lunes, 27 de septiembre de 2010

Sobre el trabajo materno

Un nuevo estudio científico realizado por la prestigiosa Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad de Columbia y publicado por la no menos prestigiosa y Sociedad para la Investigación del Desarrollo Infantil acaba de concluir que el que la madre trabaje fuera de casa no afecta negativamente a su bebé. Los sesudos investigadores han evaluado exhaustivamente el desarrollo de los bebés abandonados por sus madres para ganarse el pan fuera de casa y no han encontrado ningún efecto adverso causado por la ausencia de la figura materna. En contra de estudios previos, que aseguraban que los hijos de madres que han regresado a trabajar antes de que los niños cumplieran tres años encontraban dificultades en el aprendizaje y tenían problemas en su desarrollo emocional, este nuevo informe afirma que estos niños se desarrollan con normalidad y son igual de felices y espabilados. Así que podemos tranquilizarnos todas las desalmadas que día tras día nos desprendemos de nuestros retoños. Pero qué quereis que os diga, que cuando por la mañana dejo a la niña berreando en casa, pues no me sirve de mucho consuelo el estudio este. Y por mucho que piense que mi niña no va a experimentar problemas en su desarrollo emocional e intelectual, pues cierro la puerta con el corazón en un puño.

15 comentarios:

  1. Mis cuatro hermanos y yo nos hemso criado con una madre que trabajaba en horario comercial, sábados incluidos y hemos salido estupendos, la verdad... y mis dos hijos, a pesar de que ahora tienen madre en casa por el PP (puto paro), pues han ido a la Guarde con cuatro meses porque yo trabajaba, y han salido también estupendos y listísimos los dos. Y para mi salud mental era mucho mejor el estrés de correr de acá para allá y trabajar, que estar todo el día metida en casa; aparte del dinero, claro.

    ResponderEliminar
  2. Las mujeres siempre preguntándonos cómo lo podemos hacer todo mejor, y buscandonos faltas en aquello que creemos hacer mal para sentirnos culpables.. Por favor, que me quiten la "hormona" del sentido de la culpabilidad, mi marido no lo hace tan bien y nunca se siente culpable por nada en absoluto! :-D

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que es de esos estudios que se hacen para demostrar lo que ya sabíamos en la práctica. Eso sí, estar tranquila al saber que si tienen algún problema de aprendizaje no va a ser por tu culpa no te libra de que se te encoja el corazón cuando un día te piden que no vayas a trabajar y te quedes jugando con ellos.

    ResponderEliminar
  4. Mi marido acaba de quedarse tres meses solo con mis hijos (por cuestiones de trabajo, me he tenido que ir a otra comunidad). Vuelvo mañana y mi hijo pequeño me dijo ayer por teléfono: "¡Qué bien que vuelves, mamá! Es que tú te apañas mejor que papá" (y eso que mi santo es de los que curran en casa). No veas lo bien que me sentó, después de sentirme tan culpable por dejarlos huérfanos de madre.
    EStán contentos por mi vuelta, pero, en absoluto, traumatizados.

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja. Madres desalmadas del mundo, yo entre ellas. Pues menos mal que lo corroboran, y lo de mis hijos no ha sido sólo una lucha por la supervivencia... es increible.
    Bueno en fín mis hijos los pobres lo ven como algo super natural el que permanezca fuera de sus vidas la mayor parte del tiempo (qué pena). La que lo llevo fatal soy yo, pero en fin... es lo que hay. Hijos que se crian con otras personas desde sus tiernos cuatro mesecitos e incluso antes...
    Menos mal que afortunadamente sabemos aprovechar el poco tiempo que nos queda y lo exprimimos al máximo!!!!
    Un besote, ;) muy interesante.

    ResponderEliminar
  6. Somos muchas madres desalmadas creo yo.... pero a no ser que nos toque la loteria hay que trabajar, darles una educacion, de comer, ropa para vestirse.... por lo menos el estudio nos sirve de consuelo

    ResponderEliminar
  7. Pues eso, que no les afectará a la inteligencia, pero lo que tú dices, a mí la patata se me rompe cuando ella está en casa, y yo me tengo que ir...

