jueves, 8 de abril de 2010

Desánimo estadístico

Antes de nada quiero aclarar que he dormido muy mal - esta noche me correspondió a mí turno de ´picar en la mina´, o lo que es lo mismo, velar por el sueño, o su ausencia, por lo general, de los cachorros- y el agotamiento físico influye mucho en mi estado de ánimo, que hoy tiende más al desánimo. Y para rematar ha caido en mis manos un informe que me ha hundido en la miseria. Elaborado por la Fundación SM. Entre parejas entre 15 y 39 años, es decir jóvenes, jovencísimos. Y ofrece estos datos:
-Tres de cada cuatro mujeres declaran que se ocupan siempre o habitualmente de limpiar y cocinar (o sea, el grueso de las labores domésticas). Y no sólo eso, dos de cada tres llevan incorporado en su cabecita el disco duro del hogar, y son las que deciden qué se come, qué se compra... Y sólo una de cada cinco, repito una de cada cinco parejas asegura que tiene un reparto equitativo de las tareas domésticas y del cuidado de los hijos. Una de cada cinco. Y esto en menores de 39 años.... Para echarse a llorar.
- Y el otro dato del informe que me ha terminado de hundir en la miseria es que el 50% de los entrevistados asegura que tiene conversaciones interesantes con su pareja una o varias veces al día. Y el 65% afirma que dialoga calmadamente también varias veces al día. Aquí sí me han dado ganas de ponerme a llorar. Porque en esta estadística no entro ni de lejos. A no ser que se considere una conversación interesante el gritar por el pasillo: "¿Has visto por alguna parte el chupete de la niña?".
En fin, que voy a ver si me tomo un café, me espabilo un poco y se me mejora el ánimo...

17 comentarios:

  1. Yo estas cosas no me las tomo muy en serio, porque da la casualidad de que a mi nunca me preguntan, y cuando averiguas cual es numero de personas que han tomado como referencia alucinas y te preguntas ¿esto corresponde realmente a la población española? lo dudo, pero cuando falta el sueño, todo nos lo creemos, mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar
  2. jajajajaja en la primera parte de la encuesta, soy del grupo de una de cada cinco, ahi no me puedo quejar, aun siendo ama de casa, mi marido me ayuda muchisimo con las labores y con los crios, pero en cuanto a la otra encuesta uhm... no entro en ningun grupo porque soy de las de anadr a voces tb buscando todo y no encontrando nada!!

    ResponderEliminar
  3. Ànimo. Me gusta tu sitio y lo que escribes. Yo estoy iniciando un blog, ojalá puedas visitarlo: www.mundomatrioska.blogspot.com
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Yo pertenezco definitivamente a la buena parte de la estadística: Mi marido y yo llevamos la casa y los hijos por igual. Bueno, él además "lo arrecla todo".

    No hacen falta estadísiticas, yo en el día a día alucino con lo que oigo y veo, tampoco pensaba que prácticamente no hubiera diferencia entre mi generación y la de mis padres (tengo 31), pero es triste y absolutamente cierto. Se habla de "no me puedo quejar" porque "mi marido me ayuda". Pero cómo que te ayuda? Lo normal debería ser que tuvieran los dos en la cabeza que hay que ir a la compra, poner la lavadora, cocinar, limpiar, cambiar pañales, etc. En mi caso es así, pero creo que mi marido no es normal, debe de ser un héroe (y para algunos un calzonazos).

    Cuando se es ama de casa comprendo que las funciones estén repartidas de distinta manera. Ahí lo que me molesta es que se da por hecho que si lo hace alguien, es la mujer. Lo mismo para la reducción de jornada. Por qué? Voy un poco más allá: por qué en la mayoría de parejas el hombre tiene una mejor formación y un mejor trabajo que la mujer? Por qué parece que no es tan importante que una mujer se forme?

    En cuanto a las conversaciones normales, la verdad es que las nenas suelen dormir más o menos bien, así que solemos poder hablar una vez al día, en la cena, cuando están en la cama. Después de cenar, suele haber cosas que hacer, así que no suele quedar tiempo para la conversación... A parte de que el riesgo de quedarme dormida es demasiado alto.

    Enhorabuena por tu blog.

    ResponderEliminar
  5. Ni te preocupes, no hay mal que por cien años dure y la estadística es eso, estadística. Yo soy de las que llevan el disco duro en la cabeza. No limpio y cocino todos los días porque puedo pagar a una chica que lo haga mientras estoy en la oficina, pero los fines de semana también soy de esa estadística.
    Mi marido ayuda pero en otras cosas: arregla cosas, monta muebles, atiende a los niños para que yo descanse, se turna por las noches, media en las rabietas de la mayor ( yo no tengo tanta paciencia) y todo lo hace muy bien, así que no me importa que no ayude en la limpieza, en la cocina o en la compra. (de hecho lo prefiero)
    En cuanto a las conversaciones un día a la semana seguro que tenemos una conversacion normal, el resto... depende.

