miércoles, 3 de agosto de 2011

Ese dulce momento del despertar

Si hay algo que me encanta, sobre todo ahora en vacaciones que tengo más tiempo, mucho más tiempo que perder, es acechar, cual animal de caza, el despertar de mis cachorros. Quedarme en silencio frente a ellos, o incluso tumbarme a su lado para acompasar mi respiración a la suya, y contemplar como duermen todavía plácidamente, hasta que de repente, como impulsados por un resorte, empiezan a desperezarse lentamente, estirando los brazos, dando una vuelta con pereza, frotándose los ojos, disfrutando todavía del sopor que les produce haber dormido bien y saboreando quizás quién sabe qué sueños, antes de abrir los ojos para encarar otro día, u otra tarde, si se trata de la siesta, con energía renovadas, qué digo renovadas, renovadísimas, como nuevos, completamente recargados para seguir descubriendo el mundo y emprendiendo nuevas y emocionantes aventuras, sobre todo ahora en verano que cada día trae mil y una emociones. Y me encanta, no puedo negarlo, que la primera cosa que vea sea la cara extasiada de su mamá.

10 comentarios:

  1. Si, ese momentos es incomparable.. como casi todos los de ser madres.

    ResponderEliminar
  2. Si que es un gustazo Isabel. Pero a mí siempre me da la sensación de que los despierto, notan algo "raro" (no sé si es que notan la falta de espacio), o eso creo yo. Aun así me gusta hacerlo :D

    ResponderEliminar
  3. jajajaj
    que gusto saber que somos iguales todas las mamás.
    yo no me pierdo un despertar de mi peque.
    es hasta romántico!

    ResponderEliminar
  4. Sí que es bonito!!!

    Yo lo hago con el mayor. Con la pequeña IMPOSIBLE, me despierta ella a las 5 !!!

    Pero sí que es lo más bonito verles despertar y que lo primero que vean sea a nosotras

    :)

    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Mi peque tiene muy mal despertar como yo!!!

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo, es una delicia verles despertarse.
    Feliz fin de semana.
    Musus

    ResponderEliminar
  7. Es cierto, a mi tambien me encanta ver a mi hija dormida pero sobre todo verla despertar, claro acompañadao del llamado ...mamaaaaa, la lecheeeee!!! y luego el buenos dias mama y mi leche. jajaja, esa es mi hija la cual amo cada dia mas.

    ResponderEliminar
  8. nada más tierno que un niño durmiendo.

    ResponderEliminar
  9. me encanta cómo describes estos momentos únicos del día... me alegra saber q hay más personas a las q les gusta disfrutarlos! q bonitos momentos, q paz se respira, q felicidad más graaaaaandeeee!!

    ResponderEliminar
  10. A mi me pasa lo contrario, me encanta contemplarlas cuando se han quedado dormidas....Luego son ellas las que me levantan a mi a las 7 de la mañana y se toman su "pequeña" venganza.

    ResponderEliminar

Compártelo