jueves, 31 de marzo de 2011

¿Cómo sería yo si durmiera?

Por fortuna no ocurre con frecuencia. Normalmente estoy tan dormida y tan cansada que me mantengo en una especie de embotamiento crónico, y eso hace que no me cuestione nada ni piense que podría haber otras maneras de vivir y que sin duda hay otros mundos y están en este. Y casi es mejor, la verdad. Me limito a sobrevivir y a tirar para delante, a ser posible, con alegría y buen humor, aunque no siempre. Pero de repente, por alguna conjunción cósmica de esas que ocurren una vez cada medio siglo, logro dormir una noche entera, o por lo menos cinco horas seguidas (cinco horas seguidas, ¡dios mío!, cinco horas de un tirón) y con un sueño verdaderamente reparador, tan reparador que a la mañana siguiente me levanto casi (y digo casi porque naturalmente hay daños irreversibles) como nueva. Y me vuelvo a sentir yo misma. Yo como era antes de no dormir. Yo como era antes de ser un cadáver agotado que se queda dormida a las nueve en cuanto acuesta a los niños, y que se va a la cama a las 9,30 para ir durmiendo un rato antes de que se empiecen a despertar al poco rato. Yo como una persona normal que ha dormido y se levanta con energías, sin sentirse un condenado a trabajos forzados, sin ser una versión femenina y posmoderna del Sísifo clásico. Yo con ganas de comerme el mundo. Y en días así, que ya os digo que son poquísimos, pienso en todas las cosas que podría hacer, en todos esos retos que podría enfrentar si estuviera siempre así, un día tras otro. Naturalmente querría a mis hijos más y mejor todavía, con mucho mejor humor y más paciencia. Y lo pasaría mejor todavía con ellos porque estaría de mucho mejor humor y con más ganas de fiesta. Pero además aprendería idiomas, y mejor aún, evitaría que se me olvidaran para siempre los que tanto esfuerzo me costó aprender (empezando por mi lengua materna...). Iría a clases de pintura, que es el sueño de mi vida, aprender a pintar bien. Y también a clases de baile, de danza del vientre. Haría más deporte, triathlon, por ejemplo. Me buscaría un amante, o, mejor aún, recuperaría al que fue mi amante y ahora es compañero de curro. Iría impecable, sin manchas, planchada, y a la moda. Escribiría más libros. Abriría un negocio que el cuerpo me pide ser mi propia jefa. Pero ya os digo que estos momentos son escasos. Muy escasos. Son como un fogonazo de lucidez que me ilumina unas pocas horas. Al día siguiente, tras una nueva noche en las galeras, todo se ha esfumado y yo vuelvo a ser de nuevo una persona con sueño. Y sin embargo, no puedo evitar pensar cómo sería yo si durmiera.

23 comentarios:

  1. ¡Ayyyyy! Como te entiendo... Creo que has puesto en palabras el sentimiento de muchas amatxos ¡yo incluída!

    ResponderEliminar
  2. Yo a veces me siento mas cansada despues de una noche a dormir del tiron!!

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy igual... ¡quiero dormir! ¡quiero ser persona! ¡quiero poder pensar! y mi memoria, y ese alzheimer que me acompaña... Lo que daría yo por seis horitas seguidas, una semanita... en fin, todo llegará, espero.

    ResponderEliminar
  4. Me encantó el texto y coincido en la necesidad de recuperarme con unas horitas seguidas de sueño bien dormido, pero por ahora es una utopía. Por esas horas en las que pienso (imagino, deliro?) todo lo que quiero hacer cuando la maternidad no me ocupe toda mi vida, ni el trabajo fuera de casa, ni el trabajo dentro de casa... Ay, utopía!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues de verdad que no entiendo esa queja continua. ¿ Por qué tuviste a la tercera? ¿ Como tema para el blog?

    ResponderEliminar
  6. Ánimo.

    Lo importante es que en esos momentos de "lucidez" tengas ganas de hacer cosas. Llegará un momento en que podrás hacerlo, y entonces echarás de menos el jaleíllo de ahora. Y si no... espera un tiempo y verás. :-D

    Un saludo (me encanta tu blog).

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo perfectamente, sobre todo lo relacionado con el dormir!!!! Cuando uno duerme lo ve todo de otro color, y todo se puede resolver sin dolores de cabeza permanentes.
    Llevo dos años de auténtico calvario, porque la pequeña no pega ojo. Y lo peor, no es que no duerma, es que sus mayores trastadas las hace por la noche, por lo que el poco tiempo que cierro los ojos lo hago intranquila. Al final, muy mal me han tenido que ver todos, que ahora se ofrecen por turnos a quedarse con la pequeña, para que el resto de la familia durmamos, al menos un día a la semana. Ah!!! Y todo vuelve a ser mucho más bonito, y más llevadero.
    En cuanto al anónimo del 1 de abril a las 04.58.... ¿te sentó mal algo antes de leer el texto?

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo perfectamente. Yo sólo tengo un hijo, mañana cumple 9 meses. Es un bebé encantador, pero debe pensar que eso de dormir es de cobardes porque no hay una noche que no se despierte varias veces e incluso tenga ganas de fiesta de 3 a 6 de la mañana!
    Teniendo en cuenta que lo normal es que consiga reducirlo de a las diez u once de la noche...es lógico que yo no sea más que una sombra de lo que fui.
    No tengo tiempo ni ganas de arreglarme, siempre voy llena de manchas porque el pobre regurgita varias veces al dia y por mucho que me cambie la ropa acabo manchada.
    Así que entiendo a que te refieres,el hecho de tener un sueño reparador es motivo suficiente para estar de mejor humor, más alegre y con unas energías como para enfrentarme al mundo sin dudar de la victoria!!
    Bueno guapa, llegará un momento en que dormiran más y mejor!!! Un besote

    ResponderEliminar
  9. siempre vienen bien unas horitas extras de sueño reparador y si vienen en la noche y del tiron, mucho mejor

    ResponderEliminar
  10. La verdad, Isabel, tienes un problema y deberías buscar una solución, un psicólogo infantil o algo, no es normal que con la edad de tus hijos sigas sin poder dormir por las noches, la única que tiene excusa es la pequeña.
    Yo tengo dos y desde que la pequeña tenía 18 meses ellos y yo dormimos de un tirón.
    No lo hagas por tí, hazlo por ellos. Tus hijos necesitan, además de sus horas de sueño correspondientes, una mamá feliz y descansada.

