miércoles, 18 de mayo de 2011

De deberes, disfraces, gusanos y otras obligaciones escolares que nos caen a los sufridos progenitores

A pesar de ser una madre imperfecta, yo me esmero todo lo que puedo en cumplir mis obligaciones con el cole de mis hijos. Les ayudo con los deberes (echándole un tiempo considerable para repasar, que no hacer, corregir, ayudar, explicar... que es algo que nunca entenderé el por qué de repente los padres nos vemos obligados a hacer horas extras con los deberes), me encargo de que tengan todo el material escolar a punto y lo voy reponiendo con mimo a lo largo del curso, me implico con los trabajos especiales y me echo a los montes con entusiasmo para conocer la flora y fauna de nuestro entorno, hacer fotos y luego describirlo; trato de ir a verles (aunque no siempre es posible) y aplaudirles cuando compiten, cantan, recitan o bailan; les disfrazo en Carnaval y en las fiestas designadas discrecionalmente por el cole (hoy sin ir más lejos he mandado al mayor vestido de campesino, para celebrar el día de Castilla y León, y pertrechado con chorizo y dulces de mi tierra, y al mediano de chulapo con sus correspondientes rosquillas, sí, habeis leido, hoy 19 de mayo, ya sé que es muy original el cole de mis hijos y no voy a decir más por si alguien relacionado con el centro tuviera a bien -o a mal- ser lector de este blog).
De verdad que todo esto lo hago hasta con entusiasmo (como ayer, que para que fueran hoy tan contentos le hice una hoz de cartón a uno, para su traje de segador, y al otro un hermoso clavel de papel pinocho para su chaleco de chulapo). Pero hay veces que de verdad siento que están poniendome a prueba (o abusando directamente de la buena voluntad y paciencia de una). ¿De verdad puede obligarme la profesora de mi hijo mediano a llevarme a casa una caja de repugnantes gusanos de seda para que les alimente, les cuide y me quede con varios de ellos? Pues parece que sí.
P.S. Y os diré algo más, con 'solo' dos hijos metidos en esta dinámica escolar, ya no me da la vida para llegar a todo. Cuando la niña entre también en esta rueda no sé cómo haremos. Pero lo haremos, supongo.

15 comentarios:

  1. Pues ni hablar del fin de semana con "la mascota de la clase" (suele se peluche y no ser vivo ¡¡que suerte tengo!!) que tran con mucha ilusión y a los 5 minutos se olvidan de ella y tu eres la que tienes que hacer fotos, sentarla a la mesa, llevarla al cine.... y ¿la manta viajera? que te toca coser...
    ¡¡ tengo una agenda escolar a parte de la mia !!! para llevar control de los eventos de los 2 enanos en el colegio...Incluida la vida social "cumpleañera" ¿por qué serán tan sociables? que les invitan a los cumples de hasta otros de otras clases....

    En fin.... lo que nos toca. Espero que cuando sean mayores me tengan en cuenta cuantas veces no he podido hacer planes con "mis amigos" para hacerlos con los suyos....
    besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo disfrutaba con los gusanos de seda de chiquita, ahora entiendo el gran sacrificio que hizo mi madre cuidándolos por mí!!

    ResponderEliminar
  3. Creo que no nos deben obligar, ser padres nada tiene que ver con hacer tareas, y organizar todos sus trabajos.
    Sin embargo el sistema que hoy tenemos, en mi opinión de forma vergonzosa, dice, sin escribirlo, que si un padre se implica su hijo podrá optar al éxito.
    Así que nosotros estaremos al pie del cañón, dando las lentejas a nuestros hijos y no supervisando si se las comen, que es lo que creo yo que debemos hacer ¿no crees?

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que nos damos cuenta ahora del gran esfuerzo
    que han hecho nuestros padres por nosotros.
    Quizas deveriamos hacer que los profes trbajaran mas en estas
    cosas y que dejaran a las mamas solo disfrutarlas jiiji.
    En fin lo importante son ellos nuestros peques.

    ResponderEliminar
  5. Isabel, me parto contigo. Yo no creo que deba la profesora obligarte a eso. Es por tus hijos. En cualquier cosa hay un asunto que yo tengo clarísimo. No hay que hacer los deberes con los niños. Y explico por qué; si acostumbras a sentarte cada tarde a estudiar con ellos, llegará un momento en que no puedas seguir sus pasos, bien porque no alcanzas ese nivel (yo sería incapaz de explicarle trigonometría a mi hija, estudié derecho)o bien porque tu horario laboral no te permite llegar a casa a la hora de los deberes. Yo me niego a hacer los deberes con mis hijos, otra cosa es que a veces les eche un cable, y su padre igual pero el día a día, ellos solitos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo de las 2:52, a mí me encantaría poder "soltar" a mis hijos con sus deberes, pero solo puedo hacerlo con uno. La otra, y no es culpa suya, es que se lía, se despista, se distrae con una mosca... Y si, por supuesto que he probado a dejarla sola, pero no le cunde. Así que cuando ves que a tu hija no le da tiempo en dos horas a hacer cuatro actividades, y que no es por tontería, terminas ayudándole (poniéndome encima de ella, quiero decir, no haciéndoselo, que eso jamás). Menos mal que el otro si se apaña estupendamente y no necesita a nadie.
    En cuanto a lo de los gusanos de seda, Isabel, te aseguro que yo me hubiese negado. Es que ni de pequeña me gustaban, los insecto en su entorno, que no es la ciudad ni mucho menos mi casa ;))

