sábado, 17 de diciembre de 2011

La vuelta al túnel

Durante una semana los abuelos se han hecho cargo de nuestra hija menor (esa que no ha dormido ni una sola noche entera en sus dos años y nueve meses de vida, la misma que se despierta una media de tres veces por noche y que, recientemente, ha cogido la adorable costumbre de pasearse por la casa en silencio a las tres de la mañana). Nos vieron tan agotados que decidieron, por el bien de la niña, de la familia y hasta del vecindario, llevársela una semana, en un acto de generosidad que no tendré vidas suficientes para agradecer. Una semana. Seis noches. Siete días. Os aseguro que me han cundido más que los últimos seis meses. Se me había olvidado la de cosas que se pueden hacer cuando uno duerme y tiene ganas de vivir y hasta buen humor. Ya lo dice un estudio que publicó el otro día no sé qué revista: Dormir es crucial para la salud, además de descansar el cerebro fija los recuerdos y nos prepara para adquirir nuevos conocimientos. Esto explicaría mis lagunas mentales, mis lapsus, mis despistes y mucho más… Vamos, que lo poco que sabía lo estoy olvidando.

Ayer ya nos devolvieron a la niña de nuestros ojos. Su padre y yo nos pusimos el casco y la lámpara frontal y nos dispusimos a regresar a la mina a seguir picando, a cumplir una condena que no sé en qué momento nos tocó. Y os diré que es todavía más duro regresar al túnel después de haber visto, aunque haya sido por pocos días, la luz. Es terrible regresar a las noches insomnes cuando el cuerpo recuerda todavía lo bien que le sienta dormir. Yo supongo que puede ser culpa nuestra, que no la estamos educando bien, que algo tenemos que estar haciendo mal para que esta criatura no duerma, yo no lo niego, ya no sé qué pensar. Solo sé que hoy iba a titular esta columna Se regala niña de casi tres años en buen estado de salud. Pero he cambiado de idea porque lo mismo me denuncian, que hay gente muy sensible.

38 comentarios:

  1. Por curiosidad, ¿Con los abuelos durmió bien? Es que anda que no revienta que hagan eso. A mí con el dormir no me pasa, pero con el comer de la pequeña de 8 meses, que la cuidan ellos, pues sí. El fin de semana come fatal y entre semana "estupendamente". Aissss, qué rabia dá...

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo perfectamente. Mi niña ha empezado a dormir como hace un mes (hoy cumple 2 años) y ahora mismo tiene "rachas". Tres días duerme casi del tirón (un despertar no se lo quita nadie, pero si es a las 11, pues no nos despierta), y al siguiente se despierta a las 5. Y esos días son los peores. El cuerpo se ha desacostumbrado, y tiras menos que cuando no dormías. Menos mal que ya son las menos noches.
    Y no os sintáis culpables. Nosotros hemos probado de todo (excepto estiviles) y no nos ha funcionado nada, ni siquiera el colecho. Un día empezó a dormir más. Sin más. Cada niño madura a su ritmo. No sé si por gracia, o a veces por desgracia.

    ResponderEliminar
  3. Mis padres hicieron lo mismo... Y fue maravilloso poder dormir alguna que otra vez durante los tres larguísimos años que duró la eterna noche insomne de mi hija...

    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja, la verdad es que si, que es mejor no poner ese título, que más de un@ se te hibiera tirado al cuello.

    La verdad es que te entiendo, y no porque me pase,sino porque se lo malisima que pongo si no duermo bien una noche, asi que no quiero ni pensar como estaras tu con tanto tiempo sin dormir.

    Mucho ánimo, y espero que poco a poco ella entre en una rutina del sueño, y todos podais descanzar.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Solo puedo decirte que, como todo con los niños, pasará. Llegará un buen día, a saber cuando eso sí, en que la niña empiece a dormir tooooodita la noche y ya no se despertará... Pero claro, nadie sabe cuando sucederá. Esta claro que tu hija es una niña que no necesita dormir mucho, cada uno es como es y mira, mejor para ella que si duermes menos aprovechas más la vida :-D . Eso si, lo siento mucho por sus padres...

    Ánimo y aprovechar la ayuda de los abuelos todo lo que podáis.

    Por cierto, no has comentado si en casa de los abuelos también se ha despertado tanto y si también se ha dado paseos... supongo por la omisión, que ha seguido igual...

    En fin, ÁNIMO. Todo pasa!

