jueves, 13 de octubre de 2011

Esos maravillosos e irrepetibles dos años y medio

Lo dije con mi primer hijo, lo volví a repetir con el segundo, y ahora, en una nueva prueba de que la maternidad trastorna (algo muy fácil de constatar empíricamente, especialmente en las madres reincidentes) lo vuelvo a decir con la cabeza bien alta y sin un ápice de duda: a pesar de que mi hija de dos años y medio sigue sin dormir ni una sola una noche de un tirón y se despierta todavía unas tres o cuatro veces por noche todas las noches sin excepción (con el consiguiente desgaste de sus progenitores), a pesar de que se empeña en dormir con nosotros y ha vuelto a pedir biberón a las horas más intempestivas (sin ir más lejos, esta noche, a las cuatro menos cuarto de la mañana), a pesar de que no le entiendo cuando habla en su idioma particular y la mitad de las veces no sé qué me está diciendo, con lo cual se desespera y se enfada, a pesar de que no puedo perderla de vista un segundo porque la lía bien liada (se tira por encima un bote entero de polvo de talco, vacía mis pinturas de maquillaje… así a modo de ejemplos recientes), a pesar de que trasladarse con ella a pie es requetecomplicado porque ya no quiere ir sentada en su silla, pero tampoco camina lo suficiente para ir por su cuenta, a pesar de que viajar en coche es un suplicio porque no para de llorar, a pesar de que está atravesando una etapa muy caprichosa porque ha descubierto que en el mundo hay cosas más divertidas y más bonitas que otras y no siempre le toca una de ellas… A pesar de todo eso y más que ahora no recuerdo, si me dijeran que existe un elixir mágico e inocuo que me la mantuviera congeladita un poco de tiempo más en estos maravillosos dos años y medio, os aseguro que se lo daba sin dudarlo. Para disfrutarla un poco más y prolongar esta etapa inigualable e irrepetible de los dos años –sin duda, para mí la etapa favorita de los niños-, porque cada rato que paso con ella me sabe a poco.

27 comentarios:

  1. Genial, totalmente de acuerdo, mi hijta tiene dos años y medio y no paro de disfrutarla. Es una etapa divina.

    ResponderEliminar
  2. Verdades como templos... yo había pensado en llevarles al País de Nunca Jamás, pero me informan que ya no hay vuelos disponibles... una pena.
    Disfrutemos entonces de esta etapa que dura tan poquito...
    Besos y aguantoformo para todas sus trastadas, no nos queda otra, jajaja!.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo q hay unas etapas mejores q otras, si yo no hubiera podido dormir de seguido con mi segundo hijo , con dos años y medio, estaria en la uvi. Menos mal q durmiron de un tiron al año. D

    ResponderEliminar
  4. Coincido totalmente contigo, tengo mellizos (niño y niña) de 2 años y medio, me vuelven loca, me agotan, tienen mi vida patas arriba,me muero de amor por ellos, me encanta esta época, estoy disfrutando muchísimo de ellos, me encanta redescubrir la vida a través de sus ojitos, es una etapa preciosa, aunque dura, eso si, pero maravillosa.

    ResponderEliminar
  5. Como t comprendo la mía también tiene la misma edad y mira q m hace cabrear pero son súper monos.

    ResponderEliminar
  6. Mi hijo pequeño también tiene dos años y medio! Creo que nadie podría expresarlo mejor! Enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
  7. qué bonito! pero yo me quedo con los tres años... porque los dos años y medio fueron una guerra continua la verdad... muy bonitos pero una guerra, yo suscribo todo lo que dices, pero la pócima se la daba ahora!

    ResponderEliminar
  8. Ejem... ¿tiene dos años y medio y todavía bebe en biberón?

    ResponderEliminar
  9. Mi niño tiene 26 meses y me tiene encandilada, ojalá vendiesen ese elixir para dejarlos asi unos cuantos meses mas...

    un abrazo

    http://menos1000ymas30.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Es verdad, esa lengua de trapo, ese nacimiento del carácter, esa personalidad, de los dos a los 4 están para comérselos y untar.

    ResponderEliminar
  11. que bonito Isabel, me emociono al leer tus palabras... espero que las etapas que le siguen (mi hijo tiene poco más de dos años y medio)sean asi de bonitas, de otra manera, pero asi de preciosas.

    ResponderEliminar
  12. Pues si...................totalemte de acuerdo.
    Nosotros estamos a punto de cumplir, siete, y cuatro añitos, y miro hacia atrás y me da una penita.Todo lo que he vivido me sabe a poco.
    Preciosas palabras.

