lunes, 4 de octubre de 2010

Las madres, de boda

Esto va a sonar a chiste fácil, pero no lo es. ¿Cómo se distingue a una madre de familia en una boda? Porque baila todo lo que echen hasta quemar la suela de los zapatos. Haced la prueba en la próxima boda a la que vayais, a partir de cuatro horas de música pachanguera, ya sólo quedan en la pista las madres de familia, bailando cual posesas, como si les fuera la vida en ello, como si llevaran años sin echarse un baile (que los llevan, no te quepa duda) y como si fuera el último baile de su vida (que a efectos prácticos, como si lo fuera, porque vete tú a saber cuándo volverá a darse una conjunción cósmica favorable).
A mí aún me duelen los pies y las caderas de las cinco horas que bailé en la boda a la que fui el sábado. Y más que hubiera bailado sino se me hubiera acabado la fiesta como a la Cenicienta a medianoche, cuando mi hijo mayor suplicaba ya por favor que nos fuéramos porque no podía más de cansancio. Y todavía le pedí, como en su día le pedía yo a mis padres, que me dejaran bailar "la última, una más y nos vamos". Lo que es la vida, que antes le pedíamos permiso a nuestros padres y ahora se lo pedimos a nuestros hijos.

13 comentarios:

  1. Jajajajaja que razón, hace un año que no salgo con mis amigas de copas y a echarnos unos bailes. El día que me toque... acabaré como tu

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja. Que razon tienes... mas que un Santo.
    Yo ya sueño con la boda que tengo el dia 30. Dejo al peque con mi madre y nos vamos con la mayor, que tiene mas marcha que yo.
    Llevare zapato plano para el baile, no pienso parar...
    No me acuerdo cuando fue la ultima vez que sali... asi que esta conjuncion cosmica la voy a aprovechar al maximo.
    Un besote guapa,

    ResponderEliminar
  3. real como la vida misma.... ja,ja,ja!!!

    ResponderEliminar
  4. jajaja, tienes razón y veo mi imagen de la boda a la que fuí este agosto que la música comenzó a sonar a las 3 de la madrugada y yo aún bailaba sin haber parada en ninguna canción a las 6:30,jajaja...dios!!! :D

    ResponderEliminar
  5. verdad verdadera, y lo peor es que en la última boda llevaba unos taconazos imposibles, pero antes muerta que sencilla, fuimos de los últimos y tuve que salir agarrada a mi marido del dolor de pies

    ResponderEliminar
  6. Cierto, jajajaja! Me identifico totalmente. Y eso que antes me costaba horrores salir a bailar!

    ResponderEliminar
  7. Tal cual! Y las pocas salidas que haces te arreglas de primera y esperas esa salida todo el mes.

    ResponderEliminar
  8. Claaaaaaaaaaaaaro... por eso los niños no deben ir a las bodas!!!! O es que tú no lees el blog "Se ruega confirmación"??? jajajajajaa
    No dejes que te corten el rollo ni una boda más :-)
    Un besito!!!

    ResponderEliminar
  9. absolutamente cierto, no hay nada bajo el sol, no consuela pero..... es mal de muchAs

    ResponderEliminar
  10. qué graciosa, cómo te entiendo, yo bailo en el coche cuando suena buena música, y sueño con una disco ochentera y un gintonic en la mano, sin tener que madrugar al día siguiente...

    ResponderEliminar
  11. Ayer me acordé de este comentario.
    El sábado tengo cena con mis amigas, bien bien, hurra,.. y ayer me lancé a comprarme un vestido y unos zapatos para sentirme guapa y disfrutar de una cena, copa y bailoteo.
    Que ganas tengo.

    ResponderEliminar
  12. No se lleva a los ninos a las bodas!

    ResponderEliminar
  13. Cierto, fui a una boda a principios de mes y tiodavia me estoy recuperando de los excesos, jajaja

    ResponderEliminar

Compártelo