miércoles, 12 de enero de 2011

Celebrando el cumpleaños

Os habreis preguntado (si es que todavía hay alguien ahí fuera leyendo mis desvaríos) que dónde me he metido, si he desaparecido con el nuevo año. Y os diré que no. Aquí sigo. Desvariando. Pero es que tengo algo terrible que confesaros y no sabía cómo hacerlo. Es más, llevo unos días torturada por el remordimiento. O para ser más exactos, torturada por la falta de remordimientos.
Bueno, pues no voy a ocultarlo más tiempo: para celebrar por todo lo alto mi 40 cumpleaños (y sentir yo que cumplía 'sólo' 40 y no 75, debido al agotamiento que arrastro) nos fuimos de viaje el padre de las criaturas y servidora. Solos. Sin más que complementos que el bikini y la toalla de playa. Sin otro accesorio que una gorra. Sin ningún menor dependiente. Sin mirar atrás! Por primera vez en ocho años nos separábamos de los niños por más de 24 horas. Nada menos que una semana. Una semana. Siete días de 24 horas, y cómo cunden los días y las horas sin niños!
Como llevábamos tanto tiempo sin vernos a solas durante más de dos horas, yo iba naturalmente con con el temor de que volviéramos divorciados. Me fui triste, nerviosa, me costó despedirme de los niños y pensé que les iba a echar muchísimo de menos. Pues bien, y aquí es donde viene la confesión que llevo días ocultando: no fue así. Me acordé levemente de ellos, pero vamos, fue una nostalgia de lo más llevadera, que no amargó el viaje en ningún momento. Para mi sorpresa, no nos hemos divorciado. Y sí, nos hizo mucha ilusión ver a los niños al volver a casa, pero vamos, hasta ese momento sobrevivimos divinamente sin ellos.
Y ahora que ya he confesado, me quedo más tranquila.
P.S. Y naturalmente, como os imaginareis, esta escapada no habría sido posible sin la ayuda de toda una red familiar a la que movilicé como regalo de cumpleaños.

21 comentarios:

  1. Jajajajaja! que bueno!! tengo que confesar que este verano me pasó algo parecido. Dejamos a la enana tres días con sus tres noches con sus abuelos paternos y nos fuimos a una isla (para mi paradisica), yo en el avión me pasé el trayecto llorando... fué aterrizar y tomarnos tranquilamente una cañita en una terraza y se me quitó toda la tristeza de golpe... en esos tres días aunque me acordé mucho de ella, no la eché tanto de menos como creía... vamos que pude sobrevivir... ahora de lo que me arrepiento es de no haber reservado más días porque se quedaron cortos, claro...

    ResponderEliminar
  2. Felices 40, wapa!!! A mi me queda 1 año, y aún me pregunto (a pesar de los niños, del trabajo, la casa y el cansancio) ¿de verdad voy a cumplir 40? Porque yo siento que espiritualmente tengo 25, anímicamente 35 (hay cosas de los 25 que no me apetecen nada hacer ya) y físicamente como si tuviera 30 (aunque hay días que a las 9 de la noche me siento sesentona ;-P)... Lo dicho, felicidades y enhorabuena por tu viajecito... ¡¡qué envidia!! (yo llevo retrasando una escapada parecida 6 meses porque cuando no está uno malo, lo está el otro... pero todo llegará, no me cabe duda :-)

    ResponderEliminar
  3. Ja,ja,ja... nosotros nos vamos la semana que viene 4 días... qué ganas! lo malo de todo es la organización previa te deja exhausta... ropa, comidas, horarios, todo lo que pueda ser necesario para que los abuelos no tengan ningún problema...

    ResponderEliminar
  4. Pues anímate que no es para tanto. Yo quiero mucho a mis hijos, pero todavía más cuando he conseguido descansar unos días de escapada y vuelvo con más ganas y energía. Separarse es bueno para ellos y para tí. Verás que el próximo viaje o escapada cuando llegue, no tendrás tantos remordimientos.
    Felicidades!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta tú blog y tus experiencias, y te admiro por ser mamá de familia numerosa, y por todas las proezas que realizas.
    NO te sientas culpable, adoramos a nuetros babys pero a veces viene bien volver a ser dos.
    Yo tb tengo esa sensación rara, cuando estoy sola con mi marido,y siempre con la angustia de si nuestra relación ha cambiado (pues claro boba que ha cambiado, que ahora somos padres de una nena) pero luego divinamente ( siempre con un periodo de"adaptación" como lo llamo yo).
    Es muy complicado ser máma y amante de tu pareja con la rutina a cuestas.
    Seguiré tus andanzas, un beset desde valencia
    SASA

    ResponderEliminar
  6. Pues creo que te tienes merecido el descansito, sin duda.

    Pero (y aquí viene un pequeeeño pero), quizás para la otra sería mejor que en vez de 1 semana cada 8 años, te escaparas 1 fin de semana cada 6 meses. Así las criaturas no tienen que de golpe y porrazo lidiar con 7 días sin verlos, cuando han estado pegados a ustedes desde que han visto la luz.

    Bueno, tómalo (o déjalo) como una recomendación para evitarles una penita, aunque por lo que cuentas lo han pasado re-bien con su familia.