    ResponderEliminar
  11. por fin tengo pruebas de que no soy la única cuyo bebé no duerme 27 horas del tirón desde la segunda semana...hartita estoy de oír a mi alrededor que "mi pedrito duerme 14 horas desde el primer mes" y yo pensando que a lo mejor había parido un gremlin..
    No es que me alegre del insomnio ajeno ni mucho menos ¿eh? que yo tb lo sufro y no se lo deseo a nadie.
    Me solidarizo con todas las mamás zombies.
    Mis ojeras os envían saludos :)

    ResponderEliminar
  12. uff, q fuerte, si lo hubiera escrito yo no me hubiera expresado de otra manera.
    A veces cuando la bateria esta al minimo piensas como una cosa tan pequeña puede consumir tanto diossssssssssss

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que te admiro; trabajas fuera de casa, con tres hijos, y encima sin dormir. De verdad, yo me agobio con uno, que tampoco duerme, se despierta como poco tres veces por noche, así que no me imagino con tres!!!

    ResponderEliminar
  14. Al anonimo que pregunta por que tuviste a las tercera, yo le pregunto, o le asevero sin mas que ella tiene uno o ninguno verdad?
    Pues yo le contesto: PORQUE TE DIO LA GANA.

    Que facil es criticar a los demas cuando no se esta en la situación.

    Y quitando esto, yo tambien tengo 3 hijos, dos de ellos con 7 años y una de 5. Animo, te comprendo perfectamente, yo creo que es ahora cuando estoy durmiendo de un tiron, aunque aun hay alguna noche que s levantan (ya solos) a hacer pipi y vienen a preguntarme si estoy dormida :)

    ResponderEliminar
  15. Fantástica entrada con la que se identifica mi vida hasta hace dos años (cuando mi hija decidió aprender a dormir o reservar sus llantos y llamadas para cuando ya no se encendías las farolas).
    Dedicada a los que se piensan que el no dormir y los críos es un conflicto de baja intensidad...

    Un saludo y ánimo.

    ResponderEliminar
  16. He salido de cuentas hace dos dias, soy primeriza y me acabo de acojonar viva.....Con lo que me gusta dormir....
    Me encantan tus textos aunque el de hoy me ha dado muchisimo miedo.

    ResponderEliminar
  17. yo llegue a la conclusion q lo importante es dormir como sea, y este "como sea" incluye absolutamente TO-DO. Osea, dormir con el niño, hacer una comuna de colchones al suelo, todos en el comedor tirados por donde nos pille.....si el doctor Estivill viniera un dia a mi casa nos fusilaria....

    Te animo a que pruebes ese TO-DO, yo lo hago sin ningun remordimiento de conciencia y miento al pediatra y hasta al espiritu santo si es necesario con los habitos nocturnos, desde q duermo he vuelto a tener ganas de vivir y he recuperado (parcialmete eso si) la memoria y el sentido del humor inteligente jeje.

    Un beso Isabel

    ResponderEliminar
  18. Soy adicta a tu blog, en muchos momentos de desesperación me ha hecho reirme y ver que no estamos solas, que somos muchas.
    Por eso no entiendo muy bien el comentario acerca de la queja continua, para mi este blog emana sentido del humor.
    Lo que mi sentido del humor no alcanza a comprender, es el comentario sobre si tuviste a la niña para el blog... Me parece totalmente fuera de lugar

    ResponderEliminar
  19. ¡Ánimo guapa! estos años pasarán y volverás a ser persona. Y tan mal no te ha ido porque el blog es un exitazo y hasta has escrito un libro!!! mucho más de lo que mucha gente hace, y encima sin dormir. Eres una campeona.

    ResponderEliminar
  20. Tiene que ser verdaderamente terrible, yo soy una de esas afortunadas que duermen cada noche 7 horas seguidas (y mi hija 10), pero de día soy tan "imperfecta" como tú, así que no te preocupes, el que hace todo lo que puede no está obligado a más.

    ResponderEliminar
  21. Justo hablamos el sábado mis amigas y yo de este tema en el parque.... aisss cómo es el mundo para los que duermen!

    ResponderEliminar
  22. Insuperable este post, mira que me gustan todos los que escribes, pero en este reunes el estado en el que nos encontramos casi todos/as (agotamiento crónico, tanto si duermes mas de 5-6h como si no, porque los niños no paran) con todo lo que nos gustaría hacer si tuviéramos mas de 24h al día y el doble de fuerzas, para realizarnos como personas. Si Dios quiere, algún día podremos hacer todo eso e irnos de viaje con el Imserso, si es que todavía queda dinero para ello, tal y como va el país..
    Por cierto, el anónimo ese tan crítico es un hombre seguro, que practicidad! a quien se le ocurre la idea de que los niños se tienen por alguna razón en concreto!.
    Enhorabuena Isabel! Eres la mejor!

    ResponderEliminar
  23. os compadezco
    yo tengo suerte de que mi hija de 20 meses duerme sus 11 horitas seguidas

    ResponderEliminar

Compártelo