lunes, 23 de mayo de 2011

Estoy en esa etapa de mi vida en que solo puedo recomendar toboganes

Hubo una época en que yo estaba al día de las películas interesantes que salían, de los libros nuevos, de los restaurantes de moda, de las canciones que sonaban. Iba al cine, a los conciertos, leía con avidez... Luego fui bajando al ritmo, pero aún así me sonaban los nombres de las películas (que apuntaba mentalmente para verlas más adelante), sabía los restaurantes a los que iba la gente o estaba al tanto de cuando sacaban disco mis grupos favoritos. Ahora tengo que confesar que sería incapaz de decir el nombre de una película que esté en cartelera, de un album que tenga menos de cinco años y si os recomiendo un restaurante es probable que haya cerrado. Así que esta mañana, cuando en Yo Dona, la revista para la que trabajo, me pidieron que hiciera una recomendación de algo nuevo para la web, pensé que lo único que yo puedo recomendar en esta etapa de mi vida (ojo, que no me quejo, solo constato, que luego se me echan encima los que dicen que sarna con gusto no pica) son toboganes. Sé dónde están los más limpios, los más altos, los más resbaladizos, los más artesanales, los más rústicos. Y sin duda, los más divertidos: los que han instalado en Madrid Rio, ese inmenso paseo lúdico que sigue el reinventado Manzanares. Entre Pirámides y Legazpi. Son verdaderamente gigantes. Imprescindibles. Os lo dice una experta.

16 comentarios:

  1. Una termina volviéndose experta en cosas que a simple vista parecen poco importantes. Por suerte el mundo está lleno de madres que no piensan lo mismo. Besos!!!
    www.madreinargentina.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. La recomendación también es muy buena, no sólo de pelis y restaurantes vive el hombre. Además todo eso volverá en unos añitos!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, muy bien, gracias por la información

    ResponderEliminar
  4. Pues muy bien, oye, ya puedes hasta publicar una guía y no te creas que le irá mal a la gente, anda que no es complicado muchas veces encontrar un parque donde estar a gustito. ¿Qué me recomiendas para un niño de 19 meses? :-)

    ResponderEliminar
  5. Jejeje.. la verdad es que seria guay que las revistas dedicaran una seccion a ese tipo de cosas ;D

    http://lascosasdemipitufo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Sólo con leer el título ya me muero de la risa. Bueno y ¿qué me dices de juguetes? Yo antes veía el imaginarium como un sitio extraño con una puerta de emergencia encogida y luego más adelante descubrí que es el paraíso de los juguetes y más aún podría recitar de carrerilla todos los juguetes, precios y tiempo en catálogo. Algo no estamos haciendo bien... Besos http://creamomentos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Jajaja te entiendo perfectamente,... ayer hablaba precisamente de eso con mi marido... pero espero q algún día podamos volver a estar un poco al día de todo eso... quiero retomar mi vida social!!!

    ResponderEliminar
  8. oye pue yo te animo a que alguna revista se digne a hacer un reportaje por capitales para decir donde estan los parques mas chulos, los parques de bolas con cafeteria para los papis, los centros comerciales con juegos de bolas y guarderias donde dejar a los nenes jugar agusto mientras tu haces unas compritas.... es decir, DONDE PODER IR CON NIÑOS EN ESTE PAIS... que aprece que cuando tienes niños, los lugares comodos y oportunos donde padres puedan ir a apsr un rato agradable con niños se esfuman....

    ResponderEliminar
  9. Me suena, eso, a mí me pasa igual. Y si tengo que viajar, me sé dónde están los parques infantiles de la ruta...
    Ah! y eso de apuntar cosas mentalmente y luego acordarse... también acabó. O me lo apunto en un papel, o nunca más me vuelvo a acordar.

    ResponderEliminar
  10. En esa etapa también estoy yo. Y esos toboganes los conocí el sábado... y sabes, creo que me lo pasé tan bien como cuando iba al cine Renoir.

    ResponderEliminar
  11. Jajajaja!! Y experta en toallitas, pañales, potitos, carritos, cunitas, plastilinas, puzzles, cuentos....

    ResponderEliminar
  12. Yo cuando voy de visita a una ciudad, a parte de la visita de museos y demás actividades didacticas me llevo la localización de algún parque infantil. De momento es imprescindible y necesario un parque infantil en mi vida.

    ResponderEliminar
  13. jA,JA,JA... Ten paciencia. Yo me consuelo sabiendo que cada etapa tiene lo suyo... ¡ que le vamos a hacer!

    Bss ♥

    Blog: Superkalifragilstico

    ResponderEliminar
  14. Igualito que yo, desfasada en pelis, música, restaurantes pero en todo lo relacionado con niños, ¡una máquina!

    ResponderEliminar
  15. Quéjate o constata o comenta..., el que haya dicho que te quejas o es un hombre o es una mujer con mas testosterona de la cuenta; me recuerda a mi marido cuando le cuento algo y ya me dice que me estoy quejando y que la culpa de lo que me pasa es solo mía ;-) Se trata de exponer hechos para que los demás empaticen con nosotras!. Que si, queremos mucho a nuestros niños, pero somos conscientes de todo a lo que renunciamos por ellos!!
    Tienes todo mi apoyo, nunca te sobra ni te falta una sola coma en lo que escribes!! :-D
    Viva la madre imperfecta!!

    ResponderEliminar
  16. Ya hasta desarrollas nuevas facetas, como la de experta en "turismo columpil"... En Pascua nos fuimos a Berlín con los nanos (4 y 2 años) pero esta vez fui muy bien preparada: me estudié de antemano todos los parques con columpios cerca de las zonas que "nosotros" queríamos visitar, porque siempre viene bien tener un tobogán a mano donde se puedan desfogar un ratito... También es verdad que los alemanes están muy bien organizados -y Berlín muy bien dotada en términos infantiles-. Mirad si no esta página (si entendéis alemán): www.ihrspielplatz.de para berlín, o www.spielplaetze.de para otras ciudades...

    La visita fue un éxito! Salvo que ahora quieren vivir en Berlín... :(

    ResponderEliminar

Compártelo