jueves, 10 de noviembre de 2011

Comentando los comentarios

A estas alturas ya me conoceis más que un poquito y sabeis que soy una tremenda maleducada virtual y no respondo nunca a vuestros comentarios (básicamente por cuestión de tiempo, desde aquí mi rendida admiración para mis colegas blogueras que comentan cada uno de los comentarios que reciben, así se gana una el fervor de sus lectores, pero de verdad que a mí no me da la vida). A lo que iba, que no comento nunca, pero que visto la cantidad de comentarios recibidos por mi último post, 'Mamá no se va', y, sobre todo, la solidaridad y los ánimos que me habeis enviado madres y padres (desde aquí un saludo especial a ese campeón padre de trillizos+2, autor de hhttp://padrestresado.blogspot.com) , pues no me queda otra que daros las gracias, y deciros que después de leer todo lo que me contais, y pensar un poco más sobre el tema, he llegado a la conclusión de que, como me dijo una vez la presidenta de los empresarios de Noruega (ya sabeis, ese país maravilloso donde apoyan de mil y una maneras a los que se ponen a procrear), "sin duda soy mejor madre porque trabajo fuera de casa". Pero eso sí, cada caso es un mundo y cada hace lo que cree mejor o más le conviene....

12 comentarios:

  1. bueno Isabel, ni tanto ni tan poco, un respeto a las que trabajamos en casa o a las que han decidido apretarse el cinturón y quedarse con sus hijos en el hogar sacrificando sus vidas laborales, también tiene mérito, ser madre tiene mérito, da igual como seas.
    A todas estas los bebés o niños pequeños solo quieren estar con sus padres o madres, es lo que más desean y necesitan, eso lo sabemos todos los que hemos procreado, asi que pasar el máximo tiempo posible con ellos es fundamental. La vida laboral debe quedar en segundo lugar cuando tienes crios (que no es lo mismo que trabajar por necesidad de un sueldo para mantener a la familia). Esa es mi opinión, para nada de acuerdo con estos comentarios que a veces pones/poneis para reafirmar y consolar vuestra situación/consciencia.

    ResponderEliminar
  2. Mariona, creo que la entrada de hoy no es contra la gente que os quedáis en casa para cuidar de la prole. Ni para reafirmar nada, no lo necesitamos. Si no para darnos cuenta que las DOS opciones son IGUAL de validas, ni una es mejor ni otra es peor.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que todas las madres que quieren ser buenas madres lo son, independientemente de donde trabajen. Hay madres que trabajan fuera y cuando salen del trabajo se desviven por sus hijos y otras los encasquetan a todas horas porque dicen necesitar descansar. Luego hay amas de casas que viven para ellas pasando de sus hijos y otras amas de casas que se matan por conseguir la croqueta casera perfecta para sus retoños, recorren media ciudad para comprar el pescado más fresco, les preparan juegos fantásticos... El problema es cuando la madre perfecta que trabaja fuera se siente culpable por no poder estar en la reunión, en la salida de las colonias... y la madre perfecta que trabaja dentro se agobia porque todo le cae sobre ella y no tiene recompensas "sociales". Mamis somos todas fantásticas, disfrutad de las ventajas de vuestra posición queriendo a vuestros peques, porque no hay nada idílico en esta vida más que buscar lo positivo. Besitos de creamomentos.

    ResponderEliminar
  4. Un momentico. Yo vivo en uno de esos países nórdicos donde, como dices, se apoya tanto la procreación. Y sí, vale, me pagan 150 euros mensuales por cada hijo hasta no sé qué edad, recibo una ayuda por tener a la pequeña en casa y no trabajar, y me pagan la mitad de la matrícula del cole del mayor. Pero aquí el concepto de crianza es, créeme, radicalmente distinto. En España tenemos hijos, creamos una familia (con poca o ninguna ayuda estatal). Aquí crían otras cosas: un bebé con todas sus subvenciones es una futura unidad productiva, un futuro trabajador que en su día cotizará con sus impuestos para que otros puedan recibir los mismos subsidios. Una pieza más en la cadena de montaje del supuesto estado del bienestar. Os sorprenderíais de ver el desapego de padres hacia hijos: los llevan al parque y se ponen a leer sin dirigirles la mirada, apenas les hablan o les cantan, no les dan paracetamol cuando tienen fiebre, no les limpian los mocos. Llevan a gala el trabajar fuera de casa, pero creedme que no les importa mucho dejarlos en sus guarderías públicas bajo la perezosa mirada de los cuidadores. Lo que aún no sabía, a juzgar por lo que dice tu empresaria noruega, es que por eso, precisamente por eso, se creen mejores padres. Aunque tampoco me extraña: se consideran más altos, más guapos, más listos, más avanzados, más ricos, más tolerantes. El mito nórdico...
    P.D. Y en un país taaaaan avanzado como Dinamarca, cuando nace un niño el encargado de registrarlo es el vicario de la parroquia protestante más cercana. Todos, todos, por defecto, pertenecen a la Iglesia Protestante Danesa. Pero eso sí, están muy avanzados.

    ResponderEliminar
  5. Amalia, me ha encantado tu comentario.

    ResponderEliminar
  6. Es que no hay madres perfectas, ni padres perfectos, como decian en "Con faldas y a lo loco" nadie es perfecto, cada uno hace lo que puede y lo que debe en el tanto por ciento que le dejan, cada situacion y cada familia es diferente, no hay que poner, ni ponernos etiquetas.Si respetasemos mas , seriamos mas felices.
    Saludo recibido, y muchas gracias, un abrazo para ti!!

    ResponderEliminar
  7. No ha sido afortunado el comentario. Te has equivocado. Todas las madres, incluso las peores, somos buenas, simplemente por ser madres.

    ResponderEliminar
  8. Una madre es buena madre si quiere, si pone empeño y si sacrifica (ya sea su tiempo, su carrera profesional, o lo que sea) por sus hijos.
    Yo me considero la mejor madre del mundo para mi hijo porque me paso las 24 horas del día a su lado. Cada uno hace lo que puede y lo que cree mejor.

    ResponderEliminar
  9. Isabel, te suelo leer aunque no comparto muchas cosas de las que dices pero lo de hoy... madre mía, madre mía, te habrás quedado bien!!!

    ResponderEliminar
  10. pufffff Ale, no estoy de acuerdo contigo para nada. No se es buena madre simplemente por ser madre, sino que es algo que se trabaja día a día. ¿No conoces ninguna mala madre? a lo mejor no personalmente, pero desgraciadamente cada x tiempo vemos noticias de madres que maltranta incluso (Dios mío) matan a sus hijos. ¿También son buenas madres?? Creo que el comentario desafortunado ha sido el tuyo.

    ResponderEliminar
  11. @mariona: pues me queda claro que tu si tiene "LA verdad" de como criar a los niños, no?
    que comentario tan falto de sentido y lleno de prejuicios

    ResponderEliminar
  12. Silvia: no comparto tu idea para nada. Una cosa es cuidar/querer/disfrutar de los hijos, y otra muy distinta eso que tu dices.
    Yo aspiro a que el dia de mañana mis hijos me digan que tuvieron en mi lo que necesitaron en cada momento, pero no que sacrifique mi vida por ellos... Por Dios, que carga para un niño ...

    Dejemos de lado el concepto de madre sufridora y trabajemos por una familia ( padre/madre/abuelos/ hijos/ nietos...) feliz y respnsable...

    ResponderEliminar

Compártelo