lunes, 7 de junio de 2010

No me da la vida

Estamos ya en la recta final del curso y, al igual que ocurre en Navidades, se intensifican notablemente las actividades escolares y similares. Que si las notas, que si reunión con los profesores de uno, con los de otro, que si la fiesta de la clase de uno, que si la de la clase de otro, que si la despedida de una profesora, que si partido final de futbol... Y esto con sólo dos niños escolarizados, y el pequeño de ellos todavía a medio gas porque no le he apuntado a nada extra. El día que la niña vaya también al cole no sé cómo lo haremos. Vamos a tener que contratar a un padre/madre de reemplazo, una especie de figurante al que pagaremos para que hable con los profesores, se emocione en la fiesta, o aplauda en las competiciones deportivas (dejo la idea en el aire, y ahora en época de tanto paro quizá sea una buena opción laboral si alguien se anima a desarrollarla. Yo sólo exigiría puntualidad como único requisito).
Tengo ya la agenda para estas semanas que no me caben ya más cosas cada día (para centralizar y evitar solapes y plantones uso una única agenda en la que apunto desde el aviso al fontanero, hasta las entrevistas y citas de trabajo pasando naturalmente por compromisos escolares, y visitas al pediatra). Aún así, a pesar de tenerlo todo apuntado, se me olvidan las cosas. Como hoy mismo que un padre me recordó que teniamos la reunión con la profesora de infantil. Y es que a mi no da ya la cabeza para tanta cosa. Y no sólo eso. No me da la vida. Os contaré -y de paso me sirve de desahogo- unos pocos ejemplos y os animo a todos/as a que hagais una reflexión similar:
- Llevo dos años sin ir al cine. Dos años.
- En todo el 2010 no sólo no he visto una sola película entera. Tampoco una sola serie. Ni un solo programa completo. Casi ni siquiera el telediario.
- Hace dos meses que estoy intentando reservar un apartamento para ir una semana a la playa en verano.
- Llevo mes y medio queriéndome despintar las uñas de las manos y volverlas a pintar (lo bueno de esta tardanza es que ya se han despintado solas, asi que me he evitado la mitad del trabajo)
- Cuatro meses he tardado en comprar algodón desmaquillante, y al final ya he optado por dejar de maquillarme, asi me libro de dos trabajos.
- La niña ha estado con zapato cerrado y bien cerrado hasta que el otro día en Madrid se alcanzaron los 35 grados y corrí a comprarle unas sandalias. Idem con el cambio de armario de los niños, que un día los mandé al cole con pantalón de pana y a mediodía, con los 30 grados, pensé que me iban a llamar del cole para denunciarme por maltrato infantil.


En fin, no voy a seguir, que no tengo más tiempo que perder con tonterías. Lo dicho, que no me da la vida.

17 comentarios:

  1. Menos mal, una madre sin tiempo, que encima lo cuenta y sin ningun miedo!!! yo solo tengo un hijo, pero me vale por dos y es que hay dias que se me olvida hasta poner la lavadora y luego me encuentro que la camisa que me quería poner esta sucia! menos mal que hay otra madre que va por la vida sin despintarse las uñas! gracias! porque yo tampoco tengo tiempo, o no lo sé encontrar, y también se me olvidan las cosas o no me acuerdo de apuntarlas!

    ResponderEliminar
  2. vaya! no soy l aunica q necesita una agenda para todo. y eso q solo tengo una hija, pero entre las citas del medico, matronas y tocologo (por mi embarazo), q tengo q ir a la pelu hace meses ya (de laq vaya me rapo y se acabo), tengo q hacerme fotos de carnet para el dni... menos mal q tengo avisos enel movil para todoq si no..
    creo q andamos todas igual

    ResponderEliminar
  3. Mejor que un padre/madre figurante, contrata un figurante para que te sustituya en el trabajo y así poder ir tú a hablar con los profesores, a la fiesta de la primavera del cole, a llevar al mediano al pediatra y al mayor al cumple de sus amiguitos y a la pequeña al parque para que se desfogue un poco... No lo digo porque ejercer de mamá sea más bonito que trabajar fuera de casa, sino por una cuestión puramente económica; el figurante te cobrará menos si le tienes ocho horas sentado en una oficina, que si le mandas todo el día de aquí para allá con tres niños. Está claro que ser madre/padre de familia numerosa es un trabajo a tiempo total. Y pensar que a nuestras madres y abuelas los hombres lograron convencerlas de que ellos eran los únicos que trabajaban...

    ResponderEliminar
  4. Hola, a todas las que estáis en fase de buscar colegio para los niños, tal vez os interese este post. Un saludo http://centrodemadrid.wordpress.com/2010/06/07/guia-del-fraude-para-conseguir-colegio/

    ResponderEliminar
  5. jaja, no sabes cómo me siento de bien. Yo si me roban el celular me muero, porque es mi memoria. Tengo papelitos con notas para todo lo demás. Y más con esto de que mi hijo menor (son 2) se despierte unas 3 veces en la noche a tomar leche (si no le estuviera dando pecho, uf). Ayer le decía a mi esposo que me siento con principio de Alzheimer.
    Saludos de una mamá chilena.

    ResponderEliminar
  6. me vas al pelo, tu idea ya está patentada en USA pero no aquí así que no creas que es mala idea, se llama rentafriend.com y por unos 10 dólares la hora te hacen de figurante y de lo que quieras, hasta bailan por ti y luego te cuentan la experiencia por si no te acuerdas... si quieres mira mi último post que justo justo va de eso... alucinada me dejan siempre los americanos que lo inventan todo...

    ResponderEliminar
  7. Bueno, me consuela saber que no he sido la única en comprar a toda prisa las sandalias...
    Yo tardé un año entero en poder leer un libro.

