domingo, 27 de noviembre de 2011

Me aterran los terrores nocturnos

En nuestro completo catálogo de trastornos del sueño no podía faltar, además de una niña que se despierta continuamente y deambula por la casa y de episodios variados de 'descontrol', de esfínteres (que no voy a detallar para no revelar vergüenzas familiares), un niño con terrores nocturnos. Ese también lo tenemos dentro nuestra surtida gama de "todoloqueustedpuedenecesitarparanodormirunanochedeuntirónniporequivocación". No recuerdo cuándo empezó el mediano, que tiene ya cinco años, con estos episodios de pánico, pero ya llevamos varios años con ellos. Forman parte de nuestra rutina noctámbula e insomne. Si por casualidad una noche la niña ha cogido una buena racha de sueño (como mucho de un par de horitas), entonces ahí contraataca el mediano, no vaya a ser que nos acostumbremos a dormir demasiado de un tirón y nos vaya a pasar algo por la falta de costumbre.
Suele ser en la primera parte de la noche, es decir, cuando estás en la fase más profunda del sueño y si te despiertan es que no sabes ni quién eres ni cómo te llamas y mucho menos todavía quién es esa criatura que grita furiosa. Yo por lo general me despierto como un autómata, salto como impulsada por un resorte y corro a su lado (llevándome por delante todo lo que encuentro, esquinas incluidas porque a esas horas no recuerdo la composición de mi casa y la otra noche doblé literalmente una esquina, que del golpe casi me desplomo). Y ahí me quedo a su vera, a pesar de que poco puedo hacer por él cuando está gritando palabras inconexas, con los ojos abiertos pero sumido en algún sueño profundo del que no logro nunca despertarle. Y me limito a abrazarle muy fuerte, a acariciarle la cabeza, recuperando ya la noción de quién es y quién soy, mientras grita mamá, mamá mirando al infinito. Dicen que no hay que despertar a los niños cuando están en esta fase, yo por más que lo he intentado en alguna ocasión para tratar de poner fin a lo que le atormenta, tampoco lo he logrado. Así que me limito a estar a su lado lo que dura el episodio, entre 20 y 30 minutos, y luego regreso a mi cama confiando que, con un poco de suerte, no vuelva a repetirse esa noche, porque de verdad que me aterran estos terrores.

20 comentarios:

  1. No me extraña que te aterren, hay algo profundamente alterante en eso de que estén dormidos, con los ojos abiertos, y llamándote. Y tú no puedas hacer nada para calmarlos... es un horror.
    Y si encima te pillan en el momento más zombi de la noche, que vas chocándote con los muebles porque no sabes ni dónde estás... entonces es juntar el hambre con las ganas de dormir ;).

    ResponderEliminar
  2. Hola Isabel. Dani solo ha tenido una vez y fue horrible. Hasta pensé que se había vuelto loco. Me pegaba y no había manera de calmarlo. Sólo le calmaron unos dibujos animados de "los payasos de la tele". La verdad que fue después de una tarde muy intensa cuando tendría 2 años. Me parece que en tu casa todas las tardes deben de ser muy intensas. Te mando muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. No me extraña. Los míos apenas han tenido ( y cruzo los dedos) pero cuando ha pasado, de muchísima pena e impotencia.
    Ánimo y buenas noches.

    ResponderEliminar
  4. hace dos noches sufrí el primer terror nocturno de hijo, solo tiene 10 meses y la verdad es que da un poquito de miedito.
    Y da que pensar que un ser tan pequeño pueda "maquinar" su cabeza hasta tal punto.

    ResponderEliminar
  5. Pobret, si que le dura.... debe ser duro verlo así, lo mal que lo debe pasar...

    ResponderEliminar
  6. Mi sobrino los paso también hasta bastante mayor (8 años creo) y el medico le dijo que cuando fuese a dormir a casa de un amiguito que se tomase una valeriana y así no le pasaba fuera de casa... placebo puro y duro, pero mano de santo. Cuando dormía fuera, pastillita de valeriana y dormía como un angelito.
    La verdad es que es muy duro....

    ResponderEliminar
  7. pobrecito, a ver si pasa pronto ésta época de pesadillas y puede dormir tranquilito; nosotros llevamos dos meses que el peque todas las noches se despierta varias veces y no veas lo mal que lo estamos pasando por que claro... al dia siguiente hay que ir a trabajar...!

    ResponderEliminar
  8. A mi peque le habrá pasado en un par o tres de ocasiones y fue terrible, qué susto, él gritando y llorando y yo simplemente allí en su cuarto perpleja.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Isabel! Como te entiendo, mi mayor (que ya tiene 4 años) tiene terrores desde hace más o menos tres años. Ha llegado a tener 3 o 4 terrores por semana, pero últimamente por suerte se han reducido bastante. Normalmente le pasa cuando está cansada más de lo normal, o si ha tenido un día estresado. Y sí, te sientes impotente, porque verlos llorar y sin conseguir consolarlos, porque no te reconocen y a veces no quieren ni que los toques es bastante agobiante.

    Por cierto, los terrores nocturnos no tienen nada que ver con pesadillas. No son sueños malos, son más bien alteraciones en el proceso de sueño. Rosa Jové lo explica muy bien en su libro "Dormir sin lágrimas". A mí me ha ido muy bien para comprender qué puede causar los terrores e intentar evitar las situaciones que los provocan.

    Ánimos! Yo también sueño con el día en el que pueda dormir toda la noche del tirón!