    ResponderEliminar
  6. No me extraña, yo casi regalo el mio cuando tuvo esa etapa de despertarse en mitad de la noche¡¡

    ResponderEliminar
  7. Al final dormirá... me encanta la analogía noche-mina. Me acuerdo perfectamente de cuando yo vivía en la mina y temblaba y me entraban los sudores fríos cada vez que se hacía de noche.
    Es una pesadilla. La "ventaja" que yo tuve es que fueron 6 años y medio seguidos, a trabajos forzados, sin ver la luz y sola ante el peligro.
    Así no pude comparar la bella luz de al final del túnel con la terrible oscuridad de mis días y mis noches.
    Ánimo, yo sigo sin creerme cuando pasa una noche entera y no me han llamado ninguno de los dos.
    ¡¡Ciencia ficción!!

    ResponderEliminar
  8. Ánimo, que todo pasa. Mi hija mayor empezó a dormir más o menos de seguido a partir de los tres años. Ahora duerme genial. Y hasta me he olvidado de esas noches de 8 despertares...
    Seguro que pronto empieza a alargar las noches.
    No sé porqué hay niños que les cuesta más. Y nos han tocado. Qué se le va a hacer!

    ResponderEliminar
  9. Dos años y cinco meses lleva mi niña en la misma situación. Cómo te comprendo. Yo tampoco sé qué pensar ni qué hacer. ¡¡Ánimo valiente!!

    ResponderEliminar
  10. Isabel, convéncete, lo mejor que puedes hacer por ahora es lo siguiente: la haces dormir en su camita, y a la primera despertada a la cama de los papás y a seguir durmiendo.
    Yo lo he hecho con mis dos enanos y te prometo que el de 9 ya no lo hace, jaja. De verdad, tipo 4 años de repente no se despiertan más.

    ResponderEliminar
  11. ¿Y cómo durmió la niña con sus abuelos?
    No sé que decirte, Isabel. Regalarla no soluciona nada, y hasta es probable que la empieces a extrañar horrores y pienses que no era tan terrible no dormir, con tal de tenerla. Pero sí que es muy difícil vivir sin dormir, y aunque sepas que esto con el tiempo se pasa, el día a día se vuelve muy duro.
    Animo, una vez más! Imagino que no debe quedar tanto ya por picar en la mina.
    Besos!

    (madreinargentina.blogspot.com)

    ResponderEliminar
  12. ¡Enhorabuena por la semana de descanso!

    Todos necesitamos dormir, y si no lo hacemos, o lo hacemos a trompicones, será porque algo pasa, siempre lo he creido.

    En el caso de mi nena mayor era frío ¡es cierto! por eso conmigo dormía mejor. También con calcetines bajo el pijama, y con pijama gordote y apretado, porque siempre se destapaba. También durmió poco al principio por hambre, hasta que lo solucionamos complementando el pecho con bibis.

    Pero no sirve para todo el mundo: la pequeña al principio, como todos necesitaba calor, pero no parecía suficiente, además pasaba hambre (con esta tardé un poco más en complementar con bibi ¡qué error! si lo hubiera hecho antes, la niña no hubiera llorado todas las tardes de 8 a 10 tirando de la teta) Y hambrona igual con bibi, porque se despertaba lo mismo a las 3, pero vamos, eso no me importaba, era aún muy pequeña.

    Luego la hemos estorbado rápido con tanto calor (en verano) así que el paso a la cuna fue facilón porque estaba a sus anchas, eso sí, he vuelto a descubrir que los calcetines y el body bajo el pijama le son imprescindibles.

    Ha sido peor dormidora que su hermana, pero también influyó que regurgitaba mucho, y tenía acidez (cosa que antes no se tenía en cuenta, ahora les ponen ranitidina y ¡su vida cambia!) Ahora con casi 11 meses duerme fenomenal, salvo cuando hay mocos, claro, pero el humi va muy bien.

    Yo intentaría probar no sea que la niña sea intolerante a la lactosa, o al gluten, o algo, intentando sustituirlo por la noche, a ver que resultado te da, no sea que la niña tenga molestias que no sepa describir y que sean las que la despiertan.

    Te lo digo porque mi madre siempre ha dormido fatal, siempre con problemas de estómago y otros asociados y ahora a los 50 le ha salido que tiene alergia a la leche....debe haberla tenido toda la vida, pero poco, no lo suficiente como para hacer saltar la alerta.

    Bueno...perdona el rollo, son ideas y lo que yo he ido probando...pero es que vuelvo al principio: la que más cansada debe ir debe ser ella.

    Y si tras eliminar lo físico, tú crees que es problema de hábitos...tal vez deberías probar el Estivill

    Besos y suerte!

    ResponderEliminar
  13. ¿Has probado a leer "Dormir sin lágrimas" de Rosá Jové, o "Bësame mucho" de Carlos González?. Creo que ambos pueden ayudarte a entender lo que necesita tu hija.

