martes, 19 de enero de 2010

¿Cómo hace el hurón?

Consejo para padres primerizos o, mejor aún, para aquellos
que ahora estén pensando o planeando estrenarse como padres:
repasad vuestros conocimientos de zoología. No cometáis
el error de tener hijos sin haberos familiarizado con el
mundo animal. Y me refiero a todos los animales, empezando
por los domésticos y todos aquellos que viven en granjas.
Necesitaréis conocer sus hábitos, su entorno natural, sus
alimentos favoritos, su carácter, si son traviesos o tranquilos,
si agreden por naturaleza o sólo cuando se sienten amenazados,
su utilidad, el nombre de su pareja o el de sus hijos,
en el caso de que fuera diferente. Y lo más importante de
todo: el ruido que emiten. Debéis saber cuál es ese sonido, y
ser capaces de reproducirlo con fidelidad. En una escena
tronchante de la película italiana Caro diario aparecía la llamada
«isla de los hijos únicos», donde los niños, convertidos
en verdaderos tiranos, exigían al pobre incauto que llamaba
por teléfono que imitara uno tras otro el sonido de diferentes
animales antes de dignarse a pasarlo con sus padres. Esto,
visto en el cine, parece muy gracioso, pero es real como la
vida misma. Todo padre o madre lo sabe.
Pero no creáis que os bastará con vacas, caballos, gallinas
y patos (¡ay, los patos!, nunca un adulto se imagina antes de
tener hijos el tiempo que va a dedicar a imitar, dibujar o cantar
canciones sobre patos). No, ni muchísimo menos. Conocer
los bichos domésticos es imprescindible pero insuficiente,
porque existe una variedad enorme de animales salvajes y
fieras con los que también hay que familiarizarse. Lo ideal
sería un safari, una visita al zoo o un documental, ya que es
fundamental verlos en acción para ser capaz luego de imitar,
por ejemplo, a un gorila o a una serpiente pitón. Y, naturalmente,
también tendréis que saber dibujarlos con un mínimo
de destreza para que la jirafa no se os convierta en un perro
narigudo con el cuello un poco largo, como me ocurrió a mí
hace poco.

8 comentarios:

  1. Y te has olvidado de los temibles dinosaurios, como el Rex, Velociráptor, Estegosaurus y otros tantos de los que resulta difícil ya sólo pronunciar el nombre!

    ResponderEliminar
  2. No puedo evitar recordar el chiste antológico del fallecido Eugenio... ¿Y los buhos tienen buhitos? jajaja
    En fin, y la jirafa, ¿qué ruido hace? Creo que es muda, que con tanto cuello no sé qué demonios les pasa a sus cuerdas vocales...

    ResponderEliminar
  3. Sí, sí, totalmente verídico! y habría que añadir los vehículos a motor. Como hace el coche, el tren, el camión, la grúa, etc.etc.

    ResponderEliminar
  4. me parto, absolutamente deacuerdo. Como el mío solo tiene 19 meses, áún no exige demasiados detalles de los animalitos, pero lo del dibujo le pierde, así que una, que suspendía trabajos manuales y dibujo en el cole, tiene que afanarse en aprender a pintar, y ahora mejorando mucho en el tema del dibujo, pero no consigo pintar con un mínimo de corrección un tigre, que es el bicho que le gusta más a mi lechón por motivos que desconozco, así que me afano en dibujar tortugas, que es mucho más fácil, a ver si le hago aficionado y se olvida de los felinos....

    ResponderEliminar
  5. toda la razón, a mi hijo le flipan los animales y sus sonidos, le llevamos mucho al zoo que es lo más cercano a naturaleza que tenemos desde casa...

    ResponderEliminar
  6. Ains, la que me espera ...

    Besos prima , Arancha

    ResponderEliminar
  7. Hola soy nueva en esto, pero necesito desahogarme. Tengo dos niños, una de 4 y medido y otro de 15 meses y siento que mi matrimonio se hunde. Y eso que todo funcionaba superbien cuando no teníamos hijos, creo que incluso funcionaba hasta cuando sólo teníamos uno.
    Queremos llegar a demasiados sitios a la vez! Se pasa con el tiempo! Necesito saber que hay luz al final del túnel

    ResponderEliminar
  8. Lo mejor es taparte la nariz y seguir para adelante, siempre decimos que el segundo hijo no multiplica el trabajo sino que lo quintuplica. Ya no es fácil dejarlos con la abuela/tía/prima, sino que necesitas ayuda adiccional si puedes contratarla. Para llevarte mejor con tu pareja es mejor no esperar nada, me explico porque sé que dificil entenderlo y hacerlo: Si tienes que pasar la tarde entera con ellos tú sola porque él trabaja o se ha ido al gimnasio, no te sirve de nada pelear con él cuando vuelve, respira, respira, respira... y haz un plan a largo plazo. Por lo menos una tarde para tí y relajaté que no somos perfectas. No intenté abarcar más de lo que puedas, sonríe y mira a tus niños que algñun día te dirán como a mí el pequeño: "¡Qué guapa te pones mamá para irte a dormir!! Pareces una princesa" y te desarma, y entiendes que algo bien estás haciendo.

    ResponderEliminar

Compártelo