miércoles, 20 de abril de 2011

Ese delicioso momento de hacer las maletas

Cada uno de nuestros viajes familiares en coche supone una nueva prueba de fuego para nuestro modesto y compactito monovolumen. El maletero siempre va a reventar. Los niños logramos atarlos a duras penas (con serio riesgo para nuestra integridad física, el día menos pensado pierdo un dedo en el intento) y nada más hacerlo bloqueamos las puertas para que no salgan despedidos por la presión. En esta ocasion va a ser un más difícil todavía. Es cierto que nos iremos 'solo' cinco miseros días. Pero todo el que tiene niños pequeños sabrá que te da igual irte para un fin de semana que para un mes, al final llevas prácticamente lo mismo (algo que el padre de las criaturas no termina de entender, y siempre acaba preguntando '¿pero hace falta llevar todo esto?. Desde aquí le reto a que haga él las maletas). Una barbaridad de cosas. Más aún si el pronóstico de tiempo es como el que es (y no voy a hurgar más en la herida). A la ropa primaveral propia de la estación que había empacado en el primer intento he tenido que añadir forros polares, chubasqueros y botas de lluvia. Pero también bañadores y set de piscina por si nos da por ir a alguna piscina climatizada para pasar el rato bajo la lluvia. Como las previsiones sigan empeorando me va a tocar bajar del armario los gorros y los guantes. También voy a tener que meter algún juego de mesa para poder entretener el tiempo que nos tocará pasar atrincherados en casa esperando a que escampe. Y pinturas. Y lápices. Y algún libro infantil. Y maizena para hacer natillas, que les entretiene mucho darle vueltas. E ibuprofeno, que seguro que alguno se pone malo. Y cuando estoy en este trance de las maletas es cuando entiendo porqué estoy sumida, a mi pesar, en la etapa más sedentaria y menos viajera de mi existencia.
¡Felices vacaciones!

18 comentarios:

  1. A mi me pasa lo mismo!!! Ya verás lo contento que se pone mi marido cuando vea todo el equipaje que llevamos...

    ResponderEliminar
  2. huahuahua (risa maléfica)... en estos momentos es en los que me alegro de quedarme en casita en Alemania... a 25º!!!!!!! (increíble, por otro lado, pero mira, después no tenemos verano, así que por lo menos que el domingo los huevos de chocolate estén medioderretidos!).

    ResponderEliminar
  3. Yo me voy a mi casa del pueblo donde se supone que ya tengo casi de todo, que para eso es la segunda residencia, y parece que emigre a otro país así que imagínate lo que me llevo cuando voy de hotel, ni te cuento!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo he viajado en avión y me he llevado 4 maletas para 5 personas, terrible!

    ResponderEliminar
  5. si, está establecido el rol que da gusto, tú te rompes la cabeza y te cabreas para hacer las maletas y él te recompensa con ese careto indescriptible cuando ve el volumen de los bultos...
    que cansino...
    alguna vez podríamos hacerlo al reves!! (en realidad, paso, no confío...)

    ResponderEliminar
  6. Hablando de maridos... mándale al reality show este nuevo. Felices vacaciones, y mejor regreso.

    http://faltaquemeimporta.blogspot.com/2011/04/nuevo-reality-show.html

    ResponderEliminar
  7. Me uno al club, y eso que yo sólo tengo una hija. Pero ella sola ocupa dos maletas, claro (incluido el ibuprofeno, el paracetamol, los dos termómetros, la crema para la piel muy tópica, la de la alergia, el antihistamínico,...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Pero tu no sabes eso de "ahora lo elegante es quedarse en casa"??? Ja, ja...yo me quedo en tierra...es lo que tiene la crisis!

    ResponderEliminar
  9. Sólo hemos salido una vez, mi marido, M.(4 meses) y yo. Este fin de semana. Sólo para dormir fuera el Sábado. Y me planteo... ¿QUé vamos a hacer si nos vamos 15 días? ¡Si nos compramos casi el coche más grande!

    ResponderEliminar
  10. Si, felices vacaciones.....sé de que hablas! :D

    ResponderEliminar
  11. yo directamente no me voy, excursiones de día como mucho a 50 km.....

    ResponderEliminar
  12. Yo en esto soy muy práctica y me llevo lo que creo que realmente voy a usar. Si, por lo que sea, luego se gira el tiempo siempre estamos a tiempo de comprar algo. Pero aún así nuestro coche va a tope. Y estoy de acuerdo contigo: meter a tres niños en sus tres sillas detrás del coche es complicadísimo... Nosotros incluso estamos pensando comprarnos un coche de 7 plazas...

    ResponderEliminar
  13. Ja, ja,,,y a todo eso, unele la suegra....

    ResponderEliminar
  14. A mí me a venido fenomenal esto del mal tiempo, porque así me he evitado el tema maletas... sólo me fui un día a la playa y llevaba cuatro bolsas de cosas, no me preguntes qué... eso sí, no nos faltó de nada.

    ResponderEliminar
  15. Y verás cuando tengas que añadir los libros de matemáticas, los de cono, las actividades de lengua y los trabajitos de música !!!!

    Por cierto, para las mates, os recomiendo esta web para padres voluntariosos, ja ja ja.

    ResponderEliminar
  16. hay un momento en el crecer de los niños que hacer las maletas no es un sufrimiento, no os preocupeis por eso, los problemas empiezan cuando dicen ¿ir yo? ¿contigo? anda, vete tu que ya nos quedamos nosotros. jajaja

    ResponderEliminar
  17. Odio el momento maletas, tengo que hacerla para todos, luego no suelo tardar mucho pero me agobia bastante la idea y sigo queriendo aumentar la familia, estaré loca?

    beso grande

    ResponderEliminar
  18. Si le digo a mi marido que haga él las maletas, se pasan los niños con un bañador y una camiseta los siete días. Si hace frío, "se están haciendo fuertes cariño", si tienen siete manchas acumuladas que ya no dejan ver el color del polo, "¿cariño pero quien se fija en eso?". Tengo 7 botes de ibuprofeno llenos en casa, mi marido es más de llevar la tarjeta que de llevar cosas... ¿Quien puede luchar contra eso, si te acaban llamando obsesa del control? Supongo que el siguiente post es el de cómo conseguir que los niños vuelvan a la normalidad de horarios, comidas... Besos.

    ResponderEliminar

Compártelo