viernes, 30 de septiembre de 2011

Eximentes de maternidad

Una de las cosas que más cuesta aceptar cuando se tienen hijos es que son para siempre, y que no solo no hay días libres sino que no te puedes librar un segundo de tus responsabilidades. Pero de verdad que debería haber circunstancias o situaciones eximentes en las que una, de manera absolutamente transitoria y excepcional, no tuviera que ejercer de madre, más que nada, porque está imposibilitada para ello. En mi caso concreto hay dos circunstancias en las que soy absolutamente incapaz de ejercer mi papel materno:
1- Cuando tengo migraña.
2- Cuando hay turbulencias en el avión, porque entonces me puede el pánico, y soy incapaz de reaccionar, y menos aún de responder a las preguntas de mi hijos, del tipo: "Si nos diéramos contra esa montaña, ¿qué pasaría?". "¿Por qué sube tan rápido ahora el avión, para no caernos?". "¿Mamá, ¿ y cuando nos ponemos el salvavidas?". "¿El avión puede aterrizar en el mar'".

¿Y cuales son vuestros eximentes?

12 comentarios:

  1. Pues en mi caso, los dos primeros dias de menstruacion, y los golpes de calor (creo que no me olvido de otros...). Lo primero todavia, en algunos casos, vale, pero lo segundo imposible. Hay veces que al recogerlos del cole a mediodia en verano, hace un calor insoportable, y el meterme en el coche ya con calor, el coche ardiendo, todo desprende 40 º, es horroroso. A veces me provocan tal bajon, que cuando llego a casa soy incapaz de hacer nada, me tengo que tumbar y acostarme, y cuando llegue mi marido (tarda como una horita) toma el las riendas.

    ResponderEliminar
  2. Pienso que cuando estoy con gripe: me duele todo el cuerpo, no respiro bien y me arde la garganta. También los primeros dos días de menstruación que me duelen la cabeza, la espalda, el bajo vientre. Qué horrible. Coincido con Sara M.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja!... pues yo con las dos tuyas ya me conformo... también llevo fatal lo del avión y siempre viajo con ellos sola 14 horas de vuelo, vamos, que da para mucho.
    En todo caso yo hace tres años y medio que no recuerdo haber dejado de ser madre, iba a decirte que iba a darme un respiro en el hospital, pero olvidaba que de nuevo es para ser madre!!...
    Paciencia... yo le he preguntado a mi madre y dice que sigue siendo madre y además abuela... así que no es solo para toda la vida, que parece que con los años es peor...

    ResponderEliminar
  4. Yo no tengo eximientes de esos, porque mi marido tiene un monton de eximientes y claro si el los tiene casi todos pues a mi no me keda casi que ninguno, asi que ni con migraña, ni con la regla, ni en avion con turbulencias, ni recien operada, en el naufragio de un barco, ni que vengan los indios a cortar cabelleras, ni enmedio de un tsunami ......nada yo alli al pie del cañon contestando preguntas del niño y diciendole que no pasa nada y que todo sale bien aunke estemos enmedio de un banco de medusas.

    PD pa la siguiente vida me busco un marido con menos eximientes para tener yo unos cuantos que falta me hacen a mi y a mi salud mental

    ResponderEliminar
  5. Cuando llego del trabajo tan cansada! Y sólo quiero acostarme un rato y no tener que llevarlas a patín, ni ayudarlas con la tarea, ni pensar que van a llevar al cole de comer... En esos momentos quisiera no que me eximan de la maternidad, pero sí de sus obligaciones.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Yo cuando salgo a cenar y me tomo dos copas y al día siguiente me duele la cabeza, los pies de tanto bailar (el día que salgo aprovecho y no paro)Las resacas con bebés son incompatibles y sólo me paso el día deseando que lleguen las 9 de la noche para irnos las dos a la cama a dormir. Otra situación (de la que no me puedo librar ni de coña) es cuando en medio de un sueño profundo se despierta y tengo que levantarme a hacerle un biberón...me quiero morir y daría cualquier cosa porque alguien lo hiciera por mí...

    ResponderEliminar
  7. Que productividad... Como yo compartes el pánico a las turbulencias. Este finde me fui con mi marido piloto a Palma en el copit. El no pilotaba, íbamos de miranda. De repente empieza mi marido 5,4,3,2,1.. y en el 0 el avión empezó a pegar leches para todos los lados. Yo pálida. Le dije: "No lo hagas más". A la vuelta me dice "¿Te vienes en el copit?..." Perdona pero me tengo que poner al día con el tono de uñas de las revistas atrás.
    Bueno pues el mío es cuando ya llevo en el mismo día oidos 1765 Mami, mami, mami. Mira que corrieron para decir "papa" como su primera palabra y ya la olvidaron instantáneamente. Bs de creamomentos.

    ResponderEliminar
  8. Esas, y cuando tengo mucho sueño. Soy capaz de quedarme dormida con los niños saltándome alrededor

    ResponderEliminar
  9. Pues yo también recuerdo un poco lo que dice Raquel. La última vez que descanse muucho, leí, vi televisión, comí rico, me llevaban la comida a la cama y me preguntaban mis gustos para no equivocarse, fue cuando nació mi segundo hijo. jajaja.

    ResponderEliminar
  10. Cuando un día al año salgo con mis amigas y vuelvo tarde, sólo pido un par de horas más, hasta las 10 durmiendo ¿es mucho?
    Cuando te vas de vacaciones hasta que descargas todo en el sitio nuevo y te adaptas, eso en una hora lo tengo ¿es mucho?

    ResponderEliminar
  11. Domingo tarde noche llegando de un viaje largo y agotador y atascados en la carretera de La Coruña con los dos llorando inconsolablemente, que si yo estoy cansada imaginad ellos. Sé que no es un eximente debido al dolor, pero me parece el momento más infernal de mi vida de madre.

    ResponderEliminar
  12. Cuando estoy tumbada en el sofá muerta de sueño y entonces solo quiero dormir un ratito de siesta le pese a quien le pese y cuando estoy en el cuarto de baño haciendo mis cosas, no puedo soportar que aporren la puerta del baño o que me abran directamente la puerta para estar presentes en esos momentos de intimidad que nadie debería ver ni oler.

    beso grande

    ResponderEliminar

Compártelo