martes, 30 de noviembre de 2010

Dudas de madrugada

La madre imperfectíiiiiiiiisima se despertó a las cinco y media de la mañana, al oir el llanto histérico de la niña, se levantó sin saber quién era, y se arrastró dando tumbos hasta la habitación de la niña. Y se la encontró de pie en la cuna llorando desesperada para que la sacaran de su jaula. Trató de calmarla con caricias, con abrazos, con un biberón, con el chupete, con un cuento, con una nana, con más caricias, con más abrazos y con más cantos. En vano. Hacía un par de días que los agotadísimos padres imperfectos, al borde del colapso nervioso, habían decidido poner fin al colecho porque no lograban dormir nada con la niña en la cama. Y se habían puesto como objetivo el lograr que la pequeña, a sus 20 meses, se habituara a dormir en la cunita. Pero ella no se resignaba y estaba dispuesta a dar la batalla.
Y de verdad que a esas horas la madre imperfectísima ya no sabía qué hacer, si claudicar y regresar al colecho, si perseverar sin dejarse ablandar por los llantos y luego pedir excusas a los vecinos, y si le hubieran preguntado no habría sabido decir si es mejor criar con o sin apego, en realidad no sabía ni siquiera qué era el apego, sólo sabía que quería a sus hijos más que a si misma, pero que para criarlos lo fundamental era estar viva y el agotamiento la estaba matando. Y habría dado cualquier cosa por tener las ideas clarísimas y ser capaz de defenderlas, y hasta aconsejar a alquien qué es mejor para los hijos, pero hasta para eso era imperfectísima, y más aún a esas horas y con ese cansancio. A las seis y cuarto de la mañana, después de tres cuartos de hora de llantos, la niña se durmió agotada, y la madre se echó una cabezadita antes del desayuno.

26 comentarios:

  1. ¡Ánimo!

    ¿Quién sabe qué es ser perfecto? ¿Para qué ser perfecto? Es más importante ser humano (bueno, vale, y dormir y estar descansado también se agradece :-D ).

    Un saludo,

    . . . Francisco Javier

    ResponderEliminar
  2. el cansancio es muy malo para poder pensar con claridad
    yo supongo que me la hubiera llevado a la cama y otro día con más claridad ya me pondría a pensar como dejar el colecho
    pero no se puede estar en todo

    ResponderEliminar
  3. Pufff, esas dudas las tenemos todas...¡Pero aguantaaa! Creo que mejor dos noches mal que todas en colecho, no? Animo!!!

    ResponderEliminar
  4. Solidaridad de las otras madres imperfectas... en mi casa cada niño tiene un cuarto, por que ellos quisieron, pero se "invitan" a dormir por lo que nos sobran dos camas y dos cuartos y duermen los dos mayores juntos en la misma cama y el pequeño en la mía...

    ResponderEliminar
  5. Yo soy muy débil y las cojo par mi cama!

    ResponderEliminar
  6. 100% identificada. Mi solución es la peor de todas: unas veces las dejo llorar, y otras me las llevo a la cama, según si puedo o no con mi alma. Incoherencia 100%, método educativo fatídico. Imperfectísima. Pero mis hijas son felices, y yo con ellas, y qué le vamos a hacer...

    ResponderEliminar
  7. ay, cómo te entiendo, a esas horas uno no sabe ni qué pensar y se cada minuto de llanto se hace intenso y no sabes si estás haciendo lo correcto... para mí lo peor es si mi madre está en casa, porque entonces empieza 'y cógelo, y yo lo cojo, y cómo le vas a dejar llorando criaturita...' y tú que ya te estás sintiendo pésimo encima con una madre que te dice que hagas lo que tú crees que es peor, y con el corazón partido no sabes cómo salir del atolladero, de día se piensa con más claridad pero de noche, hay que ser de hierro, porque efectivamente lo primero que hacen falta son padres vivos y sanos, y sin dormir nadie puede tirar palante... sinceramente creo que les tenemos que enseñar a dormir solitos y eso va en su beneficio futuro, aprenden a conciliar el sueño y luego son más autónomos y al igual que saben comer también saben dormir por sí mismos, pero qué fácil es decirlo... cada noche que mi hijo chilla para que le encuentre el chupete o le lleve a hacer pipí me acuerdo de los presos de Guantánamo...

