lunes, 8 de marzo de 2010

Frescos y torpedos

Como la metereología no da tregua, he decidido adoptar una actitud nórdica ante la situación: no hay mal tiempo sino malos abrigos. Así que este fin de semana (de tiempo perro donde lo haya, ¿qué pecado hemos cometido para merecer esto?) he pertrechado a los niños como si fueran a esquiar y me he lanzado a las calles con ellos. Bueno, tampoco me he vuelto tan nórdica como para chapotear en los charcos y correr en los parques embarrados, a eso todavía no he llegado aunque tiempo al tiempo (y nunca mejor dicho). He de confesar que nos hemos refugiado en todos los lugares donde había actividades infantiles. Y desde aquí doy las gracias a todos los programadores culturales que piensan en las pequeñas personitas y ofertan planes para ellos. Hemos visitado una exposición de pintura en el Caixa Forum (de Barceló, fantásticas sus pinturas, pero sin duda para los enanos, impagable "el elefante que hace el pino con la trompa y las patas para ´rriba" en palabras del pequeño de mis dos chicos), seguida del consiguiente taller de pintura creativo (fantástico y muy creativo), y del consiguiente post-taller en las paredes de su habitación (aún más creativo que el anterior, y nos ha dejado un hermoso fresco en rotulador y lápices de colores. Y sí, le reñí, pero tampoco con mucha insistencia porque al fin y al cabo el pobre no estaba haciendo más que poner en práctica lo aprendido y seguro que Barceló también pintó las paredes de su habitación y si le hubieran reñido mucho quizás no habría llegado a ser el genio que es).
También hemos ido a un concierto de rock para niños. Y hemos visitado -ventajas de la gran ciudad, que alguna ha de tener- el Museo Naval (altamente recomendable para niños: exponen maquetas de barcos, cañones de verdad, balas, bayonetas. Y sin duda, la gran sensación para mis hijos: un torpedo -el pequeño, en plena etapa de exaltación escatológica, aún se rie al recordarlo-.

10 comentarios:

  1. mi peque tiene tres años, un poco pronto supongo para lo de la exposición de la Caixa. Aparte del naval, que me apunto, me han dicho que el de ferrocarril también merece la pena.
    A ver si llega el buen tiempo yaaaaaaaaaaaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  2. En realidad, tu situación es muy buena, porque la pequeñaja se deja arrastrar por la inercia de sus hermanos, y se adaptará pronto a todo eso. Mi niño (14 meses) está en ese punto en que básicamente sólo puede ir al parque, porque ni le interesan los dibujos más de 1 minuto, ni entiende los juegos de habilidad, ni le vengas con cancioncitas más de 5 minutos. Y no va a la guarde. Como te puedes imaginar... ¡estoy de los nervios!

    ResponderEliminar
  3. di que sí, al mal tiempo buena cara!!!

    ResponderEliminar
  4. En coruña no tenemos tanta oferta pero bueno no me puedo quejar, el frio que hace no es normal!

    ResponderEliminar
  5. Hola. Habrás leído esta frase muchas veces, pero, hoy de casualidad descubrí tu blog y me lo he leído de cabo a rabo. ERa como si leyese mi cerebro (también maltrecho y vacío desde que tuve a mi nena)
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  6. Nosotros vemos las películas del cine casi en el fin de semana que la estrenan, e incluso viviendo en el centro de Sevilla hemos cogido el metro para ir al centro comercial que está en el Aljarafe con tal de pasar el tiempo en ir y volver... ¡necesitamos que llegue la primavera!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola acabo de llegar por casualidad a tu blog, estoy en la oficina y se deben pensar que estoy loca.. No veas como me he reido contigo, tengo dos nenas una de 4 y otra de 2 años, y es que las situaciones que describes parece que estas en mi casa, je je.

    En serio esta tarde me compro tu libro, me encanta como escribes y lo divertido que lo haces.

    Tienes una seguidora mas.

    Un beso muy fuerte

    Cristina

    ResponderEliminar
  8. Hay que termino de conocer tu blog y me encanta! Recomendable también el musio de ferrocarril, claro, y a la vuelta tienes una exposición donde los peques pueden hacer experimentos, ( no se si sigue), pero mi hijo mayor se lo pasó en grande.
    Ah! yo tampoco esterilicé nada a mi pequeñaja o si, creo una vez.

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena,te he descubierto hoy y me ha parecido muy interesante, aunque te suene a repetitivo, también me he sentido muy identificada. Enhorabuena!!!Sabes lo que me ayuda mucho cuando una se desespera....pensar que enseguida crecen y que hay que disfrutarlos mucho, mucho....aunque al ratito te vuelvas a desesperar y así de nuevo en el bucle.Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Isabel. me gustaría tener tu libro, pero vivo en Chile y me encantaría poder comprarlo, sabes si alguna editorial lo traerá a este país
    empecé hace poco a leer tus columnas y me gustan mucho. yo tengo una hija, que ya es lola, tiene 12 años, pero creo que todos pasamos por lo mismo.
    Mi pareja actual quiere tener otro bebe, pero solo de pensar en pañales, biberones, llantos nocturnos, ir a trabajar sin dormir, uhhhh no se igual me gustaría, pero se me pasa muy rápido el gusto.
    bueno, espero noticias buenas y saber donde comprar tu libro.
    Con cariño-
    Paola

    ResponderEliminar

Compártelo