jueves, 18 de noviembre de 2010

La magia de la pintura

También le pasó al mayor: su vida cambió cuando descubrió que era capaz de manchar de colores un papel, de inventar mundos fantásticos, de copiar el mundo que veían sus ojos desde esta atalaya privilegiada de un metro y poco más de altura. De hecho fue lo único que le hizo sentarse, un poco antes de cumplir los cuatro años. Yo hasta entonces pensaba que tenía un problema en las nalgas que le impedía estar en esa postura. Hasta que empezó a pintar, y para mi sorpresa, logró pasarse largos ratos sentado, o de rodillas en una silla, concentrado en su nueva pasión. No hace falta ni decir que hemos hecho todo lo posible por estimular esta afición, toditas las tecnicas tiene el niño, su favorita: la acuarela.
Pues bien, exactamente lo mismo le ha ocurrido al mediano. Ha sucumbido a la pintura, está completamente abducido por ese mundo suyo de colores intensos. En su caso nos ha sorprendido más todavía, porque no había hecho antes ni un solo garabato, de hecho yo ya pensaba con cierta pena que este nos iba a salir menos pintor que su hermano (por esas comparaciones absurdas que siempre hacemos las madres, y que yo trato muy mucho de mantener en secreto). Hasta que de repente empezó a traer del cole fabulosos dibujos de puro color. Y por las tardes, oh, maravilla, empezó a agarrar hojas y robarle pinturas a su hermano. Enseguida le preparé su propio equipo de pintor y todas las tardes se sienta a su mesita para hacer verdaderas obras de arte (ah, pasión de madre), casas de colores imposibles, soles con enormes sonrisas, nubes enfadadas porque tienen que ponerse a llover, conejos traviesos, coches risueños... Y a mí me encanta verle, convertido en un pequeño artista enfebrecido. Y mi momento favorito es cuando observamos la obra finalizada y vamos describiendo lo que ha pintado. '¿Y esto qué es?', le pregunté un día, porque no entendía unos rayajos que había hecho entre un árbol y un coche. 'Poz, un rayo lazer', me respondió con desprecio por no haber sido capaz de adivinarlo.

13 comentarios:

  1. aishhh! "un rayo lazer"! jajajaja! que bonitos son los niños! y que inspiradores!!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Mujer, mira que no adivinarlo!, jejeje.
    Ahora solo te queda esperar a ver qué tal se le da a la peque...
    Me ha encantado el post, es precioso.
    Mamises.

    ResponderEliminar
  3. Yo también hacía lo mismo, los dibujos de la mayor iban siempre con transcripciones de lo que era, la pequeña de 3 años está en fase pintora también pero lamentablemente son garabatos en las paredes, sofás, ropa, el cuerpo, los muebles... en fin...

    ResponderEliminar
  4. :D la pintura la está descubriendo mi hija mediana, anda con su maletín a todas partes con sus ceras, lápices de colores y cuentos de pintar desde que comenzó la escuela, ¡¡que gran descubrimiento!!

    ResponderEliminar
  5. Es mágico ese momento en que por primera vez sostienen un pincel en sus manos. Yo le hice fotos a mi hija... pero aunque no las tuviera, no se me habría olvidado ese instante en que empezó a mezclar colores.

    Genial!

    ResponderEliminar
  6. Qué chulo es verles pintar! Mi hijo mediano (de 3 años) de momento sólo hace rayas, pero el grande (de 5) ya es un experto pintor. Su especialidad: los trenes, aunque ahora ya ha empezado a cambiar de tema, porque nos tenía toda la casa invadida de trenes.

    ResponderEliminar
  7. Genial, la mía tiene un añito y ocho meses y ya hace sus garabatos. Su papá se sienta con ella y pasan un buen rato. Me encanta verlos. Leo tus entradas siempre pero nunca te había escrito. Me encantan. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Es genial verles dibujando y aún más genial que después nos cuenten sus dibujos... de momento es una de las pocas formas que tienen de plasmar todo ese riquísimo mundo que bulle en su interior.
    Me encanta lo de la nube enfadada porque tiene que llover...

    ResponderEliminar
  9. Un favor, hoy es 20 de noviembre, día del niño, y quiero conseguir que todos los que conformáis mi blogroll os unáis a esta campaña contra la PORNOGRAFÍA INFANTIL.

    Insertaló en tu blog hoy ¡gracias!
    Puedes copiarlo de aquí:

    http://www.youtube.com/watch?v=wkfx1czQBsw

    ResponderEliminar
  10. Jajaja.

    Mi hija hace verdaderas obras maestras que mi madre cuelga con esmero por resquicios de pared que encuentra en su salón.

    Pero me temo que la niña no es buena pintora. Aunque, eso sí: al fin se está quieta una hora.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. "Una gallina con un paraguas"
    Me pasó por preguntar :-)

    ResponderEliminar

Compártelo