miércoles, 26 de enero de 2011

De paseo con la niña

Quizás sea porque es más pequeñita que sus hermanos. Más menudita. O porque camina dando saltitos. O porque me agarra con una fuerza que no parezca propia de su manita diminuta. O porque cada cinco segundos mira hacia arriba, completamente hacia arriba, para verme y sonreir con cara de decirme "Estamos yendo de paseo tú y yo". Pero no lo dice así porque todavía no habla. Dice algo como "La tatequelilo Lele", que debe ser eso mismo. O porque sonríe todo el rato. O porque va saludando con la mano libre a todo el que nos cruzamos. O porque se esfuerza en seguir mi paso con sus saltitos. Y no se cansa. O porque va vestida como un arcoiris multicolor. Y a ella le encanta ir envuelta así en colores. No sé por qué será. Pero el caso es que salir con la niña a pasear, aunque sea para dar la vuelta a la manzana o ir a comprar el pan al super de enfrente es la experiencia más emocionante que recuerdo haber vivido en mucho tiempo. Y supongo que este es el prodigio de la maternidad, que cada momento, aunque lo hayas vivido antes (esos primeros paseos) es único. Y compensa todo, hasta esta pasada noche en blanco.

18 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. NO SÉ CÓMO HE LLEGADO AQUÍ, PERO ME ENCANTA CADA VEZ QUE LEO, OIGO Ó ALGUIEN ME CUENTA, LAS PERIPECIAS DIARIAS QUE HACEN, NO ME SIENTO TAN POCO PRÁCTICA AL VER QUE NO ME CUNDE EL TIEMPO Y QUE TAMBIÉN VOY ACABANDO TODO LO INCOMPLETO......SÉ QUE A MUCHAS NOS PASA PERO AL OIRLO Ó LEERLO COMO QUE SE TE SUBE EL ÁNIMO O POR LO MENOS A MÍ, ESO QUE SÓLO TENGO UNA NIÑA DE 5 AÑOS, PERO CLARO TENGO TANTAS COSAS PENDIENTES QUE RESOLVER A PARTE DE LAS TAREAS DE CASA QUE SE ME HACE CUESTA ARRIBA MUCHÍSIMAS VECES, PORQUE CUANDO POR FIN HE PLANCHADO LA ÚLTIMA LAVADORA Y UN POQUITO DE LA MONTAÑA ACUMULADA ANTERIORMENTE, HE PUESTO LA LAVADORA DE TURNO CON SU RESPECTIVA COLADA UUUUUUUFFF!!!!!!!! BENDITOS PARAISOS NUDISTAS....
    CON DECIR QUE ESTOY ESCRIBIENDO DESDE EL TRABAJO QUE AUNQUE SUENE UN POCO CONTRADICTORIO, ES MI LUGAR DE DESCANSO Y UN POCO DE RELAX.....AUNQUE TENGO QUE ADMITIR QUE SI PUDIERA ME TRAERIA LA PLANCHA PARA ADELANTAR UN POQUITO.....MENOS MAL QUE NO PUEDO, SI NO SEGURO QUE AQUÍ ESTABA TAMBIÉN PLANCHANDO.
    BUENO PUES NADA, QUE ME HA ENCANTADO LEER TUS PERIPECIAS Y SENTIRME IDENTIFICACA, QUE ENVIDIA QUE TE HAYAS IDO SOLITA CON TU CHICO, YO AÚN NO LO CONSIGO....ENVIDIA SANA.
    HASTA OTRO DÍA EN QUE ME ENCUENTRE NAVEGANDO POR TU BLOG. UN SALUDO.
    PATRICIA
    MADRID

    ResponderEliminar
  4. Que linda!!! Ya te contare yo nos paseos con la peque cuando se empiecen a dar! Que ganitas... Un besito para esa nena tan simpática y otro para su mama!

    ResponderEliminar
  5. Mmmmm me voy ahora mismo de paseo con mi peque...

    ResponderEliminar
  6. Emocionante!! escribo con una mano, con la otra sostengo a mi beba, no sea que sonria y me lo pierda!!!