    ResponderEliminar
  8. Hay un consejo que una amiga me dió y que me parece muy util para estas ocasiones:
    Mejor un día (en este caso noche) rojo que cien amarillos!!!
    Suerte

    ResponderEliminar
  9. Mucho ánimo mujer, es dificil ser duro y más con los pequeños y si son tuyos, aún más. Sólo los que tenemos hijos lo sabemos... Ya verás como es cuestión de tiempo. Si siges así, constante, no le doy al tu pekeñ@ más de una semana... ya nos contarás.

    Imperfectos somos todos y si no les damos cariño, tampoco seríamos padres...

    ResponderEliminar
  10. alguien dijo alguna vez: habeis visto alguna vez a un mamifero que se desprenda de su cria contra su voluntad? pues no olvidemos que somos mamíferos...
    Soy madre de 3 hijos, a cada cual más diferente, el primero no coment, el segundo metodo estivill hasta que se puso malita y la jodí, el tercero la guinda de todos: colecho, teta a todas horas y brazos, muchos brazos. Hasta que ... tachán! nos mudamos de casa, le puse una cama (tenia no más de 24 meses) y le encantó! y eso que su cuna era lo más in del momento, grande, amplia, colchon de coco, en fin, una ruina, y el ni la probó una noche... ni un ratito.
    Cuando alguna vez se despierta, me estiro EN SU CAMA, y se vuelve a dormir. Yo me vuelvo a deslizar a la mia sin problema. Solución ideal? tal vez no, pero me funcionó después de más de 24 meses durmiendo una media de 4 horas... Bonito blog, pásate por el mio cuando quieras!

    ResponderEliminar
  11. lo conseguiste!!! despues de 3/4 de hora se volvió a dormir y eso es lo que cuenta.

    ResponderEliminar
  12. Chiquilla, al menos lo estas intentando.

    Mi experiencia personal fue que a la niña no la logramos sacar de la cama hasta bien entradita en años. Y ahi está. Ahora tiene 11 y duerme de lo mejor sola en su habitación.

    Imperfectas como somos no podemos dejar de lado nuestras horas de descanso asi que lo mejor, para mi, es sacarla de la cuna y llevarla a la cama matrimonial para volver a dormir nuevamente.
    Na que hacer...

    No te streses que eso lo perciben los bebes y más lloran.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. Nosotros estamos igual con la de 16 meses pero le hemos pasado a una cama, los primeros días se despertaba 6 veces!! y algunos acababa en nuestra cama. Ahroa depués de 3 semanas solos e despierta 2 veces jeje y estoy encantada claro! ya veremos cuando le quite el pecho en enero porque no usa chupete así que la que me espera!

    ResponderEliminar
  14. Yo viví llantos y espantosas noches hasta que cumplió tres años...

    ResponderEliminar
  15. Perdonad mi intromisión, pero es que hace poco que conocí la crinza de apego. Yo no la practico y mi bebé empezó a dormir en su habitación a los 4 meses. Estoy leyendo sobre el tema y lo encuentro interesante, el aprender no ocupa lugar. Considero que es una forma saludable de criar aunque yo no practique. Lo que no entiendo es que fin tiene el colecho si después pasas al pequeño a su cama y lo pasan fatal tanto él como sus papás.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  16. ¡Cómo te entiendo! Qué gozada leer a alguien que vive lo mismo que tú... Yo tengo una nena de 24 meses y estoy embarazada del segundo.
    La peque se despierta casi todas las noches al menos una vez gritando y llamando a su mamá... Normalmente tiene mocos-tos-conjuntivitis... y así llevamos casi 3 meses (los que lleva de guarde) y ya tengo unas ojeras que las arrastro por los suelos. Me levanto a las 6 de la mañana para irme a trabajar así que las 5 la verdad es que casi me parece un lujo... Jajaja... ¿me volveré loca? En fin. Yo creo que es cuestión de dormir mal unos 5 años y ya está, luego no dormiré por las notas, o porque salen de juerga... ainss...