    ResponderEliminar
  6. querida mia!!! yo no me creo ni de lejos las estadísticas, ni de coña!!!!!!! la gente miente... miente y miente... a las pruebas me remito...
    ¿a cuantas madres conoces que te digan que su hijo duerme horrible?
    ¿a cuantas madres conoces que dicen que su hijo es fantástico y un santo y tiene unas ojeras que le llegan al suelo? ya sabes la típica madre "el mio más"

    Besos y mucho mucho café

    ResponderEliminar
  7. coincido con el último comentario, pero por qué la gente se empeña en maquillar su vida de perfecta? quizá así se sienten mejor, no lo entiendo... en mi casa cuando tuvimos al niño entramos en crisis profunda ambos miembros de la pareja, pasamos de leer los fines de semana cinco horas la prensa y comer con amigos, más ir al cine, además de levantarnos más allá de las diez cada día, a despertarnos cada tres horas, a no saber porqué lloraba nuestro hijo y si es que le estaba pasando algo gravísimo y nosotros no íbamos a detectarlo, la depresión era total nos habían cambiado la vida!!! mi marido es escritor y pensó que nunca más sería capaz de escribir una novela con ese niño gritando todo el día... pues ahora hablo con una amiga que me dice que está feliz con su recién nacida, que su marido la ayuda un montón, que lo de dormir que ningún problema que la niña duerme como una santa... y yo es que me siento imbécil además de una inmadura por haber entrado en semejante crisis cuando me hice mamá... menos mal que tengo tu blog!!! ánimo guapa, somos muchas y somos fuertes jejeje!!!

    ResponderEliminar
  8. yo soy de las que te digo que tampoco me han preguntado nada en las estadísticas, mi marido levanta y lleva al mayor al colegio, pero ya esta, por lo demás todo es mio, la niña pequeña y todo lo que ello conlleva noches incluidas, y SI estoy agotada después de cuatro meses de no dormir más de 4 horas seguidas, y además a partir de las nueve de la noche que el mayor ya duerme el nivel de conversación es voy a cenar rápido para ir a dormir .
    Noemí
    bueno ánimos

    ResponderEliminar
  9. jajajaja, el mio mas y mejor...Yo te digo q mi hijo duerme horrible ultimamente, no miento, para q ???no tiene sentido.
    Animo¡¡¡veras como descansada ves las cosas desde otra manera.

    ResponderEliminar
  10. Las estadísticas no me gustan, no me hacen
    sentir ni mejor ni peor... lo que si me afecta es la realidad,lo que pasa en mi casa.
    Mi marido trabaja fuera bastantes horas entonces yo friego, barro, compro, decido el menú y lo cocino, lavadoras,planchar, hacer los baños, criar al niño, pediatra....
    Edad, pues 32 años. No me quejo demasiado porque no me queda otra y total no me vale pa´na !!
    Eso sí, siempre pienso que si lo mismo que hago lo hiciese "por cuenta ajena" no aguantaría ni dos días.
    Claro, parece que si todo eso lo tienes que hacer en casa de otro, es un trabajo muy duro y como de bajo "caché"... si lo haces un tu propia casa, tienes que oir cosas como: Vaya como vives, en casita todo el día ¡¡como una reina!!
    Me río de la liberación de la mujer y de la falsa conciliación laboral.
    Todavía queda mucho camino y pedregso.
    Un saludo y enhorabuena por tu blog.

    ResponderEliminar
  11. El sueño es mal aliado. Espera para releer la encuesta ^^

    ResponderEliminar
  12. Que no, que yo no tengo sueño y siento lo mismo al leerlo :-)

    ResponderEliminar
  13. Mi esposo me ayuda muchísimo muchísimo, pero se trata justamente de eso, UNA AYUDA, porque las que nos encontramos en el grupo de mujeres de 1 de cada 5, al igual que las cuatro restantes no podemos negar que la logísitica del hogar recae completamente sobre nuestros hombros.
    Marissia.

    ResponderEliminar
  14. Oye por cierto, soy de Costa Rica y me muero por conseguir tu libro, no sé si te acuerdas de mí, porque yo te sigo desde que empezaste. Cómo le hago para poder tener tu libro conmigo?

    Marissia

    ResponderEliminar
  15. Pues sí, no sé si son para ponerse a reír o a llorar...

    Yo soy ama de casa (porque no me queda otra porque en este país, Alemania, no hay manera de trabajar si tienes hijos (guarderías a partir de 3 años, colegios hasta las 12 nada más...etc.), además de ser considerada una mala madre por el resto), con 2 nenes y otr@ en camino.

    Mi marido no es que no me ayude, es que la palabra ayudar no me parece adecuada... Cómo que ayudar? Es que mis jornadas son maratonianas: Yo no salgo de trabajar a ninguna hora, no me puedo quedar en casa a descansar si estoy mala, no tengo vacaciones...etc. No entiendo por qué mi jornada sí que puede durar 24 horas y las de él sólo 8!! Ni hablar, vamos. En cuanto llega a casa se incorpora a las tareas, claro que sí.
    Y la gente encima me dice "pobrecillo, anda que qué suerte tienes, él que tiene que irse a trabajar y tú en casa"... sí, claro, como si yo estuviese dedicándome a mis hobbies, porque planchar, lavar, limpiar y cocinar es como ir al gimnasio, que lo hago para mantenerme en forma... Lo que hay que oir a veces, de verdad!

    ResponderEliminar
  16. Tenéis mucha razón... quién no ha mentido alguna vez con eso de que "mi marido y yo al 50%". ¡Jajajaja! En eso no hay color.

    ResponderEliminar
  17. constato lo que pensaba, al margen de varios hombres que me dicen lo contrario, mi madre tiene razón las mujeres de hoy en día llevamos todo el peso de casa-hijos sobre nuestros hombros, y ellos nos ayudan en lo que pueden, criaturas...

    ResponderEliminar

Compártelo