    ResponderEliminar
  7. Pues yo tengo un hijo que aún no va a guarde, pero el viernes pasado cuando bajamos al parque vi la oleada de chulapos y chulapas que jugaban con la arena y los columpios y algo parecido pensé: "si no fuera por las tiendas de chinos que hasta venden trajes de chulapas, sería una ruina el colegio".
    Por ejemplo, mi sobrino (que va a colegio de la Comunidad) tuvo que disfrazarse en Navidad, Carnaval y ahora San Isidro. ¡Pero cuánto dinero y tiempo creen que tenemos los padres!
    Y, encima, no lo ponen fácil, porque no pueden heredar unos de otros. Para carnaval, en el colegio de uno de ellos pusieron la extraña temática de "Gaudí". Y ahí ves a mi pobre suegra, días enteros cosiendo sobre un disfraz de dinosaurio comprado un montón de piezas de tela de colores para que el niño fuera del lagarto del parque Güell. ¡Pobre mujer! Porque, por desgracia, estas cosas las acaban haciendo las abuelas o las madres por las noches después de las cenas, los baños y las lavadoras...

    ResponderEliminar
  8. Chica, yo estoy desesperada, no coso (y parece que para ser madre hay que hacer un curso de costura express) en la guarderia (si, si guarderia) para celebrar el fin de curso la tengo que disfrazar de chulapa...y yo digo como me las ingenio para vestirla de tal??? con lo incomodo que es una falda larga para una niña de menos de 2 años (le faltan tres meses)y sobretodo en Junio con los calores. Pero como se les ocurre esas cosas, si ni ellas saben coser??? Imaginacion al poder (que no tengo) o bien llorar a mi madre, abuela de la criatura.

    ResponderEliminar
  9. la verdad es que es vergonzoso.. yo desde luego los gusanos ni de c... con el asco que me dan todos los bichos... lo maximo del cole de mis peques es que todos los años organizan una excursion a una casa que tienen las monjas y piden a algunos padres que vayan para ayudar y este año como solo se han apuntado unos pocos padres (en clase de losde 6 años eran 5) la han suspendido.. ¿no pueden la profesora mas la de apoyo mas 5 padres vigilar a 20 niños? anda ya.... que ahora vamos a tener que dejar de trabajar para ir con ellos de excursion....

    ResponderEliminar
  10. Yo doy gracias a Dios todos los días por haberme rodeado de tiendas de chinos que, al igual que El Corte Inglés, se adelantan varios meses a la fiesta escolar, y tienen trajes de chulapas en marzo, de papá noel en octubre y demás. Pero veo que tendré que hacer sí o sí el curso de costura y acudir a un psicólogo que trate mi aversión a los bichos, para ir preparandome para los gusanos de turno....

    ResponderEliminar
  11. Madre que estrés! Aunque ya sabes que al final sacamos tiempo de donde no lo hay!!!

    ResponderEliminar
  12. Yo creo (y estoy más segura de eso cada día) que todo lo que no aprendí en su momento, lo estoy aprendiendo ahora. Una especie de segunda oportunidad obligada que me "regala" la vida. Ahora por ejemplo estoy volviendo a ver la "revolución industrial". Ánimo Isabel! Y si estás de acuerdo, te cambio los gusanos de seda por los repasos de historia. Besos!
    www.madreinargentina.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Mi hijo va a cumplir tres años ... en julio y miedo me da .... no se coser mas alla de un triste boton ... y lo de cuidar plantas y bichos se me da muy mal ....

    ResponderEliminar
  14. En la guarde de mi peque tienen el peluche que te llevas a casa un finde, tu hijo pasa de él olímpicamente y luego tienes que escribir una redacción con fotos de cómo lo adora, le da de comer, duerme abrazado a él (cuando en realidad lo ha lanzado desde la cama gritando "fuera"). Bueno pues a pesar de ello soy feliz porque mi pobre cuñada se tuvo que llevar la pecera con los peces vivos, se fueron de finde, murieron y llegaron tarde el lunes porque tuvieron que esperar a que abrieran la tienda de mascotas... creamomentos.

    ResponderEliminar
  15. Tranqui, colega en maternidades y profesiones. Vas a sobrevivir exitosamente.
    Te lo digo yo, que crié a Mi Hijo Favorito de los Mayores debajo de mi escritorio en la redacción de un periódico.
    Ánimo.

    ResponderEliminar

Compártelo