    ResponderEliminar
  17. Yo creo que hay formas y formas de lograr que tu hija deje vuestra cama. No sé si conoces el libro de Elizabeth Pantley "Felices sueños", pero en él salen trucos y fórmulas de conseguir que el bebé se duerma solo pero sin lágrimas. También están los libros de Rosa Jové o el foro www.dormirsinllorar.com.

    No hay que olvidar que somos humanos, que necesitamos la seguridad de dormir en grupo y el contacto físico, que la mayor parte de nuestra vida la pasaremos durmiendo con alguien (o eso es lo que queremos), en definitiva, que estamos diseñados para dormir con alguien. Otra cosa es que vosotros no podáis dormir con ella. Lo entiendo, pero creo que no tendría que pagarlo ella.

    Nosotros lo que hicimos con nuestro hijo mediano fue ponerlo en una cama. Lo dormíamos y, si se despertaba por la noche, yo iba y me tumbaba con él y me dormía. A nosotros nos funciona. Espero que lo que te he explicado te haya sido de ayuda.

    ResponderEliminar
  18. Lo comento por si puede ayudar.
    Primero la acostumbre a que se durmiera sola en la cuna dentro de nuestro dormitorio. Los tres en la habitacion, pero ella en su cuna y los papás en la cama. Cuando cumplio dos añitos, la llevé con su cuna a dormir a la habitacion de su hermano de cuatro años.Pasados unos meses, le puse su cama en el dormitorio, del hermano. Acaba de cumplir tres años, y duerme encantada, compartiendo dormitorio, con su hermanito de cinco años. Yo creo que lo que no quieren es estar solos por la noche. Que duerma en la habitacion de un hermanito, puede que le ayude, a afrontar esta transicion. Más adelante ya habrá tiempo de ponerlos a cada uno en su habitacion.Lo cuento, porque esto a mí me ha funcionado. Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Me gusta tu inteligencia; es fina, pelín irónica y resolutiva.

    Así que paso de darte consejos, fundamentalmente porque soy imperfecta. De lo único que podría hablarte es de mi experiencia; en unas cosas me fue muy bien, en otras regular, y en otras... francamente mal.

    De bebé, mi diminuta enseguida fue independiente, a los 6 meses dormía solita en su cuna, en su habitación. Nunca tuvo pesadillas. Nunca se despertó desaforada. La metías en su cunita, le dabas los besos de rigor, y se quedaba transpuesta cual lirón careto; dormía de un tirón toda la noche. Era una auténtica marmotita. Y ahora que es una señorita, ir a la cama nos cuesta todos los días media hora... el caso es hacer tiempo, tiempo, más tiempo... con tal de no ir. Hay mil excusas inimaginables para postergar el momento de ir a la cama, excusas que además son razonables... ufff.

    Pienso que cada madre tiene sus piedras de toque, y que cada hijo es el que nos corresponden (a veces pienso que han venido al mundo para enseñarnos toso eso que somos capaces de hacer y que no sabíamos que podíamos hacer. Lo que a unas madres les va bien, a otras no (porque ni somos las mismas madres, ni tenemos los mismos hijos). Vivir supongo que es esto; la maravillosa incertidumbre que es saberse de sorpresa en sorpresa. De ir descubriendo todo lo que tu hijo es, y lo que tú también, sorprendentemente, eres.