    ResponderEliminar
  13. eres una madraza que no tienes remedio!!! yo me quedo con los tres años y sus preguntas sin fin, me lo paso bomba con mi hijo y sus razonamientos!!!

    ResponderEliminar
  14. Aunque mis dos inicios de maternidad, han sido duros, como yo digo ambos los he tenido que pasar por la ITV. Pero ya está todo solucionado, veo ahora a mi niña, que está apunto de cumplir dos años, y la verdad que ayer se lo comentaba a mi marido. SI,SI, "ESTÁ PARA COMÉRSELA". De verdad comparto contigo tus comentarios al 100% X 100%.

    ResponderEliminar
  15. Completamente de acuerdo!!! mi niña va a cumplir ahora los 2 años, y lleva un mes que está para comérsela. Eso de que ya "hablen" y sean personitas, con esa ilusión por todo, esa alegría, las risas sin freno... las trastadas imaginativas, los abrazos fuertes, los besitos después de una perra de una hora...
    De vez en cuando la cojo, la achucho, la lleno de besos, y no la suelto hasta que se queja. MUCHO.

    ResponderEliminar
  16. Son lindos (y cansadooores) los 2 años (mi hijo menor tiene 2 y 4 meses). Pero sabes que teniendo también uno de 9, como que encuentro que todas las etapas tienen su gracia. Claro, ahora no es regaloncito como el menor, pero poder jugar Wii y que tu hijo a veces te gane ¡genial! Tener la paz y felicidad de estar los dos leyendo en la noche, cada uno su libro ¡genial! Llevarlo al cine a re-ver "Volver al Futuro" ¡genial!!

    ResponderEliminar
  17. El menor mío tiene 2 años, pero sabes que no he sentido tanto ese impacto de que ahora hable porque usamos las señas del bebé y desde los 9 meses que hablamos, comenta lo que ve, lo que quiere, etc. Lo que si encuentro fabuloso es ver este punto tan chico, imitando a su hermano mayor, y haciendo chistes tan chiquito. Es mi diablillo.

    ResponderEliminar
  18. DIOS MIO 2 AÑOS Y MEDIO Y NO DUERME DE TIRON....UF SI QUE HAS SIDO ANIMADA TENIENDO 3!
    LOS MIOS DUERMEN DE MARAVILLA HACE SIGLOS QUE NO RECUERDO DESPERTARME POR LA NOCHE:-)

    ResponderEliminar
  19. Jo Isabel, David acaba de hacer 2.5 años y créeme que he empezado a ver la luz. Mi hijo no molesta por la noche, lo único que la noche se acaba a las 5 de la mañana.

    ResponderEliminar
  20. Llevas toda la razón del mundo.... pero yo lo ampliaría a los 4-5 y sus preguntas que te dejan descompuesta, los 6-7 y sus razonamientos de "adulto", los 8-9 cuando quieren ayudar y compartir contigo cosas de mayores, los meses de lactancia y ese placer "animal" de hundirle la nariz en el cuello y oler ese olor tan característico, que se convierte en galleta en cuanto empiezan a tomar cereales, los 6-10 meses y ese gatear a toda pastilla moviendo el culo de un lado a otro, los 12-15 meses y sus primeros pasos, sus primeras palabras..... Todo es tan inigualable y pasa tan rápido, sin darte cuenta, así que aprovechemos HOY AHORA.
    Gracias por tu blog.
    (Madre de 7-5-3)

    ResponderEliminar
  21. me pasa igual qeu a ti y aunqeu sigamos sin dormir ¡que epoca mas maravillosa¡

    ResponderEliminar
  22. Sí!, concuerdo... a los dos años son ocurrentes, curiosos, divertidos, mimosos. No son tan grandes, ni tan chiquitos. A esta edad, todavía no dejaron de ser bebotes, a pesar de sus ganas de crecer. A disfrutarla entonces! Besos.

    ResponderEliminar
  23. yo tengo una niña de 7 meses y me tiene agotada se despierta mucho por la noche y por el dia no duerme casi nada.algun consejo?

    ResponderEliminar
  24. Mi hija tiene 8 meses y no veo la luz...espero que al menos cuando llegue a los 2 anitos ya empiece a ser menos duro...

    ResponderEliminar
  25. Siento discrepar. Yo tengo dos niñas, una de 7 y otra de 3 y para mí los 6-7 años son estupendos. Sin rabietas, se pueden llevar conversaciones, ir de compras, etc.. Tengo unas ganas increibles de que la pequeña llegue a esa edad. No puedo con la rabieta continua y con el "no porque no". Lo siento...

    ResponderEliminar
  26. Luego crecen super deprisa, disfruta de esa etapa que luego se añora.

    beso grande

    ResponderEliminar

Compártelo