viernes, 30 de diciembre de 2011

Balance y propósito de (feliz!) Año Nuevo

ESte año no voy a hacer balance. Solo diré de manera sucinta y, por una vez, sin caer en la hipérbole, que ha sido un buen año. Hemos hecho algún viaje majo, el padre de las criaturas y yo seguimos soportándonos y hemos atisbado que hay luz al final del túnel (cosa que en determinados momentos llegamos a dudar), así que seguiremos remando hacia ella.
Y tampoco voy a hacer una gran lista de propósitos para el nuevo año. Buena gana si 2012 traerá lo que quiera. Prefiero ser modesta, a la par que realista, en mis aspiraciones. Por eso como único propósito voy a retomar uno que ya me hice hace la friolera de tres años y que no logré cumplir: darme crema hidratante después de la ducha. Sí, ya sé que suena algo nimio, poco adecuado para ser el objetivo para el nuevo año de nadie, que esta es la época en la que la gente se propone aprender un nuevo idioma, o ser más generosa, o salir más con los amigos, o aprender cocina asiática. No va a ser mi caso. El que piense que hidratarse después de la ducha es algo chupado será que no ha tratado de darse la crema en las piernas con alguien aporreando la puerta del baño, o tirándose encima todos los botes, o chapoteando con botas y pantalones en la ducha de la que acabas de salir. O sea que lo dicho, a ver si en el 2012 lo logro (ayer me compré un bote de crema de esas superespesas que hace falta masajear durante minutos para que se absorba). Ya os iré contando.
Y que empeceis muy bien el 2012! Que hagais todo tipo de excesos, que ya está bien de tanta contención (salarial, sexual, intelectual....). A ser felices!

Comeduras de tarro de servidora Reina Maga

Antes de tener hijos yo estaba convencida de que era perfectamente factible darles una educación no sexista, igualitaria, vamos, que los niños no tenían necesariamente que estar siempre jugando con objetos rodantes u arrojadizos, ni las niñas con muñecas y objetos rosas. Pensaba yo que era todo cuestión de educarles en un entorno carente de estereotipos sexistas, tal como iba a ser mi futuro hogar (amén de armónico y civilizado). Como con tantas otras cosas de esto de la vida adulta, y ya van tantas, no tardé mucho en caerme del guindo. Con mi primer hijo comprobé que el universo para él se dividía en objetos que podían ser lanzados cual pelota o rodados cual coche, algo que pude constatar con mi segundo hijo. Daba igual lo que les comprara de juguetes, ellos se ocupaban de transformarlo y darle el uso que ellos querían. Y con la niña me he quedado de piedra al ver que, a pesar de que está creciendo al lado de dos chicotes, se pirra por el rosa y sueña con ser una pinchecha, mientras que ellos solo piensan en superhéroes. La verdad que no sé muy bien cuanto hay de innato en esto y cuanto de adquirido a través del entorno social, mucho me gustaría que alguien con cabeza me ilustrara sobre esto. Yo por de pronto me he tragado con patatas todos mis principios y teorías sobre el tema. Pero aún así no tiro la toalla del todo en mi empeño de educarles de manera igualitaria, trato de reconducir sus preferencias de regalos, o de darles otras posibilidades -que por lo general ignoran, debo decir- y a la niña pues evito vestirla de rosa a todas horas como ella desearía, y trato de que juegue a algo más que no sea pasear a su bebé o hacerle comiditas. Por eso me quedé de piedra el otro día cuando me di cuenta de que estaba en la cola de la juguetería, haciendo de reina maga, con un fuerte de indios y vaqueros en una mano para el mediano en una mano, un juego de ninjas para el mayor en la otra, y dilucidando con el padre de las criaturas si a la niña le comprábamos una cocinita o un coche para sus muñecas! Solté las cajas y me fui sin comprar. Hemos estado varios días dilucidando la cuestión, largas charlas hemos tenido el padre y yo. Y al final les caerá el fuerte, los ninjas y a la niña, en esto sí hemos hallado una alternativa de lo más adecuada, una bici sin pedales. Pero os diré que no estoy muy convencida. Qué complicado es esto de la maternidad, por dios. ¿Dónde se perdió el manual de los hijos?

martes, 27 de diciembre de 2011

Mamá se ha portado muy bien

No recuerdo porqué fue que reñí al mediano, sería alguna de las muchas veces que pega a su hermanita o que se niega a vestirse. El caso es que se fue protestando entre dientes a su habitación y le oí decir a su hermano mayor:
- Mala, mamá es mala muy mala. Y no le van a traer nada los Reyes.
- Pues sí le van a traer todo lo que pida, porque mamá es buenísima.