    Respecto al apego; los niños saben de sobra quién les quiere, después de ese conocimiento, viene el apego. Poco importa lo bien o mal que te han salido a veces algunas cosas... lo improtante es que siempre estás localizable. Que mamá aparecerá siempre.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  20. Este invierno mis dos hijos (que duermen en el mismo cuarto: el de 18m en su cuna y el de 4a en su cama) se pusieron malitos a la vez. Para no tener que levantarme de la cama cada dos por tres, me los llevé a mi cama. El pequeño no aguantó ni cinco minutos, se ve que pensó que ahí había mucha gente y que no iba a dormir bien (sabia criatura) así que se bajó de la cama y me pidió que lo metiera en su cuna. Jajaja. Hay niños para todo. Ánimo, ya encontrarás lo que os funciona.

    ResponderEliminar
  21. lo q nos ha resultado mejor hasta ahora a sus 18 meses (pq yo me persigo mucho cuando esta en nuestra cama, q se me va a caer, etc...asi q no duermo muy bien) es cuna en nuestra pieza. Si llora en la noche lo consuelo y se vuleve a dormir de inmediato (si no esta enfermo) y cuando despierta al amanecer lo paso a la cama hasta la hora de despertar.

    pero basicamente...animo!

    ResponderEliminar
  22. No me gusta dar consejos (especialmente si no me los piden), pero... ¿habéis probado a que tu pareja duerma con la niña en la misma habitación -o incluso cama-? Es una práctica bastante poco habitual,pero tal vez te podría funcionar. Probar un par de semanas... ¡en serio! Los bebés necesitan compañía sí o sí; y si tu pareja es un hombre típico (no le despiertan los ruiditos de la niña) y tú una mujer típica (sí te despiertas a menos de nada por cada ruidito, lo que hace impracticable el colecho)... probad esto. En cuanto tu hija sepa que alguien estará SIEMPRE durmiendo con ella se acabará el despertarse por la noche. Casi (casi) garantizado.

    ResponderEliminar
  23. Nosotros tenemos mucha suerte, desde bebes a los 5 meses los cambiamos a su habitacion y duermen los dos solitos. Solo alguna noche mala cuando los pobrecitos se han puesto malitos, son un cielo mis pequeños ( son mellizos ).

    ResponderEliminar
  24. Por qué no duermen bien colechando? Tu cama se hace pequeña? Para nosotros es lo mejor. Puedes pegar otra cama al lado, o su propia cuna sin el barrote. Parece que la niña no quiere dormir sola, y ese tiempo llorando es reventarse ella y tb tú.

    Duerman juntitos y mejor dejar de oír consejos que les complican la vida. Es vuestra hija y lo que pide es estar con vosotros. Nada más.

    Saludos y mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  25. Tengo una amiga que aún tiene que acostarse con su hija para que se duerma: la niña tiene 9 años!!! El padre está hasta las narices y más...
    Lo veo descabellado. Yo tengo 3 hijos y no los voy a querer menos por dejarlos de pequeñitos en su cunita con 5 o 6 meses. Nunca he tenido problemas de sueño con ellos, y las siestas de fin de semana las hacemos los 5 desde siempre.
    Los pediatras recomiendan que los bebés deben dormir en su cuna; para que descansen, se habitúen, reconozcan su espacio de descanso y los padres puedan dormir y descansar en su cama para 2.
    Suerte!!! ;-)

    ResponderEliminar
  26. No pretendo dar consejo.. pero si contarte mi experencia por si te pudiera servir de ayuda... a ver ..mi peque con dos meses se colo en nuestra cama y no se ha salido de ella hasta hace un año aproximadamente, ya sea por comodidad mia(mas bien), pero si el cuerpo no descansa no eres persona, eso si la cama de papa y mama era una super cuna con sus barales y todo jajaja alguna dira que insensata,,, pues no, hemos disfrutado de mi niña lo mas grande, y al cumplir los 2 años quizas un poco antes, pues ya los tres era incomodo, diciendolo y haciendo ver que era muy mayor y una niña grande como ella dice, tan solo en una semana tumbandome al lado de ella en SU CAMA dormidita hasta el dia siguiente, en mi caso funciono el hacerle ver que es mayor y como tal hace cosas de mayores, y que me quiten la de besos y abrazos que le he dado mientras dormia con papa y mama, un saludo

    ResponderEliminar

Compártelo