    Porque claro, una vez que empiezan el cole, en el fondo son masocas y les gusta....

    ResponderEliminar
  8. Aquí una madre desalmada pero CUERDA!!! te juro que con el segundo "mis vacaciones" empezaron cuando me puse a trabajar ya no podía más de culos pises y "conversaciones" con un bebé....
    Como dicen otros comentarios crecí con una madre trabajadora a jornada completa y creo que salí bien y a mis peques por ahora no les va nada mal! Así que sal por la puerta tranquila que a la peque le viene bien despegarse!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues a mí me da envidia dejar a mi marido y a mi hijo en casa mientras yo voy a ganarme el pan, qué quereis que os diga. Para lo que tengo que escuchar en el trabajo...

    ResponderEliminar
  10. sí, lo mismo me pasa a mí cuando le dejo en la guardería, encerrado tras siete llaves que parece que lo llevo a la cárcel -aunque bien decorada- pero he de admitir que mi salud espiritual y la relajación que me proporciona trabajar fuera de casa y fuera de la familia, también redunda luego en su beneficio, una madre que se siente contenta con su vida, y no atrapada en su vida, siempre será una madre que aporte mucho más a sus retoños y que les dé más calidad de vida el tiempo que esté con ellos...

    ResponderEliminar
  11. Por qué se habla sólo de madres y de si los ninhos necesitan un progenitor en casa o no? Tengo una amiga a la que cuando le preguntan con clara actitud reprobadora si trabaja jornada completa responde "sí, como su padre". Incluso aunque seamos mayoría las que preferimos reducir jornada o dejar de trabajar o trabajar justo las horas que tocan y salir pitando, renunciando a la carrera profesional, me parece insultante que se dé por hecho. O es que los niños con el padre en casa y la madre trabajando son los más traumatizados porque ven el conflicto entre lo que hay en su casa y lo que "debería ser"? No es mi caso, pero la orientación de la discusión me pone mala.

    Mi hijas son felicísimas con un padre y una madre que trabajan, y también lo fueron cuando nos repartimos la baja/excedencia, o tal vez son muy buenas actrices, lo que a su edad no me cuadra. Y ahora que lo pienso, yo también debo de ser rarísima, pues me parecía genial que mi madre (y mi padre) trabajara y no me parecía bien que mi padre no lo hiciera dentro de casa...

    Que haga falta estudios para esto es para morirse de risa (o de pena).

    ResponderEliminar
  12. Traumatizados no, ni mucho menos. Pero que están mejor en casa con nosotras que con alguien que llega de una agencia, eso seguro. Pero los niños tienen una gran capacidad de adaptación, este es mi consuelo. Ni pequemos de muy puristas ni de lo contrario. No da lo mismo pasar 3 horas que 12 con tus hijos. Porque 3 no es igual a 12.

    ResponderEliminar
  13. Pues yo me he criado tambien con una madre trabajadora y tan agusto, y creo que mi nena lo llevara igual de bien, ademas creo que el hecho de empezar temprano a madrugar e ir a su "minitrabajo" les va acostumbrando a lo que les queda de por vida, al final lo que veran poco natural sera el quedarse en casa vagueando.
    Por otra parte he visto el caso contrario de madres que cuidan a sus hijos y que al final cuando estos son mayores, ellas ya ni se proponen el seguir trabajando, y al final los nenes no tienen retraso en el aprendizaje pero si una inmensa dependencia de la madre lo cual no lo veo bueno, comodo? si, pero no bueno para su independencia el dia de mañana.

    ResponderEliminar
  14. Yo tengo 7 niñas, y han vivido de todo, y hay estan aguantando sin traumas como unas campeonas.

    ResponderEliminar
  15. ¿Y para cuándo un estudio sobre los efectos que puede sufrir un bebé cuando el padre se incorpora a trabajar antes de que la criatura cumpla tres años?.

    ResponderEliminar

Compártelo