Y os aseguro que me tuve que controlar para no ir para allá y decirle que amplíe su carta a los reyes y pida más cosas porque todo todito se lo van a traer, que de eso me encargo yo personalmente que tengo línea directa con sus Majestades de Oriente. Y es que para una madre imperfectísima y confesa como es una, el reconocimiento de sus hijos significa mucho. Quizás a las madres perfectas, con esa seguridad y ese aplomo con el que se mueven en su vida diaria, no les aporte tanto. Pero para una, que su hijo diga esto vale su peso en oro. Vamos, que ya no hace falta que me traigan nada los reyes, pero por si acaso me voy a poner a pensar la lista.

domingo, 25 de diciembre de 2011

Feliz Navidad

Zambomba y pandereta en mano estamos celebrando la Navidad. Toda una fiesta. Que lo paseis muy bien todos! A ser felices.

P.S. Como uno de los ganadores del sorteo LEGO no dio señales de vida y no le podemos mandar su regalo, con toda la pena del mundo por él y sus hijos hemos tenido que repetir el sorteo para que el LEGO llegue a su destino antes de Reyes y la nueva ganadora es lucia_m75@yahoo.es . Enhorabuena

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Cuenta atrás

Quedan ya solo tres días para la Nochebuena y cual sería ayer mi disgusto al constatar que a mis hijos se les han olvidado los villancicos que con tanto amor y paciencia les enseñé el año pasado. ¿Dónde está la memoria prodigiosa de los niños? Es que no se acordaban ni del estribillo de Campana sobre Campana y mira que es difícil olvidarlo, que es de esos soniquetes que te taladran la cabeza. Con lo que me costó el año pasado, que me desgañité para que se aprendieran por lo menos dos villancicos y pudieran amenizar un poco con sus berridos la cena familiar. Y todos mis esfuerzos han sido en vano. Así que nos toca empezar de nuevo. Y encima me pilla sin voz, que he caido presa de un virus y no puedo ni hablar. Pero no pasa nada, no me voy a desanimar por esto, en cuanto vuelvan del cole les planto un CD, les doy una pandereta y a ensayar, que tenemos tres días. Por dios, qué estrés.
Os digo ya, por si alguien tenía pensando mandarme un regalo navideño, que desde hoy ya no abro la puerta a nadie que no conozca, ni aunque digan que me traen una cesta con dos jamones, porque, leyendo los comentarios a mi último post, mucho me temo que alguien me ha denunciado y me están ya analizando los servicios sociales y cualquier día tengo un trabajador social en la puerta y me quitan la custodia.

P.S. Se busca con urgencia al primer ganador del sorteo de Lego. No ha dado señales de vida y no tenemos dirección para enviarle su premio. Por favor, danielglglgl@hotmail.com, manifiéstáte porque sino vamos a tener que repetir el sorteo y te vas a quedar sin tu Templo del Fuego!

sábado, 17 de diciembre de 2011

La vuelta al túnel

Durante una semana los abuelos se han hecho cargo de nuestra hija menor (esa que no ha dormido ni una sola noche entera en sus dos años y nueve meses de vida, la misma que se despierta una media de tres veces por noche y que, recientemente, ha cogido la adorable costumbre de pasearse por la casa en silencio a las tres de la mañana). Nos vieron tan agotados que decidieron, por el bien de la niña, de la familia y hasta del vecindario, llevársela una semana, en un acto de generosidad que no tendré vidas suficientes para agradecer. Una semana. Seis noches. Siete días. Os aseguro que me han cundido más que los últimos seis meses. Se me había olvidado la de cosas que se pueden hacer cuando uno duerme y tiene ganas de vivir y hasta buen humor. Ya lo dice un estudio que publicó el otro día no sé qué revista: Dormir es crucial para la salud, además de descansar el cerebro fija los recuerdos y nos prepara para adquirir nuevos conocimientos. Esto explicaría mis lagunas mentales, mis lapsus, mis despistes y mucho más… Vamos, que lo poco que sabía lo estoy olvidando.