    ResponderEliminar
  7. Joder, y con perdón, creía que ibas a confesar tu cuarto embarazo... Aunque después de una semana asín de relajada, lo mismo...ja,ja,ja...
    Bueno, enhorabuena por el no divorcio, del posbile embarazo... hasta que no llega Inés cada mes, nada es nunca.
    Un saludo.
    Marta
    P.D. Yo me casé con mi hijo mayor de casi tres añitos y nos escapamos una semana los dos solos. Le llamaba todos los días, y le eché de menos pero disfruté mucho de nuestra semanita. El, mimado por sus abuelos, también disfrutó.

    ResponderEliminar
  8. Pues sí, me estaba preguntando dónde andabas metida! Pero mira, qué gran sorpresa, ¡¡¡felicidades!!! Y no sólo por tu cumpleaños, sino por haber hecho esa "escapada" (gran palabra por todos los sentidos colaterales) que mereces y que tan necesaria es a veces. Me alegro. De que no los hayas extrañado (fuera remordimientos!) y de que no os hayáis divorciado! ;) Un beso

    ResponderEliminar
  9. Feliz cumpleaños! Creo que el viaje te traerá energías nuevas...
    Gracias por tu blog!

    ResponderEliminar
  10. Pues me alegro de que lo disfrutaras. Nosotros nos escapamos sólo tres días a Oporto el último puente y lo disfrutamos muchísimo (¡la cama de un hotel precioso sólo para los dos! ¡cenas en restaurantes glamurosos!). Y la nostalgia de hijo existió, pero fue de lo más llevadera :D

    ResponderEliminar
  11. Me alegro mucho por el viaje y me invade una curiosidad...vendrá el CUARTO en camino?????jejejejejeje

    ResponderEliminar
  12. Esos son los mejores regalos. Felices cuarenta y que los disfrutes (no se te notan nada de nada ;-D). Besos

    ResponderEliminar
  13. Gracias, gracias, gracias... ya creí que era yo la única... jajajaja!
    Hace ya más de un año, dejamos a la enana 8 días y nos fuimos los dos solitos a San Francisco... nos lo pasamos genial, nos acordamos de la enana, pero sin ningún remordimiento y fue de los mejores viajes que hemos hecho nunca... ains!
    Eres valiente al confesar lo que muchas madres no hacen, pero que yo creo que sienten...

    ResponderEliminar
  14. Felicidades!!!!! es genial como explicas las cosas, porque cuando tienes alguna conversación con madres dependientes, no entienden como se puede ser tan mala madre (según ellas)porque yo soy de a la q puede me voy un finde, q ya me lo he ganado.bstos

    ResponderEliminar
  15. jajajajaja ¡Felicidades! te lo mereces.

    Eso sí, como el consorte ha disfrutado del regalo también (por supuesto) oye, que se pida lo mismo para su cumple jejejejeje

    ResponderEliminar
  16. Bien hecho, de vez en cuando hay que desconectar (y descansar).
    Felicidades por estos 40 años tan productivos ;)

    ResponderEliminar
  17. Lo primero felicidades!!! 40....a mi tambien me queda poco....Que envidia con el viaje, nosotros estamos pensando en irnos este verano solitos aprovechando que cumplimos 10 años de casados....¿lo conseguiremos? Tenemos que dejar a las 3 princesas de la casa....Por cierto me estoy leyendo tu libro, enhorabuena!!! Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Felicidades por esos maravillosos 40!!!!

    es la primera vez que comento pero.. es que me encanta cuando leo cosas así..

    en diciembre me separé de la pequeña (tres años y medio) una semana (al Caribe como sospecho que fuiste tú) ...y fue genial.. la eché de menos pero bien.. sin remordimientos, sin lágrimas, sin pasarlo mal..simplemente queriendola mucho, haciendo planes de volver con las dos (la mía y la suya de 17) y disfrutando de todos y cada uno de los minutos que pasamos allí..

    me puedo imaginar las siestas, las noches sin despertar, tumbados en la playa mirando al mar porque sí.. me lo imagino porque así lo viví

    besos y enhorabuena

    ResponderEliminar
  19. Oleeeee eso si son celebrar los 40 y lo demás tonterías, asi me gusta... voy a confesar yo también ya que estamos, cuando mi hijo pequeño tenía 3 meses si 3 mese me piré a esquiar una semana eso si es una confesión ehhhh.... y hace 2 años una semana a new York..... sin cuatro ojos por si pasa algo, si dar de comer, solo tu y él .... necesito vacaciones!!!! echo de menos a mi marido!!!

    ResponderEliminar
  20. Eso significa que me faltan 8 años para irme de vacaciones sin niños?!?!?!? NOOOOOOOO... Yo voy a ser peor madre que tú seguro, porque me las pienso regalar mucho antes jajajajajjajajaj (qué envidia me has dado)

    ResponderEliminar
  21. Me muero de la envidia, yo también quiero y además NECESITO UN VIAJE, hasta ahora no lo he hecho , pero tendré que dejar a los 3, repartirlos??????????? lo que sea , pero me quiero ir a >Roma

    ResponderEliminar

Compártelo