    ResponderEliminar
  10. No sé si te servirá de ayuda, pero en el libro de Rosa Jové hablan de los terrores nocturnos. En teoría pasan porque el niño todavía no sabe pasar de una fase a otra del sueño (o algo así, ahora no me acuerdo bien). Ella comentaba que normalmente pasan en la primera parte de la noche, cuando el niño ha entrado en una fase muy profunda del sueño y no sabe cambiar a otra, y que suele pasar siempre más o menos a la misma hora. Por eso, comentaba que es bueno despertarles unos diez o quince minutos antes de que vaya a pasar (no hace falta levantarlos, sólo que abran los ojos y se vuelvan a dormir inmediatamente), así les ayudas a pasar de fase y no sufren los terrores.

    ResponderEliminar
  11. Uff!! El cardenal de mi cadera demuestra lo bien que te entiendo...La verdad es que ultimamente tenemos buena racha pero, los terrores son impresionantes. A mí alguna vez me han dicho: no sé si son terrores o pesadillas y yo respondo, creeme, si son terrores lo sabes porque, yo también he intentado despertarle y nada y es como si estuviera fuera de sí...yo he probado de todo y no he conseguido mucho.

    ResponderEliminar
  12. A mí esto sólo me ocurrió una vez, me quedé sin saber qué hacer, ¡me impresionó tanto! En ese momento quien tuvo la calma fue mi marido, que fue el primero en ver que despierta no estaba... a pesar de tener los ojos abiertos, ... ufff.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! No hemos visto la opción mandar un mensaje privado, por eso comentamos en este post.

    Como blog de madres creemos que os puede interesar 'Navidades Sorprendentes' de Cefa Toys, para sorprender a vuestros hijos en estas fechas tan señaladas.

    ¿Te imaginas que Papá Noel y los Reyes Magos pudieran felicitar a los niños de forma personalizada? ¡Con 'Navidades Sorprendentes' es posible! Los niños recibirán vídeos de estos entrañables personajes dirigiéndose a ellos con su foto, edad, nombre,…

    Encuentra todo esto en http://on.fb.me/NavidadesSorprendentes

    ResponderEliminar
  14. ves Modern family? me recuerdas mucho a la mami de la serie... terrores no tengo pero lo del resorte en el culo cuando oigo lloros me pasa cada noche, es increíble si alguien me lo hubiera dicho hace unos años...

    ResponderEliminar
  15. Mi hija de 4 años lleva uno con terrores nocturnos. Ni siquiera nos deja abrazarla, nos aparta las manos. Se pone de rodillas en la cama, y a gritar y llorar. Normalmente lo único que hacemos es hablar muy suavemente y poco a poco intentar que se tumbe. En cuanto toca la almohada se queda tranquila, pero no es fácil.

    ResponderEliminar
  16. Mi hija lleva 2 años y medio con terrores nocturnos TODAS las noches. Es horroroso ver como llora y me llama a gritos sin ver que estoy a su lado. Si intento acariciarla me da patadas y me aparta. Es muy duro.

    ResponderEliminar
  17. Tengo una niña de 6 años. Desde antes de su primer añito ya tuvo su primer terror nocturno. Al principio era terrorifico, esos gritos a pleno pulmon, chillando, patadas, puñetazos a la almohada, colchon... y nosotros sin poder hacer gran cosa. Entonces ocurrian casi todas las noches y ahora , gracias a Dios, muy de vez en cuando, como por rachas. Algunas mañanas le pregunto ¿ chiki con quien te peleabas anoche? Ella no recuerda nada claro. Pero si es verdad que cuanto mas cansada va o con sueño o se acuesta mas tarde de lo habitual, es cuando padece los terrores. Animo a todas.

    ResponderEliminar
  18. Me consuelo saber que no soy la unica madre padeciendo esto. Animo a todas

    ResponderEliminar
  19. ¡Como os entiendo! Ante todo animo y mucho amor y cariño a vuestro niños. Mi hija desde el añito ha tenido terrores con gritos, a pleno pulmon, quejidos, patadas, puñetazos, y nosotros sin poder hacer mucho, solo estar con ella, acariciarla, susurrarle y esperar que pasara. Ahora tiene 8 años y la cosa ha cambiado. Se levanta de la cama, en estado de terror, miedo, ansiedad, balbucea, sacude fuerte brazos y piernas, a todo eso va andando a la carrera por toda la casa, dando saltos. Es muy doloroso para nosotros no poder hacer nada en ese momento, solo la vamos guiando para evitar que se haga daño, le hablamos para relajarla y cuando lleva ya un rato, de 8 a 15 minutos, conseguimos que se acueste, porque antes no ha querido ni sentarse, ni ha dejado que la abracemos, su estado de nerviosismo no la deja estar quieta, entonces se duerme. Esto se puede repetir durate una semana con episodio por noche, despues cinco o seis noches divinas y luego empezar otra vez con los episodios. Cuando lleva dos noches se nota mucho en el dia, le duele la cabeza cuando se levanta, la barriga, cansada durante el dia, esta muy sensible, en el cole menos atenta... Menos mal que por la mañana no se acuerda de nada. Ante este cambio, cuando se supone que con el tiempo tiende a desaparecer, su pediatra nos ha enviado a neuropediatria, ya que nos dice que, apunto que la niña sufre apnea mientras duerme, le tienen que hacer estudio y pruebas. Nuestra hija es un angel, un dulce de niña, es buenisima, alegre, pues como hay que ser a su edad, feliz. Solo espero que esto vaya rapido, que den con el porque de la apnea, que resuelvan el problema y todo esto pase a la historia. Un beso para todos.

    ResponderEliminar

Compártelo