Ayer ya nos devolvieron a la niña de nuestros ojos. Su padre y yo nos pusimos el casco y la lámpara frontal y nos dispusimos a regresar a la mina a seguir picando, a cumplir una condena que no sé en qué momento nos tocó. Y os diré que es todavía más duro regresar al túnel después de haber visto, aunque haya sido por pocos días, la luz. Es terrible regresar a las noches insomnes cuando el cuerpo recuerda todavía lo bien que le sienta dormir. Yo supongo que puede ser culpa nuestra, que no la estamos educando bien, que algo tenemos que estar haciendo mal para que esta criatura no duerma, yo no lo niego, ya no sé qué pensar. Solo sé que hoy iba a titular esta columna Se regala niña de casi tres años en buen estado de salud. Pero he cambiado de idea porque lo mismo me denuncian, que hay gente muy sensible.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Y los ganadores son...

Ya hay ganadores en el sorteo de los juegos LEGO (por obra y gracias de la bolita virtual de random.org).
Los afortunados ganadores de un set de juego Ninjago son:
danielglglgl@hotmail.com
belendevivero@edu.xunta.es

Y un set de guerrero ninja recibirán:
vero_smurfita @ hotmail.com
juarezalvarez1998@gmail.com
joanapardo3@gmail.com.
fisiwoman@hotmail.com
picuchy@economistas.org

Enhorabena! Y gracias a todos por participar.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Adornos navideños caseros 100%

Este año no sé por qué, le he declarado la guerra al espumillón y a los adornos chinos. No sé si será un efecto secundario de unas hierbas que estoy tomando para reforzar el sistema inmunitario, o fruto de la hiperactividad que me da el dormir por la noche (los abuelos se han llevado una semana a la niña de nuestros ojos, esa que en sus dos años y nueve meses de vida no ha dormido una sola noche entera). Por una razón o por otra, el caso es que lo hemos hecho todo en casa. Y cuando digo todo, quiero decir Todo. La corona de la entrada a casa está hecha con ramas de pinos cortadas en la montaña, enrolladas y colgadas con una cinta de vichy roja (que busqué con una amiga por todo el centro de Madrid). Tengo dos dedos hinchados de los pinchazos de las agujas del pino, traté de enrollar la rama con los guantes de nieve pero no lo logré y acabé haciéndolo a pelo. Los adornos de colgar en puertas y ventanas los hemos hecho con cadenas en las que hemos mezclado estrellas de cartón, bolitas de papel albal y copos de nieve de papel reciclado. El árbol de Navidad lo han pintado los niños en un cartón gigante que encontramos en la calle. Nos hemos dado el gran currazo, para qué lo voy a negar, han sido varias tardes dedicadas a la tarea, pero, aunque esté feo que yo lo diga, nos ha quedado precioso. Tentada estoy de organizar visitas guiadas.

P.S. Aún quedan cuatro días, hasta el jueves a medianoche, para participar en el sorteo de LEGO.

martes, 6 de diciembre de 2011

Al cine

Hace unos días, en un raro momento de calma, a la hora de la cena, le pregunté a traición al padre de las criaturas:
- ¿Y si fuéramos al cine un día de estos?
- ¿Al cine?, me repreguntó, con la misma cara de perplejidad que si le hubiera dicho que le había apuntado de voluntario a la misión del Curiosity que se encamina hacia Marte surcando los espacios exteriores.
- Sí, al cine, no sé si te acuerdas, ese lugar cerrado donde proyectan una película en una pantalla muy grande.
- Ah, zanjó sin entusiasmo.

