los únicos sitios que podemos ir con niños. La familia está lejos y no disponemos de ellos en estas ocasiones. Así que si quiero ir a cenar ha de ser con toda la trope y además hamburguesa. Así que le he dicho que mejor nos quedamos en casa.

    ResponderEliminar
  10. Nena bien vale un dia o fecha como este para echarnos unas risas a tu costa. Que ya será menos! y si no, paciencia, si aguantas el tirón, cuando son más grandes te dejan tiempo para trasnochar... ya me entiendes. Es como comer pipas, cuando vuelves a coger el la costumbre...

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado lo del puré... el otro día yo le llamé por el nombre de mi hijo y me di cuenta de que eso me convertía en madre en toda regla!!

    ResponderEliminar
  12. jajajajajaja lo de la mano reconozco que nos pasó a nosotros también: a los meses de nacer la nena grande, nos agarramos la mano mientras hacíamos la compra

    ¡fue increible! ¡no nos habíamos cogido la mano en varios meses!

    ¿Sabes porque ponen San Valentín en realidad? para recordarnos ¡QUE TENEMOS QUE ENDOSAR A LOS NIÑOS Y SALIR, AUNQUE SEA EL VIERNES, EN SAN VALENTÍN DIFERIDO!

    ResponderEliminar
  13. Jajaja me parto!!! buenísimo el artículo de hoy, espero no llegar a esos niveles pero como me despiste, cualquier día de estos...

    ResponderEliminar
  14. Este post podría haberlo escrito yo... aisss!!!

    ResponderEliminar
  15. Si es que te leo y sieeeeeempre me veo identificada con todo lo que cuentas.
    Y, cómo no, comparto este post sobre San Valentín. Te advierto que yo tengo la suerte de tener "tía de mis niños soltera y con piso propio" además de "abuelos encantados de quedarse con las fieras", así que nos podemos permitir salir de vez en cuando, pero antes de irnos solitos (sí, ya sé que hay que cuidar a la pareja y todo eso...) sin embargo preferimos juntarnos con amigos y salir de farra.... son los mejores momentos!!!
    Felicidades por tu blog y tu libro!
    me encanta!!!! Pilar

    ResponderEliminar
  16. Gracias! Me acabo de reir sola y bien a gusto con esta entrada. Real como la vida misma!

    saludos

    ResponderEliminar
  17. Me muero de risa!!

    Yo no lo he celebrado nunca, ni tampoco he llegado tan lejos como tú (pero al tiempo, que el tercero está en camino!), pero puestos a pensar en desgaste... a veces cuando me habla le contesto con un "sí, cariño" o un "sí, mi amor" que nunca jamás le dirijo, y en un tono en el que claramente se delata que no estoy pensando en él sino en una componente de nuestra descendencia!

    ResponderEliminar
  18. Idem de idem yo hice post de lo mismo y mi marido ni lo ha leido anda q de novios se lo iba a perder...

    ResponderEliminar
  19. JA, JA, JA!!
    Qué bueno!
    Has sintetizado la vida misma, y eso que yo sólo tengo dos!

    ResponderEliminar
  20. Jaja,de verdad me declaro fan tuya!te descubrí hace poco,a raíz de tener a mi pequeñaja y ya no me pierdo ninguna entrada!por supuesto he comprado tu libro y ya está en mi biblioteca y cuando alguien me pregunta cómo es la maternidad o si me ha cambiado la vida,directamente les doy tu libro..porque nadie ha descrito también lo que siento al ser madre!

    ResponderEliminar
  21. Holaaa, a tod@s, y especialmente gracias a la creadora de esta web, la verdad es que a veces me preguntaba si lo que me pasaba (las situaciones comentadas aquí) sólo me pasaba a mi, pero veo, gracias a esta web, que NOOO!!! que es real y que la pasa a muchas mamis !! gracias por compartir vuestras experiencias...! y si, mi día de los enamorados, no fue "romantico" pero algún detalle si que hubo !!

    ResponderEliminar

Compártelo