    ¡Animo!

    ResponderEliminar
  8. A mí me pasa igual y eso que no trabajo... Entre los dos que tengo y el que está en camino, me siento como un autómata defectuoso. Todas las noches me acuerdo de todo lo que se me ha olvidado hacer ese día (pedir citas, llamar a tal, comprar cual...etc.) y siempre pienso que al día siguiente me acordaré, pero nada.

    Y cuando me pongo a hacer planes tipo "me voy a arreglar más", "todas las mañanas me pongo unos polvitos y el rímel y ya tengo mucho mejor cara"... jajaja... Me dura dos días, más o menos hasta que me encuentro en el coche de vuelta de algún sitio y me doy cuenta de que sólo me he pintado un ojo!

    ResponderEliminar
  9. JAJAJA..Creo que todas nos sentimos identificadas... yo un día creí también tner alzehimer... solo tengo una hija...pero entre que aun se despierta dos o tres veces(la noche que tengo más suerte), el trabjo, la casa y lo demás... mi cerebro creo necesita un reset...ya no me cabe mas información... que cierto nuestra amiga..yo tampoco se lo que es ver un telediario, leer un libro o poder arreglarme las uñas, por no decir depilarme, en fin que ya creceran...y quizas entonces echemos de menos este ajetreo diario..

    ResponderEliminar
  10. Jajajajaja, te entiendo a la perfección y quizá hoy más que nunca, que además del trabajo que genera "nuestra tropa" llevo 2 noches casi sin dormir: los mellis a la vez, como no, con terrores nocturnos y el "pequeño lechoncillo" cabreado con la vida hasta en sueños, que me pide el tete a grito pelado y cuando voy a ponérselo me contesta airado: "E tete noooooooo".....jajajaja, ¡en fin! pensaremos en las alegrías que nos dan en lugar de las cosas que nos quitan. Besos

    ResponderEliminar
  11. Y aún preguntabas el otro post si la felicidad sería esto...

    Efectivamente NO ES FELICIDAD... ES SÍNDROME DE ESTOCOLMO!!!

    El cerebro humano privado de libertad, para no volverse loco, se adapta al entorno y genera falsos mensajes de felicidad... algo así como el soma de "Un mundo feliz" (¿recuerdas...?)

    Reflexiona sobre ello...

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que es para hacer una pelicula, bueno que digo! una colección entera! ... Menos mal que tenemos medios para contarnos que todos, o casi todos estamos igual. (Mal de otros = consuelo de tontos). Feliz miércoles.

    ResponderEliminar
  13. que agrado leer a este montón de madres en la misma que yo. Yo tengo un enano de 10 meses, los cumplió hoy, y no puedo imaginarme la cantidad de trabajo que debe ser tener mas!
    Dicen que el segundo se cria solo...mmm...lo dudo.
    Gracias a todas por ser sinceras! hace falta eso de decir que aveces uno esta cansanda de TODO, incluso de ser madre :D

    ResponderEliminar
  14. cielosssanto, qué hartón de reir!! Teneis toda la razón y me pasa exactamente lo mismo punto-por-punto. Lo del algodón desmaquillante, demoledoramente divertido, por verdadero, claro!! Me encanta cómo hablas de la maternidad, con todo el amor del mundo pero sin azúcares añadidos. Graaaacias!

    ResponderEliminar
  15. no me podría sentir más idetificada contigo! He descubierto tu blog precisamente via formentera (la de arriba, no la isla, jajajaja), y leyendo este post casi se me descoyunta la cabeza de tanto asentir a cada punto: tengo 3 niños, de 5, 3 y 1 año, y no tengo que contarte mucho más, porque lo has resumido a la perfección (lo de las uñas me mata, jajajaja, sigo con ellas hechas un horror desde la última vez que tuve el privilegio de 5 minutos para poder pintármelas!! ).
    Ya tienes una fan más, esto no me lo pierdo yo, es como leerme a mi misma sin haberlo escrito yo! jajajaja
    (Y te dejo, que sigo intentando poner orden al caos de armarios!!)

    ResponderEliminar
  16. Isabel, me reí a carcajadas y lloré al mismo tiempo. Tengo dos críos, uno de un año y medio y otra de 3 meses e intento hacer mi phd en ciencias sociales. gracias por este minuto de relax! y por hacerme sentir que mi angustia no es la única. Ana, desde Argentina.

    ResponderEliminar
  17. Estoy alicinada, por fin alguien que está en mi situación.
    Por fin se me ha quitado el sentimiento de culpabilidad, de "malamadre" que tengo encima desde hace 8 meses que nació mi hija.
    Siempre me habían dicho que ser madre era un estado de plenitud y todo parecido con la realidad es pura coincidencia.
    Soy madre trabajadora, para mas INRI soy médico y trabajo con guardias y turnos de 12h diurnos y nocturnos, festivos y no festivos, entre semana y fines de semana, es decir como va tocando. Mi niña va a la guarde desde los 6 meses, pero donde vivo no hay guarderias de guardia, ni abren los domingos. Mi marido trabaja en la hosteleria, por lo que el tampoco esta en casa los fines de semana. Y aqui viene mi angustia, no tengo con quien dejar a la peque.
    Peso 4kg menos que cuando me quede embarazada, no me da tiempo a maquillarme, estamos en Julio y todavia no he ido a la playa (vivo en Málaga), mi vida en pareja es nula, porque estoy agotada. Si esto es plenitud, que venga Dios y lo vea.
    Por lo menos me queda el consuelo de que no soy la única.
    Lourdes desde Málaga

    ResponderEliminar

Compártelo