lunes, 4 de abril de 2011

Abdicación temporal

¿Os acordais de cuando el rey Balduino de Bélgica abdicó durante dos días y suspendió su reinado para no tener que aprobar la ley del aborto? Bueno, pues así me sentí yo el día que llevé a mis hijos a una sesión de juegos de la Play Station. Invitaron a todos los niños de mi trabajo a una sesión para probar todos los nuevos juegos, todas las nuevas consolas, los nuevos juegos. Todo ello con merienda a base de gusanitos, Fantas varias, Panteras rosas y tigretones (llevaba décadas sin verlos, yo pensaba que ya los habría prohibido la Unión Europea ), productos que nunca ha entrado en nuestra casa. A mis hijos se les salían los ojos de la órbita al verse allí. No podían creerse que la tirana implacable de su madre les había llevado a un lugar similar. Al principio dudaron unos segundos, y luego se abalanzaron sin dudarlo ya sobre todas las tentaciones que se les ofrecían. Y yo, ahí, pues eso como Balduino cuando abdicó, mirando el reloj para ver cuanto tocaba de nuevo volver a la faena

13 comentarios:

  1. ¿Y que tiene de malo que los niños sean niños, y coman cosas que hemos comido todos cuando hemos sido niños(y aqui estamos) si se hace con control, en su justa medida, y sabiendo los niños que es una ocasión excepcional?
    Me necanta tu blog! y tu libro!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja hasta un rey puede dejar de ser rey pero una madre no puede dejar de ser madre! Esto es 24/7/365 :)

    ResponderEliminar
  3. De vez en cuando es necesario una de estas licencias... yo era una anticonsolas pero el rato que están jugando es el cielo,ja,ja

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo perfectamente. Cuando era pequeña mi madre nunca me dejaba comer bollería industrial de ningún tipo yo le llamaba los pastelitos de colesterol, jejeje y la verdad es que no tengo nngún trauma. Lo único que entraba en casa era chocolate, nocilla y mermelada. Espero ser fuerte y cunado tenga hijos poder hacer lo mismo porque no sé, me parece que soy un poco floja y si me ponene caritas no sé si aguantaré...

    Feliz lunes!

    ResponderEliminar
  5. A mis hijos de momento no les ha dado por ese tipo de bollo, no les llama la atención...ahora, la consola les encanta.

    ResponderEliminar
  6. En nuestra casa el sábado o el domingo depende, es el día de las golosinas, uan bolsa de gusanitos y alguna gominola para la mayor. Si quieren bollos de los de pastelería los tigretones y esos no los conocen. Un día es un día peroe s ciertoq ue yo veo a niños del cole que comen bollos de bolsa (así los llamo yo) a diario. Y los/las de 15 a las 8 antes de entrar están comiendo gominolas!!!!

    ResponderEliminar
  7. Todo en su justa medida...yo viví en una casa donde no se podía comer azúcar refinado, así que mucho menos pastelitos y porquerías varias...y que pasó?? En cuanto me fuí de casa, a los 18, estuve años arrastrando una bulimia tremenda, me pegaba unos atracones de dulces alucinantes...aún hoy me cuesta llevar una alimentación equilibrada...Que hay de malo en merendar todos los días fruta y el domingo comerse un bollicao?? o cenar una vez al mes pizza?? No seamos talibanas...

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo, yo también le tengo tirria a esos pastelillos (a las videoconsolas también y espero poder evitarlas cuando llegue la hora).
    De todas maneras, mi madre me prohibía los bollycaos y cuando podía me los comía a escondidas. De momento a mi nene no le llaman la atención pero si lo hacen tendré que claudicar de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  9. En casa no entra bollería comprada, la hacemos nosotras casi toda, aún así de vez en cuando come los gusanitos que le dan en los cumples y las come con tanta ansia que me asusto, ja,ja.....pobrecita, después de todo, un día es un día.
    Creo que no tenemos que exagerar con el tema chuches, que son niños que tienen que hartarse de vez en cuando a comer dulces...igual que nosotros de pequeños...para eso estamos las madres para procurarles la alimentación sana que necesitan y de vez en cuando hacernos las despistadas y hacer que no vemos cuando estan comiendo ese caramelo con tantas ganas que da gusto verlos.
    La consola es otro cantar porque me CHIFLA.....creo que me la tienen que quitar a mí...je,je,je....

    ResponderEliminar
  10. Me lo puedo imaginar todo perfectamente. Tampoco entran dulces en mi casa, ni refrescos ni bebidas azucaradas, mi hijo tiene año y medio, a ver cómo lo sorteo cuando tenga la edad para ser consciente de lo bruja que es su madre jeje.
    Saludos. Me encanta el blog.

    ResponderEliminar
  11. Totalmente de acuerdo con Aeryn26, una de mis mejores amigas tenia una madre asi (le daba batidos sin azucar!!!) y la pobre nos pedia parte de nuestra merienda a escondidas o q le trajesemos cosas al colegio, era muy triste...y en cuanto pudo comprar ella sola se daba unos atracones...En mi casa era bocadillo de meriendas pero de vez en cuando habia galletas y bollos, y si mi madre venia a buscarnos al colegio (muy de vez en cuando) teniamos derecho a una pantera rosa, q m hacia una ilusion tremenda, y de los 4 no hay ninguno gordo, en cambio mi amiga si q esta rellenita...q cosas

    ResponderEliminar
  12. Pues a mí me parece muy poco serio relacionar la bulimia con que no entrasen dulces en una casa... Vamos, es que no hay por donde cogerlo. Y si de verdad pensamos que se va a acabar con ese tipo de enfermedades dando un bollicao a la semana, mal camino llevamos.

    En casa de mi marido no han entrado jamás dulces. Jamás de los jamases. Y ni él ni sus 3 hermanas han tenido ningún tipo de desorden alimenticio. En nuestra casa tampoco entran. Mis hijos los comen en casa de sus abuelos y, aun siendo verdad que los cogen con muchas ganas (porque es algo especial), no les veo ningún tipo de ansiedad a la hora de comerlos...

    ResponderEliminar
  13. Yo a los mios se los doy de vez en cuando,ni racionados,ni el dia que toca...simplemente eso de vez en cuando,pero tampoco se los prohibimos,lo prohibido siempre nos llama la atencion no?y la verdad es que hay veces que se caducan en la despensa y no les meten mano,prefrieren otra cosa.....(nunca lechuga claro,pero si un bocata o similar)....

    ResponderEliminar

Compártelo