    ResponderEliminar
  14. Perdona, soy madre de 1 niña de 5 años y mellizos de 1 año, me parece muy fuerte lo que comentas de la condena. Condena la que tienen los padres de Marta del Castillo. Creo que en este sentido se te ha ido un poco de las manos. Sé que es duro, muy duro, lo he vivido y es horrible, pero no condena, mujer! no digas eso, por favor!!

    ResponderEliminar
  15. La solución la tienes al alcance de la mano. Pero eso sí, relee con atención los capítulos importantes (total, son sólo dos), ya que me da la impresión de que te has saltado párrafos enteros.
    ¡Suerte y constancia!

    ResponderEliminar
  16. yo también he pensado... ¿¿y en casa de los abuelos cómo ha dormido??
    ¿y si la metes en tu cama, cómo duerme?

    ResponderEliminar
  17. Creo que los que hemos sufrido (y sufrimos) esas noches insomnes te entendemos perfectamente...yo llega la hora de dormir y me pongo tensa pensando en que la niña gritará en cualquier momento y empezará otra noche catastrófica...y esa tensión se mete dentro y no sale así como así...Yo creo que con la edad de la tuya os queda poca condena, meses sólo...hay que aguantar.

    ResponderEliminar
  18. Te entiendo perfectamente. Mi hijo mayor empézó a dormir a eso de los 3 años y ahora el peque con 15 meses aún no ha hecho una noche seguida (aún y haciendo colecho!). No se si lo has contestado pero en casa de los abuelos durmió bien? o hizo los mismos despertares? Es que siempre me queda la duda de si soy yo misma que le "invito" a despertarse y pienso que a lo mejor en otro sitio no lo haría. Quien sabe, a lo mejor algún día pruebo a dejarlo ni que sea una noche...
    Por cierto, una posible solución (a mi me funcionó con mi mauor): flores de bach. Vas a un terapeuta, le cuentas la historia y te recomenderá que tomar. No es una ciencia exacta, cada niño es un mundo.
    Un beso de fuerzas!

    ResponderEliminar
  19. Y como durmió con los abuelos? Que rutinas hicieron ellos?

    ResponderEliminar
  20. Ni se te ocurra tirar el dinero comprándote los libros de Rosa Jové, E. Pantley o Carlos González. Perderás el tiempo leyéndolos y no te solucionarán el problema.

    ResponderEliminar
  21. Espero que ninguno de tus niños tenga jamás una enfermedad que te obligue a pasar noches en vela no porque no te dejen dormir, sino porque no sepas en que momento vas a perderlos... Tienes una gran suerte, y te quejas constantemente. No dormir es una putada, es cierto, pero sarna con gusto no pica, o no debería picar... He leido tu blog casi de un tirón, y hay frases y situaciones que me gustaría que leyera algún trabajador social, porque francamente asustas.

    ResponderEliminar
  22. el no dormir es lo peor... yo lo he vivido, pero todo pasa... un dia, no saber porqué duerme de un tirón... Animo!

    ResponderEliminar
  23. ¡¡Un trabajador social!! ¿Pero es que en este país hemos perdido el sentido del humor?

    ResponderEliminar
  24. Me encantas, madre con hijos!

    A mí lo que me asustan son los comentarios de algunas mentes cuadriculadas. La gente sin sentido del humor e incapaz de pillar una ironía da mucho miedo.

    Suerte con la peque! La nuestra tiene 14 meses y va por el mismo camino. Lo peor (o mejor) es que creo que ya me he acostumbrado a sus despertares constantes y ya reacciono para calmarla casi sin abrir los ojos.

    El día que vuelva a dormir mis ocho horitas del tirón creo que voy a montar una fiesta. Ni lotería ni nada, yo quiero dormir!!

    saludos

    ResponderEliminar
  25. Cuando empecé a leer tu entrada, pensé, bueno parece que hay alguno que duerme levemente peor que mi Davidito de la misma edad que tu princesa. Luego pensaba en que yo quería ir a por la princesa, el tercero y se me fue quitando la sonrisa. Ánimo Isabel, que cuando cumplen 3 se transforman en postuniversitarios de repente. Besitos.

    ResponderEliminar
  26. Los que no saben firmar, igual tampoco saben pensar. No escuches a los que no tienen cara. Besitos de esos anónimos.

    ResponderEliminar
  27. Me parto, un trabajador social? cuanta madre perfecta hay por ahi suelta... jejeje

    ResponderEliminar
  28. Algunos desde luego no tienen sentido del humor. Por cierto que la falta de sueño sí que puede afectar mucho, y digo yo que uno en su blog tiene derecho a quejarse un poco de sus problemillas ¿no?