Y ahí quedó la cosa. Pero la bomba ya estaba lanzada. Y aquello no había sido en vano. La conspiración de la madre imperfecta siguió su curso hasta que anoche, por fin, dio sus frutos, y fuimos al cine. Sí, al cine. A ver Un dios salvaje, la última de Polanski. Solo puedo decir una cosa: "Vedla, por lo que más queráis!". Sé que una madre que va al cine -a ver peli adulta, que las infantiles no cuentan- cada dos años y cuyo consumo cultural está mil veces por debajo de la media es una pésima crítica de cine porque cuando por fin logra salir de casa todo le parece maravilloso, que hasta disfrutó viendo El oso Yogui, pero hacedme caso y no os la perdais.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Campaña de recogida de juguetes

Ya no puedo negarlo. El espíritu navideño se ha apoderado de mí y ya no puedo pensar en otra cosa. Hoy quiero apoyar desde aquí la campaña anual de recogida de juguetes de Mujeres para el Diálogo y la Educación. Se recogen juguestes nuevos o usados en buen estado. El año pasado también lo hice, y hubo polémica. Hubo quien me dijo que era muy feo regalar lo que no se quería, que así no se enseñaba a los niños a ser generosos. A mí me parece que siempre merece la pena enseñarles a nuestros hijos que son unos afortunados, porque ellos tienen juguetes, pero que no todos los niños tienen esa suerte. El año pasado incluso les animé a desprenderse de algo que les gustara, para que hicieran feliz a otro niño. Pero si no queréis regalar juguetes usados, pues también podeis comprarlos nuevos y llevarlos. Lo importante es que haya juguetes, cuantos más mejor.
Estos son los puntos de recogida en Madrid hasta el 18 de diciembre:

Hotel Miguel Ángel
C/ Miguel Ángel, 29-31
Horario: de lunes a viernes
de 10 a 16 h.
Contacto: Marta Villegas

Hotel Tryp Centro Norte
C/ Mauricio Ravel, 10
Horario: 24 h.
Contacto: Javier Frauca

Hotel Convención
C/ O’Donnell, 53
Horario: 24 h.
Contacto: Juan Romero

Hotel Silken Puerta América
C/ Corazón de María, 10
Horario: lunes a sábado de 8 a 20 h.
Contacto: Olivia Góngora

Hotel Tryp Ambassador
Cuesta de Santo Domingo, 5
Horario: 24 h.
Contacto: Javier Huertas

Hotel Tryp Gran Vía
Calle Gran Vía 25 (Metro Gran Vía)
Horario: 24 h.
Contacto: Joaquín del Toro

jueves, 1 de diciembre de 2011

Cuenta atrás para Navidades con un SORTEO

Sin comerlo ni beberlo, y casi sin enterarnos, empieza la cuenta atrás hacia las Navidades. Las grandes jugueteras ya se nos han adelantado a los padres y hace ya varias semanas que con alevosía y premeditación han ido incluyendo en los periódicos esos catálogos llenos de todo lo que puede desear una criatura hasta la mayoría de edad. Yo por lo general, cuando me doy cuenta de que viene uno de esos catálogos, lo hago desaparecer a toda velocidad para que no caiga en manos de la tropa. Pero ha habido alguna ocasión que han sido ellos más rápidos y el dichoso folleto ha caído en sus manos. Hay uno ya que lo tienen completamente destrozado de las veces que lo han hojeado, y que han peleado por él los tres angelitos para elegir sus preferidos, que ya los tienen cada uno memorizados, con precio y todo.
Yo, sin embargo, aún no he logrado ponerme en modo navideño. Pero para irme mentalizando voy a lanzar un sorteo para declarar inaugurada la temporada festivo-navideña. LEGO, juguetera de la que me declaro fan incondicional, ha querido compartir una de sus novedades con los lectores/as de este blog y sortear entre todos vosotros uno de sus juguetes estrellas para estas Navidades: el ninjago.
Así que sorteamos dos cajas
Sortea dos juegos Ninjago. Templo del Fuego. Y cinco set de guerreros ninjas.

¿Cómo participar?
1- Escribir un comentario sobre vuestros preparativos navideños. No olvidéis incluir vuestro correo electrónico para que podamos contactar a los ganadores.
2- Podéis participar hasta el 14 de diciembre a las 24 horas. El sorteo se realizará el jueves 15 y justo después anunciaremos los ganadores que recibirán sus premios en casa justo antes de Navidad.

MUCHA SUERTE A TODOS.

Compártelo