    ResponderEliminar
  7. a mi también me encanta ir de paseo con todas ellas juntas o por separado, pero con la más pequeña me hace muchas más gracia

    ResponderEliminar
  8. Mi hijo mayor(3 años), la pequeña aún no pasea (1 año)es amigo de todos los desfavorecidos del barrio y las minorias, por lo tanto somos muy amigos de chinos, pakistanis,africanos, el hombre que pide cada día en la iglesia, la mujer que pide en la panadería y así a cualquier sitio que vamos, esto a veces nos ha traido algún problema, ya que no todo el mundo le hace tanta gracia.
    Veo que has recuperado el ritmo.

    ResponderEliminar
  9. dios,pero dan tanto trabajo,yo tengo dos,un nene d 7 y a terremoto con 2 y como actualmente no trabajo la llevo todo el día encima como un complemento ....se viene conmigo hasta al baño, nada q no tengo ni un minuto de tranquilidad,pero luego piensas es q son tan monos hoy he estado en el medico con ella y había un bebe monismo y claro te los miras con carita de no me importaría tener otro pero acto seguido vuelves al mundo real y piensas nooooooooo

    ResponderEliminar
  10. precioso post el de hoy, trasmite felicidad...

    ResponderEliminar
  11. Yo muero porque mi bebé creza e ir de paseo con el, tomados de la manito.

    Te envidio!!!

    ResponderEliminar
  12. Que suerte! y que envidia sana.. porque para mi las salidas con mi hija eran terribles. No queria caminar en linea recta, solo corriendo y en circulos, o de pronto se paraba y no queria caminar mas. Rabietas por todo, sonreir, solo cuando la dejabas correr.. De dar la mano para cruzar la calle ni hablar. Por suerte ahora con 3 anos ya todo va mejor y estoy por fin empezando a disfrutar !!

    ResponderEliminar
  13. Gracias, este relato me ha conmovido, de verdad. Siempre te leo y me río y disfruto con tus ironías, pensando que mal de muchos, consuelo de tontos... (aunque consuela saber que pasamos por las mismas cosas).
    Pero el de hoy me ha llegado al corazoncito porque en un acto tan cotidiano como salir a la calle pones de manifiesto la grandeza de las pequeñas cosas. Y me haces sentirme mal, pq yo siempre voy corriendo de un lado para otro, y entonces meto al peque en un carrito para llegar antes a los sitios y no tener que ir a su paso y parándome cada 2 por 3. Me ha dado que pensar, e intentaré detenerme más y disfrutar de los pequeños momentos con más calma. Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  14. Pues acabo de aterrizar y esto que escribes es tan hermoso.... Voy a ir leyendo más a ver si me gusta tanto ;)

    ResponderEliminar
  15. Ni que lo digas... estas dicen son las pequeñas y hermosas cosas que te da la vida...
    ¡ Que des muchos paséos !

    ResponderEliminar
  16. Gracías por este bueníssimo post! Me has dejado emocionada, el sentimiento de maternidad qué tienes es el más noble!

    Muchas y muchas felicidades para tí y para tus peques!

    ResponderEliminar
  17. Y no se olvidan esos paseos. Recuerdo con alegría los paseos al lado de mi diminuta. Por ellos yo era conocida como "la madre de la niña que saluda a todo el mundo", y no al revés, como suele ser lo normal; que ella fuera conocida como mi hija.

    Un día una persona del trabajo me decía;
    _ Yo te conozco, pero no sé de qué. (Era una persona que además de trabajar en mi mismo lugar, vivía en mi mismo bloque, pero aún no nos conocíamos bien, acabábamos de estrenar piso las dos.)

    _ Pues no me doy cuenta de conocerte de antes...

    _Ahhhh síiiii, ya sé quién eres... tu eres la mamá de la niña que va saludando a todo el mundo... _ y lo dijo muy rotunda. Y pensé en lo excepcional que es mi diminuta, en lo excepcionales que son todos los niños pequeños.

    Buenos recuerdos me ha traído tu entrada de hoy.

    ResponderEliminar
  18. a mi también me encanta pasear de la mano con mi enana de 19 meses :-) q maravilla!

    ResponderEliminar

Compártelo