    ResponderEliminar
  29. Tu blog es un soplo de aire fresco. ¡Cuántas veces he reído a carcajadas leyendo alguna de tus entradas! Es divertidísimo leer en clave de humor los malos tragos por los que todas las madres y padres tenemos que pasar o hemos pasado en algún momento. Me parece increíble que alguien tenga tan poco sentido del humor.

    ResponderEliminar
  30. Trabajador social? la gente esta muy mal, vamos no se que ven de malo en tu entrada, vaya vida triste que llevan algunas. y no ven el doble sentido ni el humor a nada.

    Animo guapa y besitos

    ResponderEliminar
  31. Mi solución: ¿tu hija duerme en una cama de 1,90? Si la respuesta es sí, en cuanto venga a meterse en tu cama, te cambias tú a la suya; es que 3 en una cama de matrimonio, aunque sea de 1,50, es mucho (y no digamos 4 o 5).
    Dormir de un tirón es muy difícil, pero no desperdiciemos ni un solo minuto! ;-)

    ResponderEliminar
  32. Este blog deberia estar capado para la gente sin sentido del humor, por Dios, que busquen para leer algo mas de su estilo que queda claro que este no es, animo Isabel que somos muchas la que te entendemos 100%100.

    ResponderEliminar
  33. ups!!! pensaba hacer una entrada en mi blog de hace 2 dias que mi pekeño troglodita me dio una tarde de esas que abandonarias el planeta con un ser viscoso sin pensartelo 2 veces solo por huir como una cobarde.....pero visto lo visto me lo kedo para mi misma porque te puedo garantizar que si lo cuento a mi si que me mandan a los servicios sociales :/

    que bello debe ser no perder los papeles jamas de los jamases, duermas o no duermas y pase lo que pase y vivir eternamente agradecido a los dioses universales por todo lo que tenemos sin quejarnos nunca nunca nunquisima (esa frase es de mi niño)....que lastima que algunas solo somos unas pobres mortales.

    ResponderEliminar
  34. Yo a la mía del medio (2 años y medio), que duerme perfectamente, la alquilo por horas (o días si hace falta). Mis 3 hijos son lo más importante de mi vida, lo mejor que me ha pasado, pero para que me tengan al 100% necesito desconectar a veces, y ellos de mí tambien. Tu blog fue un descubrimiento para mí (en el embarazo de la 3ª, que ya tiene 9 meses)y me has hecho sonreir y reírme cuando creía que no había luz al final del túnel.
    Muchas gracias, y muchos besos

    ResponderEliminar
  35. Enhorabuena! tienes una niña normal. Lo que no me parece normal es hacer bromas mordaces a costa de una niña de 2 años

    ResponderEliminar
  36. Madre yo también de tres (6 años un chico, 4 años otro chico y 2 años la niña) Te mando todos mis ánimos... Llega un día en el que duermen, de verdad!
    En mi caso ha sido el mediano y hasta no cumplir los 4 años no ha dormido casi ninguna noche sin despertarse. Pero llega un día, por fin, que duerme toda la noche, y otro y otro....
    Llevamos ya unos 6 meses de descanso y ahora lo difícil es pasar una sola noche mala,jajaja ja. Imaginate las peleas para ver quien se levanta!!!!
    Psss un secreto... Los aceites esenciales han ayudado un poco

    ResponderEliminar
  37. Como ex-niña mal dormidora te recomiendo (aunque seguro que ya lo tienes en cuenta) no hacer un mundo sobre su mal dormir delante de ella.
    De lo contrario podrías trasladar la angustia a la niña, y no quieres encontrarte con ella a los 5 años llorando en mitad de la noche porque no se consigue dormir o porque se ha despertado.
    Algunas personas tenemos problemas para regular el ciclo cardiano de acuerdo a los patrones sociales establecidos (dormir de noche, vivir de día). De adultos podemos desarrollar estrategias que nos ayuden a lidiar con esta "disfuncionalidad" pero para un niño es bastante estresante.
    Yo era de las que con 3 años me despertaba en mitad de la noche y me ponía a jugar en la oscuridad, porque no tenía más sueño. Claro, mis padres empezaron a preocuparse y me trasladaron esa preocupación (inintencionalmente) y siendo todavía bastante pequeña, pero ya consciente de mi incapacidad para regular mi sueño con el ciclo social, tenía autenticos momentos de pánico. Yo me he pasado alguna noche entera llorando porque: "no me puedo dormir y mañana tenía que ir al cole" y a día de hoy todavía tengo un ligero malestar y sentimiento de culpa cuando apago la luz y pese al sentimiento de cansancio no logro conciliar el sueño.
    Esperemos que tu pequeña pueda aprender estrategias para regular su ciclo cardiano de una manera natural y sin añadir estres emocional extra al complicado proceso de maduración y crecimiento ;)
    Ánimo!

    ResponderEliminar

Compártelo