martes, 22 de diciembre de 2009

¡Feliz Navidad!

El sábado pasado -después de una noche en blanco y una discusión entre los dos niños que terminó con todo el colacao y cereales por las paredes y suelo de la cocina- sufrí un ataque agudo de"nosoportomasaestasfierasdaríaunbrazoypartedelotroporlibrarmedeellosunratoaunquefueramediahora". No os digo más que le dije al padre de las criaturas, que se iba de voluntario a atender un puesto en el mercadillo de navidad del cole, que probara a poner un cartel de "Se venden. Tres por el precio de dos" a los tres niños, bien peinados y vestidos con la ropa de ir a ver a los abuelos en navidad, a ver si colaba. Pero no lo hice, que hay gente con muy poco sentido del humor y a lo mejor me metía en lío, que por cosas menores se ha retirado alguna custodia. Y pensaba yo explayarme ahora en este post en las tentaciones de abandonar a los hijos que fugazmente se nos pasan a las madres (a algunas, que también hay otras que nunca han pensado esas cosas tan atroces) por la cabeza en momentos de crisis. Pero tengo que reconocer que el espíritu navideño se ha adueñado por completo de mí, sobre todo después de llevar ayer a los niños al cole haciendo bolas de nieve por la calle, y oyendo cómo el pequeño cantaba a grito pelado "Navidad, Navidad, es Blaaaaaaanca Navidad". , desde que salió de casa y pisó la nieve por primera vez hasta que entró a su clase, Y ahora estoy ya deseando pasarme todas las vacaciones haciendo galletas de navidad con los enanos. Y pintando postales de felicitación, con mucho algodón blanco y, sobre todo, con mucha muchísima purpurina de colores, de esa en polvo que se pega por todas partes y no hay manera de limpiarla. Y viendo videos de papa Noel, y luego mirando en un mapa la ruta que tiene que seguir para llegar desde Finlandia hasta nuestra casa. Y pasando a limpio la carta de los Reyes Magos, en la que el mayor ha escrito con mucho juicio "mi hermano y yo nos portamos a veces bien y a veces mal".
Pues eso, que paseis todos unas Feliciiiiiiisimas Navidades!

2 comentarios:

  1. Nosotros "solo" tenemos a dos: una fiera de cuatro años y medio y un bodoque de 19 meses... pero esos momento de "no puedo mas" me suenan.Sólo te digo que este año en vacaciones a mi se me ocurrio la felíz idea de decir a todo aquel que me quisiera escuchar que vendia dos al precio de una , y que ademas, gratificaba....

    Lo mejor de todo es que a la mayor le hizo gracia la broma y se pasó todas las vacaciones diciendo a la gente: "mi mama me vende y da un regalo a quien me lleve....."

    Besos y una Felices Fiestas...

    ResponderEliminar
  2. Y cuando estás que no puedes más, que daría lo que fuera por una tarde de peluquería y relax y llega uno de ellos y te dice "eres la mejor madre del mundo"... ¡Qué cruel es la vida!!!

    ResponderEliminar

Compártelo